CambioDigital-OL

0

Bioingeniería avanzada, o cómo una impresora 3D imprime fémures de pequeño tamaño y arterias

bioingenieriaUn equipo de bioingenieros de la Universidad Carnegie Mellon en Estados Unidos, entre los que se encuentra Adam Feinberg, ha impreso pequeños fémures y arterias coronarias gracias a una impresora 3D y a un software de impresión de tejido que rondan los 400 dólares de precio.

Ya hemos oído hablar con anterioridad de órganos fabricados con impresoras 3D. Algo que sigue pareciéndonos una auténtica revolución en el mundo de la medicina, cuyas expectativas en relación con este tipo de impresoras son realmente sorprendentes.

Asimismo, un grupo de bioingenieros, trabajando en distintas universidades de Estados Unidos como las prestigiosas Harvard, Brown University y la Universidad de Florida, ha conseguido ya imprimir tejidos complejos, utilizando una impresora 3D.

Ahora, además, queremos hacernos eco de nuevo de una noticia que llega desde la Universidad americana Carnegie Mellon, donde se ha informado de que un grupo de bioingenieros de esta institución, entre los que se encuentra Adam Feinberg, ha logrado un nuevo hito más espectacular aún si cabe: imprimir con éxito fémures de pequeño tamaño, además de vasos sanguíneos, concretamente arterias.

En el caso de las arterias coronarias, el proceso ha sido el siguiente: éstas se han impreso sobre un gel base. Posteriormente se ha sumergido el resultado en una solución a la temperatura del cuerpo, logrando así que este gel se derritiera, para poder separar la arteria impresa en 3D. Una vez separada la arteria, se han hecho pruebas con líquidos para comprobar que, efectivamente, éstos pueden viajar a través de ellas como lo haría la sangre.

Adam Feinberg apuntaba: “Hemos sido capaces de tomar imágenes por resonancia magnética de las arterias coronarias e imágenes 3D de corazones embrionarios y reproducirlas en tres dimensiones con una resolución y calidad impresionante, desde los mismos materiales biológicos como colágenos, alguinatos y fibras”.

Algo también muy llamativo de esta investigación es que, según informan desde la citada Universidad Carnegie Mellon, la impresora 3D y el software de impresión de tejidos utilizados en esas pruebas, tienen un coste de 400 dólares americanos. Cantidad que parece realmente insignificante en comparación con lo que podría suponer para el avance de ciertos procesos médicos y para el acceso de otros investigadores a esta tecnología, más aún sabiendo los elevados costes actuales de las impresoras médicas.

IDG

Ordenado por: Nuevas Tecnologías Tags: 

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 2018 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB