Científicos de la UCSF detectan anomalías en personas con «niebla cerebral» posterior a COVID

Los científicos que estudian la «niebla cerebral» persistente que afecta a muchas personas después de un ataque de COVID-19 informan, por primera vez, anomalías en el líquido transparente que rodea el cerebro y la médula espinal de varios pacientes.

El descubrimiento de niveles elevados de proteína en el LCR sugiere la presencia de inflamación, mientras que anticuerpos inesperados podrían revelar un sistema inmunitario anormalmente activado, según un pequeño estudio realizado por la UCSF y publicado el martes en Annals of Clinical and Translational Neurology.

«Es posible que el sistema inmunitario, estimulado por el virus, pueda funcionar de una manera patológica no deseada», incluso si el virus ya no estuviera presente, dijo la Dra. Joanna Hellmuth, experta en cerebro del Estudio Neurocognitivo del Coronavirus de la UCSF y autora principal del estudio. .

En general, las anomalías también brindan evidencia para respaldar lo que esos pacientes han insistido desde el comienzo de la pandemia: que sus debilitantes problemas cognitivos posteriores a la COVID-19 son reales, no una cuestión de fatiga o estrés, dicen los autores del estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.