CambioDigital-OL

0

Alexa for Business: Qué hace, cómo usarlo

AmazonAlexa_AssistantLas interacciones de voz con los asistentes de IA -Inteligencia Artificial- se están convirtiendo en un lugar común en casa. Con Alexa for Business, Amazon espera hacer lo mismo en la oficina.

“Al igual que Alexa está facilitando las experiencias hogareñas inteligentes, lo mismo es posible en el lugar de trabajo con controles de voz”, señala Collin Davis, gerente general de Amazon para Alexa for Business.

Lanzado en noviembre del 2017, Alexa for Business es un servicio administrado con tres componentes principales: un conjunto de herramientas de administración, APIs para integrarse con aplicaciones de TI existentes e infraestructura, y los dispositivos Echo en sí mismos. Es entregado por la división de computación en la nube de Amazon, Amazon Web Services (AWS), que vende a grandes clientes corporativos.

El objetivo de Amazon es facilitar a las empresas implementar y operar Alexa en el lugar de trabajo. La configuración y operación de dispositivos en una organización presenta un desafío diferente y más complejo que la configuración de múltiples dispositivos en el hogar, anota Davis. “Si bien la aplicación móvil Alexa funciona muy bien para configurar en casa o para uso personal, hay muchas más cosas que una empresa necesita”, señala el ejecutivo.

Los perfiles específicos del dispositivo o sala se pueden crear con configuraciones comunes que solo se deben configurar una vez y que son “fáciles de escalar”.

“Alexa for Business es un concepto interesante”, anota Werner Goertz, director de investigación de Gartner. “Todavía hay cosas por completar. Pero una vez que esté completo, creo que es una excelente plataforma que brinda interacciones de voz a la empresa”.

Cómo usar Alexa for Business
Hay dos maneras principales en las que el personal utilizará Alexa: como un dispositivo compartido con el que múltiples empleados pueden interactuar, en lugares tales como salas de conferencias, vestíbulos y cocinas; y como asistente personal para tareas de productividad individuales.

“Nuestra visión es habilitar un mundo en el que Alexa esté siempre disponible a medida que avanza a lo largo de su día para ser más productivo”, comenta Davis. Esa visión, como es lógico, comienza con el hogar, añade, donde una persona podría preguntarle a Alexa cuál es su agenda para el día. A partir de ahí, pueden establecer una reunión con un colega, por ejemplo.

En el camino a la oficina en auto, Alexa pronto estará más ampliamente disponible. Los fabricantes de automóviles han presentado planes para agregar la funcionalidad a algunos de sus vehículos en los próximos años. Eso permitirá a los viajeros a seguir usando Alexa para tareas relacionadas con el trabajo mientras luchan contra el tráfico. (¿Atrapado en un embotellamiento de tráfico y llegando tarde? Simplemente haga que Alexa notifique a sus colegas y reprograme cualquier reunión).

En la oficina, Alexa encaja perfectamente como asistente de sala de reuniones que permite a los empleados iniciar conferencias de audio con comandos de voz. “Imagine entrar a una sala de conferencias para iniciar una reunión con participantes remotos y no tener que lidiar con líneas puente, códigos de acceso ni programas de presentación web”, comenta JP Gownder, vicepresidente y analista principal de Forrester.

“Simplemente diga, ‘Alexa, comience la reunión’, y todas esas cosas se abren, ahorrando minutos al comienzo de muchas o la mayoría de las reuniones que se dan hoy”, añade.

Alexa for Business usa información sobre los dispositivos de una organización, cuentas de usuario y habilidades habilitadas para manejar las solicitudes.

Alexa for Business usa información sobre los dispositivos de una organización, cuentas de usuario y habilidades habilitadas para manejar las solicitudes.

También hay aplicaciones de oficina inteligente más amplias. Los miembros del personal pueden solicitar indicaciones sobre los espacios de oficinas para ubicar las salas de reuniones, por ejemplo, informar un problema tecnológico o solicitar nuevos suministros de equipos. “Alexa puede ayudarlo a simplificar tareas simples y ayudarle a controlar su entorno de trabajo haciendo cosas como encender y apagar las luces, iniciar una reunión, reportar problemas a TI, y mucho más”, anota Davis.

Las empresas pueden acceder a decenas de miles de habilidades de Alexa ya disponibles, o desarrollar sus propias habilidades, que pueden hacerse públicas o mantenerse para uso interno solamente.

Alexa también se puede utilizar como un asistente personal que permite a los usuarios consultar sus calendarios, administrar listas de tareas pendientes y establecer recordatorios. Los administradores pueden vincular los calendarios corporativos con Alexa for Business, integrándose con los calendarios de Office 365, Microsoft Exchange y Google G-Suite.

En mayo, Amazon facilitó a los usuarios comerciales la gestión de los horarios personales a través de los comandos de voz de Alexa, y agregó la posibilidad de cambiar citas y programar reuniones en función de la disponibilidad de los participantes.

En el futuro, es posible que Alexa pueda mover las reuniones en nombre del usuario porque sabe que una tarea o tema es más importante que otra, según Davis. “El objetivo es que Alexa se convierta en un asistente inteligente siempre disponible para ayudarle durante todo el día donde sea que esté”, señala.

Las habilidades de Alexa que utilizarán las empresas
Ya hay una gran cantidad de habilidades de Alexa disponibles para los usuarios: 40 mil, según Amazon, de 25 mil en diciembre, y muchas están enfocadas hacia la productividad en el lugar de trabajo.

Aquí hay una muestra de los que serían útiles en la oficina:

  • El Astrobot, la habilidad que lee los correos electrónicos de las cuentas de Gmail u Office365, y permite que los usuarios pospongan, eliminen, archiven y respondan con 10 respuestas enlatadas.
  • Ticket Nowpermite a los usuarios crear y gestionar tickets en la herramienta de gestión de servicios de TI ServiceNow. Una vez que se crea el ticket, puede agregar y revisar comentarios e informar infracciones de SLA hablando con Alexa.
  • La habilidad de Metricas de vozlee datos comerciales y KPI de aplicaciones como Google Sheets y Slack.
  • Y para los profesionales de TI que administran la infraestructura en la nube, la habilidad de Voice Dashboard, que se enlaza con una cuenta de AWS y proporciona actualizaciones sobre la información, como la asignación de recursos.

Desde el lanzamiento de Alexa for Business, numerosos proveedores de tecnología han creado sus propias habilidades para respaldar sus productos. Salesforce ha desarrollado una habilidad que le permite acceder a sus análisis de Einstein a través de Alexa y una habilidad Tact que lee los datos de Salesforce. Finalmente, la habilidad de Concur que permite a los clientes encontrar los detalles del itinerario para los próximos planes de viaje.

La competencia de Alexa: Cortana, Google Assistant, Siri y otros
Desde la perspectiva de las ventas al consumidor, Echo de Amazon está superando rápidamente a la competencia. Según un informe de Slice Intelligence, Amazon representó el 72% de las ventas de altavoces asistentes de IA entre enero y marzo de este año, incluso cuando Apple estaba lanzando su altavoz HomePod, que usa Siri para responder a los comandos de voz.

Los asistentes virtuales activados por voz no están tan establecidos en el lugar de trabajo, sin embargo. “Alexa for Business hoy tiene un cierto nivel de ventaja de primer jugador”, señala Goertz.

En otras palabras, el éxito temprano de Amazon en el hogar le da una base sólida sobre la cual construir, ya que se dirige a la empresa. Los usuarios ya saben cómo usar Alexa en la casa, lo que significa que están preparados para seguir haciéndolo en la oficina.

Las firmas rivales están buscando el mismo mercado y están planeando movimientos similares. La competencia proviene de dos ángulos. Uno involucra proveedores de comunicaciones unificadas como Avaya o Cisco. Cisco, por ejemplo, ya ha presentado su Asistente de equipos Webex, anteriormente Cisco Spark Assistant, que se centra en la experiencia de la sala de reuniones.

Si bien esa función específica es un primer caso de uso principal para Alexa for Business, es como un asistente de inteligencia artificial de propósito general por el que Alexa probablemente atraerá la competencia de compañías como IBM, Microsoft y Google. “Especialmente en el caso de IBM y Microsoft, todos estos tipos realmente tienen fuertes conexiones empresariales y querrán aprovecharlas”, señala Goertz.

Microsoft ya tiene una fuerte presencia en la empresa con su asistente de voz Cortana. Apple también tiene su propia tecnología de voz, Siri, que será familiar para muchos usuarios empresariales.

Sin embargo, Vaishno Devi Srinivasan, analista de la industria de comunicaciones unificadas de Frost & Sullivan, anota que Amazon ya ha robado a sus competidores gracias al lanzamiento de Alexa for Business y la popularidad de sus parlantes Echo entre los consumidores.

Los fabricantes de PC también están empezando a construir Alexa en los dispositivos, ofreciendo otro punto de entrada potencial en el lugar de trabajo. “Amazon está bien posicionada para aprovechar la oportunidad en empresas muy por delante de Microsoft Cortana, Asistente de Google y Siri de Apple”, anota Srinivasan.

¿Cuánto cuesta Alexa for Business?
Alexa for Business es un servicio de “pago por uso” que se cobra mensualmente, con una duración de contrato fijo.

Las empresas pagan siete dólares mensuales por cada dispositivo compartido que utilizan, y otros tres dólares por mes por cada usuario inscrito.

Los dispositivos compartidos son accesibles por cualquier persona con acceso físico al dispositivo y no están vinculados a un usuario específico. Cada dispositivo, como Dot o Echo, se administra a través de la consola Alexa for Business.

Los usuarios inscritos pueden unirse a su cuenta personal de Alexa con Alexa for Business, lo que significa que tendrán acceso a las mismas habilidades que usan en su hogar, junto con las habilidades privadas desarrolladas por la empresa. Los usuarios inscritos pueden acceder y usar una cantidad ilimitada de dispositivos compartidos.

También hay que tener en cuenta el costo del hardware de Alexa; en el sitio web de Amazon, la segunda generación de Echo Dot cuesta 49,99 dólares; la segunda generación de Echo Plus se vende por 99,99 dólares; y el Echo Plus cuesta 149,99 dólares.

Alexa for Business también admite Amazon Echo Spot (129,99 dólares) y Echo Show (229,99 dólares). Ambos dispositivos cuentan con pantallas de video y están dirigidos al uso individual en el escritorio de una persona, y no como un dispositivo compartido.

Un kit de inicio de Alexa for Business (con un precio de 709,93 dólares) incluye tres dispositivos Echo, dos Echo Dots y dos Programas de Echo. Las grandes empresas que adquieran más de 250 dispositivos pueden ponerse en contacto directamente con Amazon para obtener precios masivos.

El costo de Alexa for Business también incluye comprar el hardware necesario.

El costo de Alexa for Business también incluye comprar el hardware necesario.

Preocupaciones de seguridad con asistentes virtuales

La privacidad y seguridad de los datos ha sido una preocupación para los usuarios domésticos de Alexa. Esto fue recientemente resaltado por los informes de un hablante de Alexa que registraba una conversación entre un esposo y su esposa, y la enviaba a sus contactos sin permiso. (Amazon ofreció una explicación, alegando que el incidente fue una ocurrencia “extremadamente rara”).

Sin embargo, ese tipo de preocupaciones no será diferente cuando se use Alexa en la empresa. “Esa es la preocupación número uno: privacidad y seguridad, especialmente cuando se accede a Alexa a través de dispositivos de comunicación de voz de campo lejano como Amazon Echo”, señala Goertz. El mismo problema, por supuesto, se aplicará por igual a otras compañías que venden asistentes de voz para empresas, añade.

Uno de los problemas es que los datos de conversación viajarán a la nube, en este caso los servidores de Amazon Web Service, donde la palabra hablada se convierte en texto, factor que las empresas tendrán que considerar antes de implementar los dispositivos Echo en sus instalaciones. Es un problema particular para aquellos en industrias fuertemente reguladas, como la salud, anota Goertz, donde la privacidad es importante (y está regulada), o entornos legales, donde las relaciones cliente-abogado están sujetas a estrictas reglas de privacidad.

“Así que todavía tenemos que discutir y superar las preocupaciones sobre la privacidad como una barrera principal para la adopción de servicios como Alexa for Business”, indica Goertz.

“A medida que Alexa [el dispositivo] tendría que capturar toda la discusión, interpretar para predecir mejor y generar una respuesta más contextual, las empresas pueden estar preocupadas por compartir datos en la nube”, añade Srinivasan. “En particular, con la llegada del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés), los servicios impulsados por inteligencia artificial encontrarían esto como el mayor obstáculo para la penetración a gran escala”.

Davis dijo que la privacidad de los datos ha sido fundamental para el desarrollo de Alexa for Business desde el comienzo. “La privacidad no se puede atornillar como la última característica que pondría en esto”, anota.

Señala la historia de AWS de trabajar con grandes clientes para procesar volúmenes significativos de datos comerciales. “En AWS, la confianza del cliente es de suma importancia para nuestro éxito continuo. Obtener la privacidad adecuada requiere una atención especial, pero nuestro enfoque en el cliente hace que sea más fácil tomar buenas decisiones”.

La privacidad debe considerarse como una serie de capas, en oposición a una única solución para cada cliente, añade. Con esto en mente, todos los dispositivos Echo de Amazon contienen “múltiples capas de seguridad”. Incluyen:

  • Un botón de encendido/apagado que desconecta físicamente el micrófono y lo hace “muy fácil de controlar para los clientes” cuando los dispositivos están encendidos y esperando la palabra clave “Alexa”.
  • Detección de palabras clave en el dispositivo que no enviará ningún audio a la nube hasta que detecte a un cliente que hable la palabra clave.
  • Una luz azul que indica que el audio se transmite a la nube de Amazon.
Puede silenciar el micrófono de Alexa tocando el botón superior como en un Echo.

Puede silenciar el micrófono de Alexa tocando el botón superior como en un Echo.

Davis agregó que las grabaciones de voz de los dispositivos compartidos administrados por Alexa for Business se pueden eliminar en cualquier momento usando la consola de administración de Alexa for Business.

Los empleados que han inscrito sus cuentas personales también pueden ver y eliminar grabaciones de voz individuales a través del acompañante Alexa. Pero los administradores de TI no pueden acceder a las grabaciones de voz asociadas con los dispositivos personales de los empleados, señala.

Se puede encontrar información más detallada sobre las características de privacidad y seguridad de los datos en la página de preguntas frecuentes de Alexa for Business.

Cómo los CIOs ven a los asistentes virtuales personales como Alexa
Desde el lanzamiento de Alexa for Business, los principales líderes de TI han expresado interés en las posibilidades de los asistentes virtuales activados por voz junto con cualquier posible problema de privacidad de datos.

“Consideramos que los asistentes virtuales son inevitables en el lugar de trabajo”, señala Joel Jacobs, vicepresidente, CIO y CSO de MITRE Corporation en Bedford, Mass. “La experiencia hogareña establecerá la expectativa de interacción de voz, consulta y control de otros dispositivos IoT. Creo que pronto la gente esperará que, si pueden tener estas capacidades en casa, ¿por qué no la oficina?”.

“Los asistentes inteligentes ya han demostrado que pueden ser de gran utilidad hoy y veo potencial para un mayor uso mañana”, añade Jim Rinaldi, CIO y director de TI en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

También dijo que las interfaces de voz pueden ahorrar tiempo en comparación con las entradas de teclado y permitir la multitarea de una manera más conveniente. “Me imagino tener asistentes inteligentes que accedan a los diversos paneles de control que tengo para responder preguntas, en lugar de tener que acceder al tablero cada vez que necesito información”.

Tom Cullen, CIO en Driscoll’s, el proveedor de bayas frescas de 3,5 mil millones de dólares, imaginó un dispositivo tipo Alexa que manejaría las solicitudes de autoservicio del usuario, en lugar de registrar un boleto tradicional de soporte técnico para cuestiones tales como cambios de contraseña, o ser utilizado para habilitar un flujo de trabajo típicamente dependiente de otro miembro del personal.

Los asistentes virtuales también podrían ser “apalancados para solicitudes de soporte de aplicaciones más útiles que una respuesta rápida o una dirección sobre dónde ir para obtener más información”, señala.

Tom Anfuso, vicepresidente senior y CIO de National Life Group, dijo que la compañía, con sede en Montpelier, Vt., creó el prototipo de una habilidad simple de prueba de concepto de Alexa para sus agentes de seguros el año pasado. “Probablemente seguiremos trabajando con Alexa en el contexto de nuestro programa de I+D de innovación este año”, añade.

Aunque no hay un plan firme en este momento para ir más allá del concepto, Anfuso dijo que National Life Group es “generalmente optimista sobre el creciente ecosistema de Alexa”.

Sin embargo, todavía hay desafíos por superar. “El principal inconveniente [para los asistentes virtuales] es la seguridad”, señala el ejecutivo.

“La razón por la que no tengo uno en mi casa es que siempre está escuchando y no se sabe a dónde van todos los datos y qué se está haciendo con ellos”, añade.

¿Cómo evolucionará Alexa for Business?
Debido a que todavía son los primeros días para los asistentes virtuales en la oficina, hay ciertas áreas donde Alexa para empresas sigue siendo “subdesarrollado”, señala Goertz. Una es la autenticación biométrica para identificar a un hablante. “En la empresa, esto será muy útil, porque la autenticación biométrica podría asignar derechos de uso o derechos de acceso a ciertos tipos de datos, en función de quién sea el hablante”.

Otro es el potencial para la integración total en los flujos de trabajo de la empresa y las aplicaciones comerciales. “Las empresas invierten mucho dinero en IaaS: identidad como infraestructura como servicio, por sus siglas en inglés. Si Alexa for Business pudiera aprovechar eso, sería muy útil porque entonces Alexa podría asignar datos específicos de la empresa, activos empresariales específicos al hablante específico”.

Entre las posibilidades se incluyen los derechos de acceso a la base de datos de Oracle o la integración de SAP, por ejemplo, que aún se está trabajando y “no completamente desarrollado”, señala.

Davis anota que la integración con aplicaciones empresariales es en gran medida un área de interés, con más por venir pronto de parte de Amazon en ese frente. “La próxima generación de sistemas y aplicaciones corporativas se construirá utilizando interfaces conversacionales, y recién estamos empezando con clientes que usan Alexa for Business en su lugar de trabajo”, finaliza.

Matthew Finnegan, Computerworld.com

Ordenado por: De interés y curiosidades Tags: ,

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 2018 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB