CambioDigital-OL

0

¿Ha conseguido la humanidad superar el test de Turing sin darnos cuenta?

Turing¿Es un humano de 2018 más inteligente que un humano en 2015? Después de la demostración de la nueva versión del asistente de Google, los científicos hablan de las posibilidades de superar el Test de Turing

En 1950 Alan Turing propuso un test que se ha convertido en un hito tecnológico por alcanzar. Si la humanidad consigue el desarrollo tecnológico suficiente para superar el test, entenderemos que hemos desarrollado la Inteligencia Artificial hasta el punto suficiente para equipararlo a la inteligencia humana, a partir de ahí, la Inteligencia Artificial continuará su desarrollo imparable.

El test es muy importante porque no solo representará un triunfo más del estilo de los que se han conseguido en los juegos, sino que sería un hito para la humanidad.

– 1996, IBM. El supercomputador Deep Blue venció al vigente campeón mundial de Ajedrez Gary Kasparov. Esta fue la primera vez que una máquina venció a un campeón en ajedrez.
– 2011, IBM. El supercomputador cognitivo Watson gana una competencia de tres días contra dos campeones del juego Jeopardy. Este desafío incorporó lenguaje, lo que hacía el reto aún más complejo y solo posible para una Inteligencia Artificial.
– 2016, Google. El computador AlphaGo construido para jugar el juego Go con el uso de Inteligencia Artificial, derrotó al vigente campeón mundial Lee Sedol con un resultado de 4-1 en un tablero 19×19. Según Mark Zuckerberg (Facebook), el día que se consiguiera sería el hito más importante en la madurez de la Inteligencia Artificial.

Desde Deep Blue hasta AlphaGo pasaron tan solo 20 años, y en ese tiempo se desarrolló la Inteligencia Artificial con técnicas de Deep Learning lo que permitió no solo un gran avance, sino que en el caso de AlphaGo se le entrenó jugando contra sí mismo, solo se le dieron las reglas, pero no se le enseñó a juagar, sin estrategias, sin tácticas, sin aperturas… solo las reglas y aprender por su cuenta.

El test de Turing
El test que planteó Turing y que lleva su propio nombre, propone una prueba relativamente simpre, por medio de un juego de imitación (simulación de la inteligencia del ser humano), realizar preguntas y evaluar las respuestas recibidas de manera que quien conduce el interrogatorio no pueda distinguir si le responde un humano o una máquina.

Turing se planteaba dos incógnitas. ¿Pueden pensar las máquinas? ¿Puede una máquina demostrar un comportamiento inteligente?

Quizá ambas preguntas sean una sola en realidad, depende de las definiciones de “pensamiento” e “inteligencia”. El caso es que siempre las hemos relacionado a los humanos, alguna vez de forma muy básica a animales, pero nunca a máquinas, creaciones propias y no naturales. No obstante, si definimos los términos y los representamos en una lista de requerimientos a cumplir, un check list, probablemente podríamos marcarlos todos en referencia a una máquina como Deep Blue, Watson y AlphaGo. Para algunos expertos, sería posible con computadores básicos.

Por lo tanto, el test que formuló Alan Turing en el año 1950 en el ensayo titulado “Computing Machinary and Intelligence” (Computadores e Inteligencia), propone llevar el check list y someterlo a una prueba enfrentando la máquina contra la inteligencia de un humano.

El test se basa en que un “interrogador” proponga preguntas, y que tanto un humano como una máquina las respondan, sin que el interrogador sepa a quién pertenecen las respuestas. Todo por escrito para que la prueba no incluya emociones, acentos, y tonos; y quizá por las limitaciones del año 1950. El test se considerará superado si el interrogador, basado en las respuestas considera que la máquina es un humano.

La Singularidad y el Transhumanismo
¿Es un humano de 2018 más inteligente que un humano en 2015? Puede tratarse tanto de diferentes humanos, o de la versión de dicho humano tres años antes. Mi respuesta es sí, con el uso de la Inteligencia Artificial. Por supuesto para debatir la pregunta y la respuesta, es necesario una definición de inteligencia. La definición de inteligencia que me gusta es “la capacidad de resolver problemas”. Por lo tanto, somos capaces hoy de resolver problemas más complejos que hace tres años.

No se trata de la cantidad de información a la que se accede o puede acceder, o la velociad con la que se puede acceder a un dato, la inteligencia se basa en la capcidad para resolver problemas y en la complejidad de dichos problemas.

La Singularidad es un concepto que supone un antes y un después basado en la inteligencia artificial, cuando ésta supere a la inteligencia humana. Algo bastante unido al concepto de transhumanismo, donde entiende un humano mejorado, un pos homo sapiens sapiens. Debido a que el experimento no se ha planteado formalmente, sería una irresponsabilidad manifestar que la Singularidad ha ocurrido, pero yo creo que empezamos a ver la luz.

Siri y los asistentes cognitivos
Apple sorprendió a todos sus usuarios en el año 2011 con Siri, un asistente basado en Inteligencia Artificial, al cual incluso le dieron algún tipo de “personalidad”. El asistente es capaz de interpretar la voz y responder de la misma forma, buscando información, o realizando tareas como programar reuniones o cambiar un parámetro de la configuración.

La llegada de Siri recordó a películas como Odisea 2001 (2001: A Space Odissey), y el computador HAL (H+1, A+1, L+1 = IBM), donde los tripulantes de la nave se comunicaban con el computador central principalmente por voz, pero además donde dicho computador no solo estaba disponible para seguir órdenes, sino que podía tomar sus propias decisiones para proteger la misión.

Las otras versiones de asistentes son Cortana (Microsoft, 2014), Alexa (Amazon, 2014), y Google Assistant (Google, 2016). Todos apoyados en Inteligencia Artificial y sistemas neuronales que permiten aprender de cada pregunta y cada respuesta dada.

No obstante el desarrollo conseguido, al momento de interactuar con el asistente, no hay duda de que se trata de una máquina, y no un humano.

¿Se ha superado el Test de Turing?
En uno de sus encuentros, Kasparov pidió los registros y procedimientos usados por Deep Blue porque estaba convencido que en una jugada específica había intervención humana. Si en realidad Kasparov pensó que era un humano, y en la realidad había sido una máquina, entonces podría haber un indicio para superar el test, siempre que la comunidad científica (donde sea que esté) me permita la licencia de la variante del test. Evidentemente no se planteó como tal.

La respuesta a la pregunta es No. Para ser más precisos, la respuesta es “todavía no”.

Sin embargo, a principios de mayo de 2018, el CEO de Google presentó la nueva versión del Asistente de Google, con el nombre de google Duplex. En la demostración se le pide al asistente que agende hora en una peluquería, y el asistente lo hace llamando por teléfono.

A continuación tienes una de las demostraciones, recuerda que el tes se trata de las respuestas, y que inteligencia se define como “la capacidad para resolver problemas”. ¿Superaría el test de Turing? ¿Crees que el interlocutor sabía que era una máquina?

IDG.es

Ordenado por: De interés y curiosidades Tags: 

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 2018 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB