CambioDigital-OL

0

La brecha de datos de Uber es una advertencia para las organizaciones

uber_autonomous_vEl cibercrimen es un negocio en auge y lucrativo, cada vez más ayudado por las mismas herramientas tecnológicas utilizadas en muchos negocios importantes.

Pocas semanas se han sucedido en 2017 sin que los medios de comunicación informemos sobre la aparición de nuevas amenazas relacionadas con la ciberseguridad. Una de las últimas incorporaciones a la lista ha sido Uber, que en noviembre de 2017 admitió que la información personal de 57 millones de sus clientes se vio comprometida por la empresa durante más de 12 meses.

Si las empresas no estaban prestando atención al cyber, este último ataque debe ser una señal de advertencia para todas las organizaciones. Uber no es una compañía heredada que lucha con la tecnología; es una marca sinónimo de la era digital. El hecho de que se podría haber robado su información pone de relieve que todas las empresas se enfrentan a la misma amenaza, y que la continua amenaza de ciberseguridad no está siendo considerada por las organizaicones.

Nadie está sugiriendo que sea culpa de Uber ser objetivo de los piratas informáticos. Puede sucederle a cualquier compañía, de todos los tamaños, en todos los sectores; de hecho, el 90% de todas las compañías que cotizan en ASX han experimentado una brecha de algún tipo.

El cibercrimen es un negocio en auge y lucrativo, cada vez más ayudado por las mismas herramientas tecnológicas utilizadas en muchos negocios importantes.

Las infracciones de datos son una lección para todos
Esta es una nueva realidad de las empresas en la era digital. Y con este telón de fondo, dejar datos sin cifrar es un acto negligente. Queda por ver si esto se convierte en una realidad legal, pero ciertamente es el caso a los ojos de los clientes, como se ve por la reacción a la admisión de Uber.

Los consumidores cada vez hacen más preguntas sobre cómo las empresas protegen sus datos y si están haciendo lo suficiente. Es un acuerdo tácito; “Si le doy acceso a mi información personal, espero que usted se encargue de eso”.

La brecha de Uber es una prueba de que almacenar datos de forma segura no es suficiente: debe protegerse de una manera que la haga inutilizable incluso si un hacker puede encontrarla. El cifrado de información confidencial no debe ser negociable.

Es particularmente problemático para las empresas que no han dedicado tiempo a inventariar y priorizar sus datos, dejando vulnerabilidades críticas en el negocio. Esto es especialmente preocupante dado que las amenazas más importantes para la exposición de datos confidenciales o confidenciales son, por lejos, errores de los empleados, según el 80% de los encuestados.

Significa que ya no es el momento de la complacencia. Desde un punto de vista reputacional, financiero y de deber de cuidado, es importante que las empresas busquen superar, no solo cumplir, los estándares mínimos con un sólido sistema de encriptación de datos.

Como hemos visto en los últimos años, la responsabilidad debe situarse a nivel de dirección si las actitudes sobre la seguridad de los datos en los negocios van a cambiar. Uber no es la primera ni será la última empresa en experimentar un robo de información. Pero si las empresas quieren evitar ser las próximas en los titulares de prensa, ya no pueden quedarse sentadas y ver cómo se desarrolla la noticia. En cambio, necesitan aprender de sus errores.

IDG.es

Ordenado por: Servicios Tags: ,

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 6344 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB