Alex Saab y el camino hacia elecciones justas en Venezuela |  Internacional

Alex Saab y el camino hacia elecciones justas en Venezuela | Internacional

El intercambio de prisiones entre Venezuela y Estados Unidos ha sido recibido con desaprobación por algunos sectores de la oposición venezolana. Si bien el acuerdo condujo a la liberación de docenas de presos políticos y volvió a encarrilar el acuerdo electoral, también significó que Alex Saab –un aliado clave del líder venezolano Nicolás Maduro– ya no está tras las rejas. El empresario colombiano convertido en diplomático, que se convirtió en el agente internacional del gobierno de Maduro en tiempos de sanciones económicas, fue liberado, a pesar de haber sido acusado de lavado de dinero y corrupción.

Después de ser arrestado en Cabo Verde en 2020 y pasar varios meses en prisión preventiva en Florida, Saab regresó a Caracas. Semejante resultado –que parecía imposible hace apenas unas semanas– es una victoria para el gobierno del chavismo. Con la liberación de Saab, los opositores del partido gobernante tienen una influencia menos que utilizar contra ellos. Maduro ha logrado lograr una hazaña aparentemente imposible, en lo que Maryhen Jiménez –doctora en ciencias políticas y académica de la Universidad de Oxford– describe como una “nueva demostración de poder político” en su enfrentamiento con Estados Unidos.

En las redes sociales y grupos de WhatsApp crecen los comentarios sobre cómo se subestima la capacidad de Maduro para negociar en momentos decisivos. El gobierno del chavismo ha hecho de la liberación de Saab un requisito previo para cualquier diálogo en el camino hacia elecciones libres y justas. En acuerdos anteriores, Estados Unidos también había hecho otras concesiones importantes a Maduro, en particular liberar a sus familiares acusados ​​de corrupción y absolverlos de los cargos. Las sanciones energéticas contra Venezuela también fueron levantadas, con algunas condiciones, luego de que el gobierno de Maduro y la oposición firmaran el Acuerdo de Barbados, documento que allana el camino para las elecciones de 2024.

READ  La administración Biden pronto reanudará la deportación de migrantes a Venezuela, dicen funcionarios

Si bien el escritor y académico Diego Bautista Urbaneja coincide en que muchos venezolanos están “indignados” por la liberación de Saab debido a la gravedad de los cargos en su contra, sostiene que la cuestión clave “es que Saab, como prisionero, había perdido todo valor”. Urbaneja señala que Saab había colaborado con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA). “Cualquiera que fuera el valor que todavía tenía era moneda de cambio. Ya había dicho todo lo que sabía, fue interrogado, debió colaborar y contarlo todo a la justicia norteamericana. Si al entregarlo hubiera liberado a 30 prisioneros de la oposición, entre ellos 12 estadounidenses, tal vez habría valido la pena».

Urbaneja no espera que la liberación de Saab tenga mucho impacto en el orden interno en Venezuela. “Tenemos el mismo problema: lograr un cambio político pacíficamente, a través de medios electorales y probablemente negociaciones. Depende de la candidatura de María Corina Machado, la ganadora de las primarias».

Poco después de que se anunciara el intercambio de prisión, Corina Machado emitió un comunicado dando a entender que había participado en las negociaciones. “Es de público conocimiento que Estados Unidos y el régimen de Maduro han iniciado negociaciones complementarias a las conversaciones en Barbados. Aunque no somos parte de él, sí lo hicimos para ayudar a lograr el objetivo de elecciones libres y garantizar la plena representación de los intereses de los venezolanos».

El líder de la oposición, sin embargo, expresó su enojo por la liberación de Saab. “El recorrido electoral es complejo y enfrenta múltiples amenazas. Quienes están en el poder utilizan todos sus recursos para desmoralizarnos; por eso convierten a un criminal que explotó el hambre de nuestro pueblo en su moneda de cambio favorita”, afirmó.

READ  Estadounidenses encarcelados: Venezuela libera a 7 estadounidenses encarcelados en un intercambio de prisioneros. Detalles aquí

Julio Castillo, columnista, activista y analista político, dice que la clave es garantizar que las negociaciones no lleguen a un punto muerto. “Las expectativas de Estados Unidos son una cosa y las expectativas de la oposición venezolana son otra”, afirma. “Lo más importante es que haya un flujo abierto de comunicación, que se produzcan conversaciones, que sea un proceso y que las negociaciones continúen”.

“Es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas sobre la utilidad inmediata de estos intercambios”, afirma Jiménez. “Minimizar el impacto de la liberación de estos 30 presos políticos –algunos condenados a penas graves– como hacen algunos en la oposición, es un error. Estos líderes están regresando a sus comunidades, su influencia se amplificará y sus familias recibirán un tremendo alivio”.

Jiménez considera particularmente interesante el nuevo tono de Corina Machado en el contexto actual, argumentando que el intercambio penitenciario «podría ser un buen termómetro para medir su influencia». Explica: “María Corina ha entendido que ya no es líder de un nicho de sectores radicales, sino que lidera un proceso complejo de unidad nacional, que debe ser incremental, pero no maximalista. Su comportamiento es diferente».

Corina Machado ganó las primarias de la oposición en octubre por abrumadora mayoría, a pesar de que la administración de Maduro le prohibió postularse. Ha apelado la prohibición ante el Tribunal Supremo y ahora espera una decisión sobre su capacidad para participar en las elecciones presidenciales. Mientras tanto, la líder opositora se limitó a subrayar que una vez satisfechas todas las exigencias de Maduro -el levantamiento de las sanciones, la liberación de Saab y el fin de las causas judiciales contra algunos de sus familiares- «ya no tendría excusas» para no abordarlo en las elecciones presidenciales libres, justas y verificables de 2024.

READ  Ministros venezolanos fueron informados del acuerdo por el cual fue encarcelado "Citgo Seis", como muestran documentos

Suscribirse a nuestro boletín semanal para obtener más cobertura informativa en inglés de EL PAÍS Edición USA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *