Comienzan conversaciones con talibanes en Noruega

Una delegación talibán encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores en funciones, Amir Khan Muttaqi, comenzó el domingo tres días de conversaciones en Oslo con funcionarios del gobierno occidental y representantes de la sociedad civil afgana en medio del deterioro de la situación humanitaria en Afganistán.

Las reuniones a puertas cerradas se llevan a cabo en un hotel en las montañas cubiertas de nieve sobre la capital noruega. El primer día, los representantes talibanes se reunirán con activistas de los derechos de las mujeres y defensores de los derechos humanos de Afganistán y de la diáspora afgana.

Antes de las conversaciones, el viceministro de cultura e información de los talibanes tuiteó un mensaje de voz que dijo era de Muttaqi, expresando su esperanza de «un buen viaje lleno de logros» y agradeciendo a Noruega, un país que dijo que espera se convierta en «una puerta de entrada para una relación positiva con Europa».

El viaje es la primera vez desde que los talibanes tomaron el país en agosto que sus representantes mantienen reuniones oficiales en Europa. Anteriormente, viajaron a Rusia, Irán, Qatar, Pakistán, China y Turkmenistán.

Durante las conversaciones, Muttaqi seguramente presionará la demanda de los talibanes de que se liberen casi $ 10 mil millones congelados por los Estados Unidos y otros países occidentales, ya que Afganistán enfrenta una situación humanitaria precaria.

Las Naciones Unidas lograron proporcionar algo de liquidez y permitieron que la nueva administración pagara las importaciones, incluida la electricidad, pero advirtió que hasta 1 millón de niños afganos corren peligro de morir de hambre y que la mayoría de los 38 millones de habitantes del país viven por debajo la línea de pobreza

READ  Venezuela reporta aumento de casos de covid-19 al reabrir escuelas

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega dijo que la delegación talibán también se reunirá con afganos en Noruega, incluidas «mujeres líderes, periodistas y personas que trabajan, entre otras cosas, en derechos humanos y cuestiones humanitarias, económicas, sociales y políticas».

“Noruega continúa dialogando con los talibanes para promover los derechos humanos, la participación de las mujeres en la sociedad y fortalecer los esfuerzos humanitarios y económicos en Afganistán en apoyo del pueblo afgano”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Una delegación estadounidense, encabezada por el Representante Especial para Afganistán, Tom West, planea discutir “la formación de un sistema político representativo; respuestas a las urgentes crisis humanitarias y económicas; preocupaciones de seguridad y contraterrorismo; y los derechos humanos, especialmente la educación para niñas y mujeres”, según un comunicado difundido por el Departamento de Estado de EE.UU.

El viernes, la ministra de Relaciones Exteriores de Noruega, Anniken Huitfeldt, enfatizó que la visita “no fue una legitimación o reconocimiento de los talibanes. Pero hay que hablar con quienes en la práctica hoy gobiernan el país”.

«Estamos extremadamente preocupados por la grave situación en Afganistán», dijo Huitfeldt, y señaló que las condiciones económicas y políticas han creado «una catástrofe humanitaria a gran escala para millones de personas» que enfrentan hambrunas en el país.

El país escandinavo, hogar del Premio Nobel de la Paz, no es ajeno a la diplomacia sensible y en el pasado ha estado involucrado en esfuerzos de paz en varios países, incluidos Mozambique, Afganistán, Venezuela, Colombia, Filipinas, Israel y los Territorios Palestinos. , Siria, Myanmar, Somalia, Sri Lanka y Sudán del Sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.