Economía de bicicletas y quemadores de carbón.

Comentario


Wayne Kublalsingh-

Wayne Kublalsingh

No hay nada malo en el desarrollo con la bicicleta o el pozo de carbón. El error es sacarlos como un último esfuerzo para salvar los errores económicos y financieros de su equipo de gestión.

Si se creyera que las bicicletas y los quemadores de carbón son tan buenos, habrían aparecido en los carteles del PNM de 2015 y 2020.

El mayor uso per cápita de bicicletas se encuentra en las naciones más astutamente desarrolladas. Las naciones escandinavas. Y los Países Bajos, Dinamarca, Alemania, Francia. Y solo un poco por detrás de China y Japón. En ciudades como Munster, Amberes, Copenhague, Amsterdam y Hangzhou, alrededor del 30% de la población utiliza bicicletas; puede viajar de un extremo a otro de la ciudad, a lo largo de cuadrículas formuladas y con relativa seguridad, es decir, en comparación con ciudades sin cuadrícula. La contribución de la bicicleta al ahorro y por tanto al crecimiento del PIB es sustancial.

Hace tres días, el 10 de octubre, nuestro Ministro de Obras Rohan Sinanan, hablando ante un comité permanente de finanzas parlamentarias, informó a los miembros que su gobierno tiene la intención de presentar licitaciones internacionales para un plan de transporte para Trinidad y Tobago. He escrito al Ministro solicitando que yo, y también otras personas a nivel local, participemos de forma gratuita en cualquier política y formulación de planificación para dicho plan de transporte.

Primero, nuestros sistemas de transporte requieren una diversificación impulsada por la ciencia. ¿Cuán científico será y cuán genuinamente diverso será? ¿Cuán genuinamente estarían informados los planificadores globales sobre las características económicas, espaciales, de relieve e hidrológicas del TT? Hemos visto a los gobiernos seguir adelante con los planes, mapeados y tramados por Google, sin comprender el terreno en el que estaban trabajando, eligiendo las carreteras, los diseños y los sistemas de plomería incorrectos. Para mitigar el antagonismo o el levantamiento popular, el estado debe involucrarse de manera significativa con las comunidades, expertos y planificadores locales, como un paso fundamental.

READ  Las compañías petroleras y los grupos humanitarios pretenden presionar a Biden para que permita los intercambios de combustible en Venezuela, Energy News, ET EnergyWorld

En segundo lugar, ¿el gobierno se está embarcando en esta aventura ahora porque recibirá financiamiento de algún banco global, el Banco Mundial, el BID, el Banco de Desarrollo de América Latina? ¿Y la licitación internacional es uno de los requisitos previos para la financiación? Mejor planificación y política científica y sostenible que las ilusiones del dinero internacional barato. No es tanto que nuestra agenda independentista de 1962 nos haya decepcionado. Es que las fuerzas que crearon la necesidad de esta agenda en primer lugar, las fuerzas que nos conquistaron y nos hicieron dependientes, en esclavitud económica y psicológica, quedaron.

En tercer lugar, en una reunión con Highway Reroute Movement en 2014, el Dr. Rowley insistió en que, si tuviera la oportunidad de ser primer ministro, optaría por el transporte ferroviario. Sin embargo, es mejor un tren conveniente y confiable con un ritmo decente, no hay necesidad de un tren rápido. Lo mejor es recurrir a los constructores de ferrocarriles y trenes en India, China, Venezuela, hacer su propia planificación, política, factibilidad, según sus propias condiciones socioeconómicas e hidrológicas, y hacer un trato. Es mejor desarrollar su propia hidráulica para este sistema, comenzando con dos líneas base, Este-Oeste y Norte-Sur, ya que gran parte se construiría en las llanuras aluviales de la antigua Caroni (1975) Ltd.

Cuatro. Diseñar mejor nuestra red de bicicletas en y entre ciudades, teniendo en cuenta los impactos de los fenómenos meteorológicos extremos, la densidad de población, los accidentes, los robos y la seguridad. Desarrollamos mejor nuestra producción de botes de agua pequeños y medianos, botes inflables, a partir de nuestras universidades y fabricantes de botes actuales. Mejor desarrollemos la banda ancha y el ancho digital, para mitigar nuestro tráfico de motor de combustión «infierno en una cáscara de coco», que supone una carga terrible para nuestra economía, salud, ecología y productividad.

READ  Canciller de Cuba llega a Venezuela para el ALBA-TCP - cumbre Prensa Latina

Mucha gente se apresura a comprar carboneros y chula. Nostalgia, el encanto de la vida provinciana o del campo. Hemos visto los signos, las tendencias, desde hace más de 20 años, de la nueva era que se abre. La indigencia del gobierno, o su incapacidad para sostener el empleo público y el apoyo social. Los extremos del cambio climático, tormentas, inundaciones y deslizamientos de tierra. Los problemas financieros de las empresas públicas, nuestros proveedores de agua y electricidad. Tarde o temprano, las comunidades, por previsión o por la fuerza, tendrán que democratizarse, romper, en parte o en su totalidad, con estas redes obsoletas de gobierno.

Apoyé, en HDC, EMA y otros, un programa ASH, la construcción de granjas sostenibles a precios asequibles, cargadas con energía fotónica (solar) y protónica (computadora) óptima. La construcción de nuestras turbinas caribeñas, paneles solares, sistemas de almacenamiento, localmente o, si realmente tenemos desafíos físicos, por parte de socios globales. El concepto de carbón y chulha es importante. Un utensilio de cocina, una parrilla, un tawah, una fuente de fuego y calor, alimentado, no por T & TEC, sino por energías renovables. Una estufa reinventada. Nunca se inventa nada nuevo bajo el sol excepto conceptos re-modificados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.