CambioDigital-OL

0

MacBook Air: nuestro análisis de hace 10 años

macbook-air-1bEl diseño de un portátil siempre ha implicado la necesidad de tener que realizar ciertos compromisos. Los tomados por Apple hace ya mas de 10 años con el MacBook Air, confirman ahora que fueron de lo mas acertados y revolucionarios. Te explicamos su porqué.

El MacBook Air cumple ahora 10 años desde que fuese presentado por el mismisimo Steve Jobs, siendo por aquel entonces el portátil más ligero y delgado jamás creado por Apple. En muchos aspectos, la historia de este portátil es a su vez la historia de muchos compromisos que, en su conjunto, han hecho posible introducir todo un Mac en un paquete de 1,36 kg y que presenta una altura de 1,94 cm en su punto más grueso.

Su análisis 10 años atrás…
El aspecto del MacBook Air es un interesante híbrido entre los otros dos portátiles de Apple. Tiene la caja brillante de aluminio del MacBook Pro, así como el teclado retroiluminado que nunca antes había estado presente en uno de los portátiles de gama baja de Apple. (Sin embargo, el MacBook Air es de lejos más atractivo que el MacBook Pro, gracias a sus aristas curvas que le proporcionan ese aspecto a medio camino entre el MacBook Pro y el iPod nano.)

Sin embargo, en el resto el Air está más próximo al MacBook: en dos de sus tres dimensiones es prácticamente idéntico al MacBook, diferenciándose de este sólo en su grosor. (Y es una gran diferencia; el MacBook tiene un grosor de 2,7 cm, mientras que en el Air es de 1,94, con sólo 0,4 cm en el frontal.)

macbookair-small

Si exceptuamos la retroiluminación, el teclado del MacBook Air tiene el mismo diseño con teclas cuadradas que ya conocemos del MacBook; y su pantalla de 1.280 x 800 píxeles y 13,3 pulgadas es idéntica en tamaño a la que tenemos en el MacBook. Sin embargo, la pantalla del Air es notablemente diferente debido al tipo de iluminación empleada: un diodo emisor de luz (LED). La retroiluminación LED es extremadamente más brillante, pero lo que resulta más destacable es que consigue la máxima iluminación de forma inmediata. El MacBook, por otra parte, obtiene su máximo brillo gradualmente.

Como en el MacBook Pro, el MacBook Air también incorpora un pequeño sensor de iluminación que se encuentra ubicado tras una serie de microperforaciones justo a la izquierda de la cámara iSight, de modo que puede ajustar automáticamente el brillo de la pantalla y controlar la retroiluminación del teclado. (Si apagas las luces, la pantalla se oscurece con rapidez, al tiempo que se ilumina el teclado. Aquellos que prefieran controlar manualmente el brillo de su pantalla pueden desactivar esta característica en el panel de preferencias Pantallas.)

Independientemente de su reducido tamaño, el MacBook Air no parece frágil. No te recomiendo que pruebes a intentar partirlo con la rodilla; el teclado parece sólido, al igual que el resto de la mitad inferior del Air. He advertido un poco de flexión en la parte superior del portátil (la parte tras la pantalla), pero aun así el MacBook Air parece robusto. No hay forma de saber cómo se puede comportar este portátil en situaciones límite, pero ciertamente da la sensación de durabilidad.

Pequeño y ligero
Está claro que los ingenieros de Apple han seguido una serie de limitaciones de diseño específicas en el MacBook Air. Al retener las dimensiones del MacBook normal, el MacBook Air puede ofrecer un teclado completo y una generosa pantalla ancha. (Como antiguo usuario de un PowerBook G4 de 12 pulgadas, puedo atestiguar que las recientes decisiones tomadas por Apple en cuanto al diseño de las recientes interfaces de usuario, una gran cantidad de ventanas anchas con barras de herramientas, paletas y cajones, pueden hacer que el uso del Mac OS X sobre una pantalla pequeña pueda resultar una experiencia un tanto dolorosa.)

macbook-air-2017-wi-fi

Si tenemos en cuenta el teclado y la pantalla, entonces sólo hay dos formas de distinguir el MacBook Air de sus hermanos: el peso y el grosor.

Empecemos con el peso, dado que se trata de uno de los valores donde realmente destaca el MacBook Air. Con anterioridad a la salida del Air, el portátil más ligero de Apple era el MacBook con un peso de 2,27 kg, lo que significa una diferencia de más de un kilogramo con respecto al Air. De hecho, Apple nunca había anunciado un portátil por debajo de los 1,8 kg: los PowerBook 2400, PowerBook Duo series, e incluso el PowerBook de 12 pulgadas, tenían un peso entre los 1,8 y los 2,2 kg.

Si tu portátil pasa la mayor parte del tiempo sobre una mesa, entonces el peso no representa ningún problema. Si lo llevas contigo todo el tiempo, entonces el peso puede ser la característica más importante. El uso que hace la mayoría de la gente de su portátil se encuentra a medio camino, y dependiendo del número de kilómetros en tu cuenta de vuelo y de la fuerza y salud de tu brazo y espalda, el peso puede ser una cuestión más o menos importante para ti.

En mi caso, soy un hombre relativamente sano en la mitad de la treintena, el portátil es mi Mac principal tanto en casa como en el trabajo, y lo llevo sobre mi espalda aproximadamente unos 20 minutos cada día, desde y hacia el trabajo. Cuanto más ligera sea mi mochila, mejor. Descargar mi mochila en casi un kilo es algo que aligera notablemente mi carga. (Si tienes un MacBook Pro de 15 pulgadas y nunca has pensado que su peso sea un problema, entonces considéralo como una clara muestra de que el MacBook Air quizá no esté hecho para ti.)

Una razón por la que siempre he querido el PowerBook G4 de 12 pulgadas era porque cruzó una barrera de peso un tanto difícil de definir, una de la que nunca fui consciente hasta que empecé a utilizar un portátil que la cruzó. El PowerBook de 12 pulgadas era tan pequeño y ligero que llevar el portátil conmigo fue todo un cambio. En vez de cargar con un PowerBook de 15 pulgadas de un lugar a otro, podía sujetar el modelo de 12 pulgadas simplemente con una mano.

El MacBook Air lleva esa sensación de facilidad al extremo. Si bien no es tan sólido en mi mano en comparación con el PowerBook de 12 pulgadas (teniendo en cuenta el grosor adicional de este último), parece tan ligero y delgado como una carpeta con un par de revistas.

Esto nos lleva al grosor del MacBook Air. Este producto parece haber sido diseñado específicamente para ser tan delgado como fuese posible, con un ojo puesto en el reclamo publicitario de que el MacBook es “el portátil más delgado del mundo”. Y lo cierto es que nadie puede discutirlo. Incluso mi hija de seis años (no exactamente la más experta del mundo sobre portátiles), no puede resistir la tentación de decirme lo realmente “fino” que pensaba que era.

No se puede negar que la delgadez del MacBook Air es todo un impacto visual; pero no estoy muy convencido sobre la utilidad de dicha propiedad. Más allá que permitirle a Apple el poder declarar que el Air es actualmente el número uno en el diseño del portátil más delgado, parece como si el Air hubiese adelgazado en la dimensión menos importante. No obstante, no creo que esta delgadez adicional me permita obtener mucho espacio adicional cuando esté sentado en el asiento de un avión.

IDG.es

Ordenado por: PC/Servers Tags: ,

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 6167 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB