Asamblea venezolana vota para extender mandato y desafía a Maduro

La Asamblea Nacional de Venezuela, dominada por la oposición, votó a favor de continuar reuniéndose más allá de su mandato de cinco años que finaliza el 5 de enero, lo que le dio a la nación dos cuerpos legislativos en competencia luego de que los miembros boicotearan las elecciones legislativas promovidas por el autócrata Nicolás Maduro.

La medida allana el camino para que el líder de la oposición, Juan Guaidó, permanezca como “presidente en el cargo”, incluso cuando los legisladores han votado para imponer más controles y equilibrios en su poder. La asamblea también aprobó la reforma de un estatuto legislativo, según el cual Guaidó y el Parlamento buscarán elecciones presidenciales y parlamentarias libres para resolver la crisis política del país.

La decisión del webcast dejará al país con una asamblea encabezada por Guaidó, que ahora funcionará a través de un comité más pequeño de legisladores, y otra elegida en la votación del 6 de diciembre que fue boicoteada por la oposición, que se llenará de leales al presidente. Maduro .

Maduro ha permanecido en el cargo a pesar de presidir el precipitado deterioro del país rico en petróleo desde que sucedió al fallecido presidente Hugo Chávez en 2013 y los esfuerzos a lo largo de los años para derrocarlo. Estados Unidos y más de 50 países reconocieron a Guaidó como líder interino a principios de 2019, cuando asumió el mando de la Asamblea Nacional, reclamando una vacante en la oficina presidencial porque Maduro manipuló las elecciones de mayo de 2018.

Juan Guaidó realiza el referéndum contra el presidente Nicolás Maduro

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional que juró ser el líder de Venezuela, usa una máscara protectora mientras habla durante una conferencia de prensa durante un plebiscito liderado por la oposición en el barrio Chacao de Caracas, Venezuela, el sábado 12 de diciembre de 2020. Habiendo proclamado un boicot a las elecciones parlamentarias organizadas el domingo pasado en Venezuela, Juan Guaidó y sus aliados están organizando un plebiscito al estilo de un referéndum para prolongar el poder de la Asamblea Nacional.
La discusión sobre el estatuto legislativo también reveló diferencias entre la oposición que votó por eliminar el cargo del “centro de gobierno” de Guaidó, coordinado por su mentor Leopoldo López, reemplazándolo por un “consejo político” que monitoreará y evaluará las acciones de Guaidó. No se ha tomado ninguna decisión sobre quién es responsable de la junta.

READ  Maduro venezolano propone pagar con petróleo las vacunas contra el coronavirus

Acción Democrática, uno de sus principales partidos no afiliados a Guaidó, dijo en un comunicado que sus legisladores guardaron sus votos como una forma de rechazar que el Parlamento ahora funcionará a través de un comité más pequeño.

El partido, también conocido como AD, guardó su voto en medio de preocupaciones de una mayor persecución por parte de las fuerzas de seguridad de Maduro contra sus legisladores, según dos miembros del partido, que pidieron no ser identificados porque no se les permitió hablar públicamente sobre el asunto. La base de AD está impulsando una estrategia diferente a la liderada por Guaidó para cambiar de gobierno, enfocándose en encontrar garantías electorales para participar en las elecciones de 2021 para alcaldes y gobernadores.

Justice First, otro partido importante, dijo que las reformas permitirán un mayor control sobre el uso de los activos de Venezuela en el exterior que son controlados por la asamblea.

“La continuidad de este Parlamento es necesaria como último bastión de la democracia”. Dijo Guaidó durante la sesión. “Esto es para mejorar nuestra vida, para salir de la dictadura”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *