Quiénes son Cárdenas Palomino y Pequeño García, los hombres de confianza de García Luna

¿Quiénes son Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño, cercanos a García Luna acusados ​​en los Estados Unidos?

Este jueves se anunció que Luis Cárdenas Palomino y Ramon Small, a quienes se les ordenó en la Policía Federal bajo el mando de Genaro García LunaTambién están acusados ​​en los Estados Unidos de recibir sobornos de los carteles de la droga en México.

Según el informe publicado por el periodista de ProPublica, Ginger Thompson, «estos hombres colaboraban con (los carteles) y les cobraban sobornos».

Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García, fueron considerados los hombres de confianza de Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública, encarcelado en los Estados Unidos por presuntos vínculos con el Cartel de Sinaloa.

Amistoso, Ramón Eduardo Pequeño García siempre fue leal a su amigo y ex jefe, a quien mantuvo informado cuando estaba a cargo de la División de Inteligencia de la Policía Federal en el gobierno del PRI. Enrique Peña Nieto.

Lea también: AMLO: García Luna debe ser extraditado para ser juzgado en México por actos de corrupción

Su carrera policial se nubló después de la fuga de la prisión de máxima seguridad del Altiplano del capo sinaloense, Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera; Fue responsable de monitorear la celda de Guzmán Loera, quien fue liberado de la prisión en julio de 2015, a través de un túnel que sus operadores construyeron en el área de la prisión federal.

Al frente de la División de Inteligencia, estaba a cargo del centro de vigilancia de la prisión del Altiplano.

Después de la fuga del «Chapo» Guzmán, Pequeño García fue reubicado en la División Científica de la Policía Federal, en proceso de extinción, de donde luego fue destituido por el entonces Secretario del Interior. Miguel Ángel Osorio.

READ  El protagonista de The Kisses Stand cambia su aspecto y hace que las redes sociales sean ruidosas

Cuando García Luna era Secretario de Seguridad Pública, Ramón Eduardo fue nombrado jefe de la División Antidrogas, por lo que estaba a cargo de luchar contra el cartel de Sinaloa y seguir los pasos de Joaquín «El Chapo» Guzmán, a quien nunca pudo arrestar.

En dicha División, era el jefe del ex comandante de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, quien en los Estados Unidos se declaró culpable de vender información confidencial al Cartel de Beltrán Leyva, por un monto de 3 millones de dólares.

Lea también: Audiencia neoyorquina de García Luna pospuesta hasta octubre

Al comienzo del gobierno de Enrique Peña Nieto, continuó como jefe de la División Antidrogas y después de la partida del Comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón, se ganó la confianza de Monte Alejandro Rubido, quien lo puso a cargo de la División de Investigación, en 2014.

Junto con Luis Cárdenas Palomino, fueron considerados la mano derecha de García Luna, arrestado en Nueva York por tres cargos de asociación criminal por tráfico de cocaína y falso testimonio.

Cárdenas Palomino estaba al frente de la División de Seguridad Regional y era considerado el brazo operativo de García Luna.

Fue señalado por Edgar Valdez Villareal, «Barbie«, Recibir sobornos del cartel de los hermanos Beltrán Leyva, actualmente desarticulado.

En diciembre de 2012, Cárdenas Palomino anunció su alta de la Policía Federal para unirse a la iniciativa privada. «Las principales motivaciones para comenzar esta nueva etapa son la satisfacción del deber cumplido y mi deseo de pagar a tiempo el apoyo de mi familia en todo momento y las condiciones derivadas de mi función laboral», escribió en su página de Facebook.

READ  El protagonista de The Kisses Stand cambia su aspecto y hace que las redes sociales sean ruidosas

«Como todos los funcionarios públicos, he estado expuesto a críticas, muchas de ellas estériles y carentes de fundamento, que además de sugerir conducta criminal de mi parte, su objetivo era desacreditar la función policial», dijo.

Hoy, el gran jurado en los Estados Unidos acusó a Cárdenas Palomino y Pequeño García de colaborar y aceptar sobornos del narcotraficante, según Propublica, que señaló a Pequeno como el que supervisaba las unidades antidrogas investigadas por la agencia antidrogas (DEA) ) y que estuvieron involucrados en dos masacres que dejaron docenas, quizás cientos de muertes en México.

Las acusaciones no vinculan a Pequeno ni a Cárdenas Palomino con estos casos, pero sí hablan de filtraciones de información y dejan en claro que ambos estaban vinculados a los carteles de la droga.

rmlgv / rcr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *