Día de la Vergüenza para las Fuerzas Armadas de Myanmar, dice que un grupo anti-junta mató a 50 personas

El enviado especial de la ONU para Myanmar dijo que el ejército se había vuelto contra sus propios ciudadanos.

Myanmar:

Las fuerzas de seguridad de Myanmar dispararon y mataron al menos a 50 manifestantes el sábado, según informes y testigos, una brutal represión contra la disidencia cuando el líder de la junta gobernante dijo que el ejército protegerá a la gente y trabajará por la democracia.

Los manifestantes contra el golpe militar del 1 de febrero tomaron las calles de Yangon, Mandalay y otras ciudades, desafiando la advertencia de que podrían recibir un disparo “en la cabeza y la espalda” mientras los generales del país celebraban armados el Día de la Fuerza.

“Hoy es un día de vergüenza para los militares”, dijo en un foro en línea el Dr. Sasa, portavoz de CRPH, un grupo anti-junta formado por legisladores depuestos.

“Los generales militares están celebrando el Día de las Fuerzas Armadas después de que mataron a más de 300 civiles inocentes”, dijo, proporcionando una estimación aproximada del número de víctimas desde que estallaron las protestas hace semanas.

Al menos cuatro personas murieron cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra una multitud que protestaba frente a una estación de policía en el suburbio de Dala en Yangon en las primeras horas del sábado, informó Myanmar Now. Al menos 10 personas resultaron heridas, dijo el portal de noticias.

Tres personas, incluido un joven que juega para un equipo local de fútbol sub-21, murieron a tiros durante una protesta en el barrio de Insein de la ciudad, dijo un vecino a Reuters.

READ  México se convierte en el primer país latinoamericano en aprobar la vacuna de Pfizer

Trece personas murieron en varios incidentes en Mandalay, dijo Myanmar Now. También se han reportado muertes en la región de Sagaing cerca de Mandalay, la ciudad de Lashio al este, la región de Bago cerca de Yangon y en otros lugares, dijo.

Myanmar Now dijo que un total de al menos 50 personas murieron el sábado. Reuters no pudo verificar de forma independiente el número de muertos.

Un portavoz militar no respondió a las llamadas en busca de comentarios.

Después de presidir un desfile militar en la capital, Naypyitaw, el Día de las Fuerzas Armadas, el alto general Min Aung Hlaing reiteró su promesa de celebrar elecciones, sin proporcionar ningún calendario.

“El ejército intenta unir fuerzas con toda la nación para salvaguardar la democracia”, dijo el general en una transmisión en vivo por la televisión estatal, y agregó que las autoridades también han tratado de proteger a la gente y devolver la paz al país.

“Los actos violentos que afectan la estabilidad y la seguridad para realizar solicitudes son inapropiados”.

El número de personas muertas en los disturbios tras el golpe de estado contra el gobierno electo de Aung San Suu Kyi es ahora de casi 380, según el número de víctimas del jueves y el recuento de un grupo de activistas.

TIROS A LA CABEZA

En una advertencia amenazadora el viernes por la noche, la televisión estatal dijo que los manifestantes “corren el riesgo de recibir disparos en la cabeza y la espalda”. La advertencia no decía específicamente que las fuerzas de seguridad habían recibido órdenes de disparar a matar, pero la junta ya había intentado sugerir que algunos disparos mortales procedían de la multitud.

READ  'El hombre que detuvo el desierto': un setenta años transforma una tierra árida en bosque

Pero mostró la determinación de los militares para evitar cualquier interrupción durante el Día de las Fuerzas Armadas, que conmemora el comienzo de la resistencia a la ocupación japonesa en 1945 orquestada por el padre de Suu Kyi, el fundador del ejército.

Suu Kyi, el político civil más popular de Myanmar, permanece detenido en un lugar secreto. Muchas otras figuras de su partido también están bajo custodia.

En una semana que vio una mayor presión internacional sobre la junta con nuevas sanciones estadounidenses y europeas, el viceministro de Defensa ruso, Alexander Fomin, asistió al desfile en Naypyitaw, después de reunirse con los principales ejecutivos de la junta el día anterior.

“Rusia es un verdadero amigo”, dijo Min Aung Hlaing. No hubo señales de otros diplomáticos en un evento al que suelen asistir decenas de funcionarios de países extranjeros.

El apoyo de Rusia y China, que también se ha abstenido de criticar, es importante para la junta, ya que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y pueden bloquear posibles acciones de la ONU.

Los manifestantes han salido a las calles casi todos los días desde el golpe que descarriló la lenta transición de Myanmar a la democracia.

Hasta el viernes por la noche, el grupo activista de la Asociación para la Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) contaba con al menos 328 manifestantes que fueron asesinados en las semanas de disturbios. Sus datos muestran que alrededor de una cuarta parte de ellos murieron por golpes en la cabeza, lo que generó sospechas de que fueron blanco de asesinato.

READ  Una pequeña excavadora y un barco gigante en el Canal de Suez inspiran una ola de memes

Las facciones armadas étnicas de Myanmar no se mantendrán al margen y no harán nada si las fuerzas de la junta continúan matando a los manifestantes, dijo el líder de un importante grupo armado.

“El Día de las Fuerzas Armadas de Myanmar no es un Día de las Fuerzas Armadas, es más como el día en que mataron gente”, dijo a Reuters el general Yawd Serk, presidente del Consejo de Restauración del Ejército del Estado de Shan, en el sur.

“Tampoco es por la protección de la democracia, es la forma en que dañan la democracia … Si siguen disparando a los manifestantes e intimidando a la gente, creo que todos los grupos étnicos no se quedarían al margen y no harían nada”.

(Excepto por el título, esta historia no fue editada por el personal de NDTV y es publicada por un feed sindicado).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *