0

Cuál podría ser el futuro de Amazon en la colaboración empresarial

Colaboracion_globalDurante décadas, Microsoft ha poseído la convergencia de la colaboración, la productividad y comunicación. Sin embargo, cuando estos servicios se trasladaron a la nube, se abrió camino para una mayor competencia y flexibilidad respecto a la manera en que las organizaciones implementan aplicaciones para su fuerza de trabajo. A través de G Suite, Google ha ampliado sus recursos y refinado su familia de aplicaciones para la empresa. Sin embargo, el mercado está lejos de ser bloqueado, y los analistas ven, por lo menos, algo de espacio para que nuevos jugadores surjan y desafíen a Google y Microsoft.

¿Amazon podría ser el enigma de la colaboración empresarial? La compañía se encuentra en una posición dominante en cuanto a la infraestructura basada en la nube; pero sus movimientos en el mercado de aplicaciones, aunque reservados, todavía no han tenido un impacto similar. ¿Qué pasaría si decide enfocarse en el mercado de la colaboración?

La evaluación del impacto potencial de Amazon
“[Amazon] podría tener un impacto si se toma las cosas en serio, pero no he visto muchas señales de que eso suceda”, señala Jeffrey Mann, vicepresidente de investigación en Gartner. “WorkMail y WorkDocs han existido durante un par de años sin nada realmente convincente, y muy poca acogida. Chime es una adición más reciente, pero todavía están bastante lejos de tener una suite completa o lo suficiente como para que sus ofertas destaquen”.

Amazon alterará cualquier espacio en el que decida entrar, pero es improbable que se enfrente con Office 365 de Microsoft o G Suite de Google, según Raúl Castanon-Martínez, analista senior de 451 Research. “Las líneas entre las comunicaciones empresariales y la colaboración y productividad empresarial se difuminan -y su convergencia define un nuevo segmento, que algunos vendedores llaman ‘comunicaciones colaborativas’ o ‘comunicaciones de flujo de trabajo’”, añade. “Amazon, Google y Microsoft están abarcando el mercado desde diferentes ángulos. Google y Microsoft son competidores fuertes cuando se trata de herramientas de productividad, mientras que Amazon se enfoca en comunicaciones empresariales y reuniones de equipo. Los tres se superponen cuando se trata de la colaboración”, indica.

Jan Dawson, analista jefe de Jackdaw, señala que Amazon ha sido inteligente al decidir enfocarse en áreas que están siendo desatendidas en el mercado. Chime, por ejemplo, está “mucho menos cargado de características que algunas de las alternativas, pero realiza las funciones clave de una solución de conferencia web mucho mejor que la competencia, especialmente WebEx”, anota. La conferencia web es más fácil de destituir que una suite de productividad tan completa como Office 365 o G Suite, agrega. “Creo que Amazon sufriría si quisiera enfrentarse a Microsoft y Google en el espacio de productividad central, y es mejor que siga mordisqueando los bordes, en las áreas donde esas empresas son débiles”.

Amazon enfrentaría retos frente a Microsoft y Google
Si Amazon decide empaquetar un conjunto de servicios para competir con Microsoft y Google, se enfrentaría a desafíos significativos, y pondría un foco en cada pieza faltante de su cartera de aplicaciones. “El reto está en cuánto van a ser capaces de ofrecer para diferenciarse, y cuánto van a ser capaces de ofrecer para, por lo menos, cumplir con la barra mínima de lo que la gente espera en las carteras de comunicación y colaboración”, señala TJ Keitt, analista senior de Forrester.

“La oficina de la nube empresarial ha sido un mercado muy difícil de descifrar”, señala Mann. “Grandes empresas como Novell, Oracle, Cisco e IBM han fracasado. Apple se ha mantenido alejado. Puedo entender por qué se reservan”.

Amazon también sería un entrante tardío sin una oferta atractiva, según Mann. Además, la compañía tendría que lidiar sin un ecosistema para extender o apoyar su sistema, y sin conciencia de que Amazon está en el mercado, añade. “Este es un mercado impulsado por el volumen. Sin millones de asientos, será difícil competir”.

El poder inherente de la incumbencia, particularmente de proveedores arraigados como Microsoft, sería el mayor desafío de Amazon, según Dawson. “La dependencia de las empresas en la suite de Office y los servicios de backend asociados como Exchange, son enormes obstáculos cuando se habla de cambiar; algo que Google ha descubierto a través de los años”, indica. “Lentamente, Google ha deteriorado parte de esa resistencia a lo largo del tiempo, y le ha ido particularmente bien entre las compañías más pequeñas con menos infraestructura heredada; pero sigue siendo una batalla cuesta arriba. Así que, para una empresa como Amazon, con muy pocos antecedentes en el software de productividad del usuario final, será un largo camino”.

AWS podría ser el comodín de Amazon
Por lo menos, Amazon tiene una herramienta poderosa, Amazon Web Services, que podría soportar la búsqueda de aplicaciones basadas en la nube para el trabajo por parte de la compañía; pero los analistas no creen que la infraestructura subyacente sea suficiente de manera individual para superar áreas donde aún carece de competencias básicas. Si la estrategia de Amazon es posicionar a AWS como puerta de entrada a una gama de servicios, la empresa tendrá que apelar directamente a las necesidades de sus clientes existentes de AWS, y parece que muchas de estas necesidades ya están siendo satisfechas en otros lugares, según Keitt.

“Muchas organizaciones están conectadas con Amazon por AWS, y eso puede ayudar con las relaciones y la confianza; pero proporcionar software para el usuario final es muy diferente de proveer servicios en la nube para los departamentos de TI, y será una transición difícil para Amazon”, señala Dawson. “Sí, AWS respalda estos nuevos servicios y eso puede facilitar el trabajo de integración, pero está lejos de ser la faceta o tema más importante de una migración como ésta”.

Amazon se está moviendo lentamente hacia arriba, pero su fortaleza clave permanece en AWS y las sinergias creadas cuando las aplicaciones empresariales se ejecutan en la nube, según Castanon-Martínez. “Utilizar una herramienta de colaboración crítica en AWS tiene sentido dado su alcance global e infraestructura de comunicaciones extensa”, comenta. AWS también tiene una “reputación bien merecida en cuanto a fiabilidad y escalabilidad”, que será un beneficio clave para cualquier servicio que Amazon decida lanzar.

Áreas donde Amazon puede competir
Amazon aún tiene que empaquetar sus aplicaciones para los usuarios finales en una suite completa, pero la compañía ya está en el mercado con una gama de aplicaciones que incluyen WorkDocs, WorkMail, WorkSpaces, Chime, QuickSight y AppStream. “Hasta cierto punto la empresa ya está compitiendo, aunque es claro que su enfoque está en la colaboración de equipo y no tanto en la productividad personal”, indica Castanon-Martínez.

“Amazon normalmente compite en precio y escala, por lo que es algo que podemos esperar por defecto, pero el mercado está alejándose de la paridad de características”, añade. Amazon también podría aprovechar la innecesaria complejidad de Office 365 y G Suite con una cartera de productos que no se superpongan y creen confusión para los clientes. “Tanto Google como Microsoft necesitan racionalizar sus herramientas de colaboración empresarial, productividad y comunicaciones, mientras Amazon está empezando de cero”, indica Castanon-Martínez.

Mann señala que asesoraría a Amazon posicionar sus aplicaciones como una oferta oportunista con bajas expectativas. “Este es un mercado exigente con productos maduros, por lo que será difícil competir cara a cara”, afirma. “Potencialmente, Amazon podría competir en precio, si estuviera dispuesto a invertir cantidades masivas y sufrir pérdidas durante varios años antes de generar un volumen suficiente”.

Mientras que Microsoft y Google tienen puntos débiles en sus suites, no está claro cuáles son las capacidades que Amazon puede desarrollar para diferenciarse de estos servicios ampliamente utilizados, que se han vuelto estándar para muchas empresas. “Esa es la pregunta general y hasta el momento no han revelado nada. Lo mejor que puedo decir es que no han hecho demasiadas adquisiciones que den a entender que es un área en la que van a jugar”, indica Keitt.

“A menos que esté ofreciendo algo o haya descubierto una parte del mercado que busca algo diferente e inalcanzable por los jugadores existentes, va a ser difícil para su negocio alcanzar grandes metas”, anota. “En realidad, nunca se gana en los negocios tratando de competir con las fortalezas de otras personas”.

Matt Kapko, CIO.com

Ordenado por: Nube Tags: ,

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 6617 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB