Cómo el cerebro almacena la memoria y la información • Earth.com

Cómo el cerebro almacena la memoria y la información • Earth.com

Un estudio reciente realizado por el Dr. Tomás Ryan de Trinity College de Dublín y su equipo de neurocientíficos descubrieron nueva información sobre los mecanismos de aprendizaje del cerebro. El estudio, publicado en la revista Biología actualrevela que el aprendizaje implica la formación de nuevos patrones de conectividad entre células engramas específicas en varias regiones del cerebro.

Nuestros cerebros se adaptan y cambian constantemente, incorporando nueva información de nuestras experiencias diarias. Este proceso continuo de aprendizaje y formación de la memoria ha intrigado a los científicos durante mucho tiempo.

Células de engramas de memoria

La investigación del Dr. Ryan se centra en comprender cómo estas experiencias cambian nuestras neuronas, permitiéndonos crear nuevos recuerdos. La clave de este proceso es identificar el «engrama», que es el cambio en el cerebro que almacena un recuerdo.

«Las células de engramas de la memoria son grupos de células cerebrales que, activadas por experiencias específicas, cambian para incorporar y luego retener información en nuestro cerebro», explicó la autora principal Clara Ortega-de San Luis, investigadora postdoctoral en el Laboratorio Ryan.

“La reactivación de estos ‘bloques de construcción’ de los recuerdos desencadena el recuerdo de las experiencias específicas asociadas con ellos. La pregunta es: ¿cómo almacenan los engramas información significativa sobre el mundo?

Enfoque del estudio

Para explorar esta cuestión, los investigadores utilizaron un paradigma de aprendizaje en el que los animales aprendían a identificar y asociar varios contextos similares entre sí.

Los expertos utilizaron técnicas genéticas para etiquetar dos poblaciones distintas de células engramas en el cerebro para dos recuerdos distintos. Luego monitorearon la formación de nuevas conexiones entre estas células engramas a medida que se producía el aprendizaje.

La optogenética, una técnica que controla la actividad de las células cerebrales con luz, se ha utilizado para demostrar la necesidad de estas conexiones recién formadas para el aprendizaje.

Nuevos conocimientos sobre el aprendizaje

El estudio identificó un mecanismo molecular que involucra una proteína específica en la sinapsis que regula la conectividad entre las células engramas.

Esta investigación proporciona evidencia directa de que los cambios en la conectividad del cableado sináptico entre las células engramas son un mecanismo probable para el almacenamiento de la memoria en el cerebro.

El significado del estudio

Al comentar sobre la importancia de estos hallazgos, el Dr. Ryan dijo: «Comprender los mecanismos celulares que permiten el aprendizaje nos ayuda a comprender no sólo cómo formamos nuevos recuerdos o modificamos los preexistentes, sino también a avanzar en nuestro conocimiento para desentrañar cómo funciona el funcionamiento de el cerebro y los mecanismos necesarios para procesar pensamientos e información”.

“En la neurociencia del siglo XXI, a muchos de nosotros nos gusta pensar que los recuerdos se almacenan en células de engramas o sus subcomponentes. Este estudio sostiene que en lugar de buscar información dentro o dentro de las células, deberíamos buscar información entre las células, y que el aprendizaje podría funcionar alterando el diagrama de cableado del cerebro, menos como una computadora y más como una escultura en desarrollo. En otras palabras, el engrama no está en la célula; la célula está en el engrama”, concluyó.

—-

me gusta lo que tu ¿Luz? Suscríbase a nuestro boletín para recibir artículos interesantes, contenido exclusivo y las últimas actualizaciones.

—-

Descúbrenos en EarthSnap, una aplicación gratuita presentada por Eric Ralls y Earth.com.

READ  Muestras de aguas residuales revelan niveles récord de Covid-19 en los Estados Unidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *