A los refugiados venezolanos no se les debe negar la vacuna COVID-19 – Colombia

Siguiendo el anuncio Del presidente de Colombia, Iván Duque, quien dice que los venezolanos sin estatus migratorio formal no tendrán acceso a las vacunas COVID-19, el director de país de Mercy Corps para Colombia, Hugh Aprile, dice:

“Estamos muy preocupados por la decisión de excluir a un número significativo de venezolanos de los esfuerzos de vacunación. Las vacunas solo detendrán la pandemia si todos pueden recibirlas. Dejar a los venezolanos fuera los pone a ellos y a sus vecinos colombianos en riesgo.

“Los venezolanos, especialmente los indocumentados, se encuentran entre los más vulnerables y más afectados por los efectos económicos de la pandemia. Muchos han perdido su única fuente de ingresos y se han visto obligados a vivir en refugios abarrotados o en la calle, lo que los hace aún más susceptibles a contraer y propagar el virus. Las personas más vulnerables y en mayor riesgo deben tener prioridad independientemente de su nacionalidad o estado migratorio.

“Tememos que la distribución desigual de las vacunas pueda desencadenar nuevas quejas que tienen el potencial de profundizar las divisiones y avivar el conflicto entre venezolanos y colombianos. El bloqueo prolongado ha sido extremadamente severo para las comunidades de acogida de refugiados donde los recursos ya escasean y las tensiones son altas. Esta decisión tiene el potencial de empeorar una situación ya frágil.

“El costo y el esfuerzo de casi vacunar 1,7 millones de refugiados no debe recaer exclusivamente en el gobierno colombiano. Como la mayor crisis migratoria de la región en la historia reciente, rivalizando con la escala de la crisis siria, la comunidad internacional tiene un papel clave que desempeñar “.

READ  Venezuela denuncia aprobación de corte estadounidense de venta de matriz de Citgo como "fraudulenta"

En Colombia, Mercy Corps está trabajando junto con otras importantes organizaciones humanitarias para proporcionar dinero de emergencia a los migrantes y refugiados venezolanos, así como a los colombianos vulnerables que viven en comunidades afectadas por la tensión migratoria venezolana. En general, hemos llegado a más de 148.000 personas, ayudándoles a pagar sus necesidades básicas como alimentos, agua, artículos de higiene y refugio. Más de una cuarta parte de estas personas fueron atacadas porque se las identificó como en riesgo de desalojo debido al impacto de la pandemia.

Mercy Corps ha trabajado en Colombia desde 2005 y llegó a más de 207.000 personas el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *