0

¿Puede Intel ganar en 5G?

datacenter2La batalla por los módems que impulsan los dispositivos móviles es intensa y no da señales de amainar al acercarnos siempre más al 5G. Pero el éxito para Intel  puede no tomar el camino tradicional.

Intel es un importante proveedor de módems 4G y 5G a los OEMs de teléfonos inteligentes de todo el mundo (incluyendo Apple), aunque actualmente la parte de Intel del mercado de módems es menos del 10 por ciento. Compite con un número de otros proveedores, especialmente Qualcomm que tiene la mayoría de los módems en smartphones de alto a medio nivel (la cuota de Qualcomm se estima en aproximadamente del 50 por ciento del mercado total), así como MediaTek y otros proveedores de Extremo Oriente.

A medida que se acerca la revolución 5G (se espera que los despliegues generalizados alcancen la masa crítica en 2020-2021) es importante observar quiénes serán los ganadores de los proveedores de chips. Aunque es competitivo, es probable que el mercado de módem siga siendo difícil para cualquiera que compita con Qualcomm, incluido Intel. Los chips de alto desempeño Snapdragon de Qualcomm son dominantes en el mercado medio-alto del mercado de teléfonos inteligentes. Y el hecho de que Qualcomm optimiza las  capacidades de sus módem con sus chips Snapdragon le da una ventaja competitiva. Pero eso no será suficiente para poder  ganar la supremacía en el suministro de chips para 5G.

No se trata sólo de teléfonos
La próxima actualización a la infraestructura 5G requerirá que los proveedores de redes inalámbricas gasten muy fuertemente en infraestructura de redes definidas por software (SDN) y virtualización de las funciónes de red (NFV). Y aquí, Intel es un claro ganador con su énfasis en su nueva plataforma de centro de datos Xeon Scalable afinada para redes, sus SSD 3D de alta velocidad XPoint y la próxima memoria Optane junto con mejoras internas de bus. Es probable que la mayoría de los operadores adquieran un número muy significativo de sistemas con alimentación Intel para ejecutar sus centros de datos y ofrecer una amplia gama de servicios a los clientes que no podrían llevarse a cabo con equipos de conmutación dedicados de estilo antiguo. Intel trabajará con todos los proveedores de infraestructura de carrier tradicionales (por ejemplo, Cisco, Siemens, Nokia) para ayudar a realizar esta transición, además de permitir soluciones personalizadas directamente con los principales operadores.

El poder de procesamiento de infraestructura será crítico
Todos los proveedores de redes 5G se convertirán en compañías de software que gestionan un gran número de servicios adaptados a clientes específicos en un entorno de centro de datos parecido a una nube en lugar de hardware de función dedicado montado en racks antiguos. Cada chip de centro de datos de alta calidad que alimenta uno de estos servidores probablemente represente ingresos equivalentes a cientos, sino miles de chips de módem instalados en teléfonos, ya que los chips de centro de datos de gama alta pueden vender entre 5.000 y 10.000 dólares cada uno. Y eso no incluye todas las matrices de almacenamiento masivo de SSD que se venderán junto con la CPU, que podrían rondar fácilmente las decenas de miles de dólares.

Es probable que la mayoría de los operadores de gran escala necesitarán miles de servidores que ejecuten sus redes, por lo que este es un enorme potencial para Intel y sus socios que negocien  en el segmento de telecomunicaciones. Intel tiene una larga historia de suministro de componentes a los principales proveedores de infraestructura de portales y una estrecha relación de trabajo directamente con la mayoría de los principales operadores. De hecho, AT & T ha anunciado que ha estado utilizando un nuevo sistema basado en Escalabilidad Intel Xeon en producción durante varios meses y que proporcionó una mejora del rendimiento del 30 por ciento sobre los sistemas antiguos con una reducción del 25 por ciento en el número de servidores necesarios por clúster, mejorando así el TCO global. Y esto ni siquiera contempla todos los nuevos servicios de seguridad, análisis de datos y funciones de gestión que ahora se pueden ofrecer “como un servicio” gracias a  estas nuevas plataformas y que nunca podrían haber sido ofrecidos por los proveedores de redes a sus clientes con generaciones anteriores de hardware con función dedicada. Esto será un argumento suficientemente convincente para aumentar los gastos en la actualización de la infraestructura de red a medida que se preparan para 5G.

En resumen: seguirá habiendo una batalla en el mercado de chips de módem para su colocación en los nuevos teléfonos que aprovecha las mejoras de red. Y la batalla de “especulación” sobre qué dispositivo es mejor que otro continuará. Es poco probable que Intel pueda destronar a los líderes actuales en el nicho de suplidores de módem, aunque si  es probable que aumente su cuota de mercado. Pero está cada vez más claro que una gran parte de los costos involucrados con las actualizaciones de la próxima generación de red será sobre la habilitación de la infraestructura. Y aquí, con su liderazgo en la potencia del centro de datos de alto rendimiento y de las plataformas habilitadas para la nube, Intel capturará una porción dominante de los ingresos que se gastarán.

Jack Gold – Computerworld.com – Traducción Giorgio Baron

Ordenado por: Tecnologías Tags: ,

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 8811 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB