CambioDigital-OL

0

10 lecciones que aprendimos de los virus del pasado

TMMUn museo muy especial ha abierto sus puertas. Es virtual, eso sí. La galería está en la Red y sus obras no son cuadros, ni esculturas ni reliquias artesanas de la historia: son piezas de malware que en los años ochenta y noventa atacaron al predecesor de Windows, el viejo (¿y querido?) sistema operativo MS-DOS.

La colección está en las páginas de Internet Archive, la mayor biblioteca del pasado de la world wide web (WWW), y permite viajar en el tiempo a una época en la que los virus todavía daban sus primeros pasos. Mirar al ayer sirve, también en seguridad informática, para sacar conclusiones y aprender algunas cosas útiles que podemos aplicar en el presente.

Antes de comenzar la visita, un mensaje tranquilizador: el malware de este museo ha sido desactivado por expertos y ya no puede causarle daño a tus equipos. Disfruta del recorrido sin preocupaciones.

Los virus existen desde hace mucho…
Parece una obviedad, pero los más jóvenes olvidan a menudo cuánto tiempo llevan entre nosotros las innovaciones tecnológicas y, sobre todo, los riesgos y amenazas asociados. El malware infecta los computadores personales desde hace treinta años, cuando unos hermanos paquistaníes desarrollaron el pionero Brain para MS-DOS. Eso sí, el objetivo por aquel entonces era otro.

… pero el negocio turbio es más reciente
Las mafias del cibercrimen que hoy se lucran robando tus datos personales o secuestrando tu máquina para que pagues un rescate no existían en aquella época. Los creadores de los virus eran más bien jóvenes inquietos que lo hacían por ‘hobby’ o por diversión, sin buscar un rédito económico.

El malware no era tan malo…
Precisamente porque no solía haber dinero de por medio. Al no buscar una ganancia con sus creaciones, sino más bien fama o satisfacción personal, los virus resultaban menos nocivos para sus desafortunadas víctimas. Eso no quiere decir, por supuesto, que sus obras fueran inofensivas.

… aunque sí tremendamente destructivo
De hecho, gran parte de los programas maliciosos de los años ochenta y noventa que podemos encontrar en el Malware Museum dejaban la máquina infectada completamente inservible. Borraban el disco duro, fijaban una pantalla de la que no era posible salir, hacían que trabajar fuera un suplicio… Aunque fueran más inocentes en sus fines, sus medios eran poco comedidos.

Antes era más fácil saber que estabas infectado
Ahora el principal objetivo de un atacante es pasar desapercibido. Para los cibercriminales del presente es un éxito que no te enteres de que un ‘malware’ se ha colado en tu equipo, pero los de antaño hacían lo posible por llamar la atención. Colores estridentes, animaciones alocadas, sonidos alarmantes… Si eras la víctima, era imposible no saberlo. Ahora tienes que andar con más cuidado.

Los hackers tenían mucho arte…
En ese afán por destacar, muchos desarrolladores de malware de finales del siglo XX usaban su vena creativa para adornar sus creaciones. De hecho, muchos de los virus que podemos encontrar en el museo, desprovistos de su efecto dañino, podrían pasar perfectamente por salvapantallas.

… y sentido del humor
Al fin y al cabo, se lo tomaban como un juego. A veces de la forma más literal. Uno de los programas más curiosos de la muestra convertía los equipos de sus víctimas en un casino. El desdichado propietario de la máquina tenía cinco intentos para recuperar la información de su disco duro al más puro estilo de las tragamonedas. Todo dependía del azar. Si la suerte no estaba de su lado, le tocaba visita al servicio técnico.

Los virus eran una forma de activismo
Algunos desarrolladores de malware empleaban sus obras para defender causas más o menos justas en lo que podría considerarse un precedente mucho menos sofisticado del actual ‘hacktivismo’. En las vitrinas virtuales de este museo encontramos, entre otras cosas, alegatos por un mundo más justo (casi loable, si no fuera porque se trata de un virus) o por la legalización de la marihuana. Hay incluso ejemplos de pura exaltación patriótica.

Las películas famosas, un filón
Si hay algo que no ha cambiado ni lo hará por muchos años que pasen es el viejo truco de aprovechar acontecimientos de gran repercusión (como el estreno de una película famosa) para conseguir que un gran número de potenciales víctimas descarguen un malware sin saberlo. Recientemente, los cibercriminales han sacado partido del estreno de ‘Star Wars: el despertar de la Fuerza’, pero ya en los años ochenta y noventa había virus que hacían referencia a la famosa saga intergaláctica. También en el museo encontramos un programa malicioso que rinde homenaje, a su particular y poco edificante manera, a El señor de los anillos‘.

La lección más importante: un antivirus siempre ha sido necesario
Y siempre lo será. Mientras haya virus, los usuarios solo podrán estar tranquilos si una buena solución de seguridad les cubre las espaldas. Paradójicamente, uno de los malware que podemos ver en la colección de Internet Archive se encarga de recordárnoslo. Ya se sabe: casi todas las lecciones que debemos aplicar en el presente están en el pasado. Solo hay que saber buscarlas.

Fuente: Nota de Prensa Panda Security

——-

Sobre Panda Security
Fundada en 1990, Panda Security es la empresa líder a nivel mundial en soluciones de seguridad basadas en la nube. Con sede en España, la compañía cuenta con presencia directa en más de 80 países, productos traducidos a más de 23 idiomas y millones de clientes en todo el mundo. Su misión es simplificar la complejidad creando nuevas y mejores soluciones para salvaguardar la vida digital de sus usuarios. Como parte de su política de Responsabilidad Social Corporativa, Panda Security colabora con el Proyecto Stella para promover la inserción social y laboral de personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales. Para más información, visite http://www.pandasecurity.com/.

Ordenado por: Malware Tags: ,

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 2018 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB