El influyente cardenal Angelo Becciu renunció en medio de un escándalo financiero en el Vaticano

Cardenal Giovanni Angelo Becciu

Uno de los cardenales más influyentes del Vaticano, el italiano Angelo Becciu, dimitió el jueves del gobierno de la Santa Sede, que no dio ninguna explicación al respecto.

“El Santo Padre ha aceptado la dimisión del cargo de Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y de los derechos relativos a los cardenales presentados por Su Eminencia el Cardenal Giovanni Angelo Becciu”, anunció la Santa Sede el jueves por la noche en un breve comunicado. .

Tras una carrera como nuncio (embajador), el prelado italiano sirvió durante siete años como suplente de la Secretaría de Estado, el equivalente a un ministro del Interior, en constante contacto con Benedicto XVI y luego con el Papa Francisco.

Ordenado cardenal en verano de 2018 por el Papa Francisco, Angelo Becciu asumió la administración de la Santa Sede encargada de investigar y decidir sobre beatificaciones y canonizaciones.

Su dimisión a los 72 años, prematura en las costumbres de la Iglesia, parece una sanción. La breve declaración vaticana especifica que seguirá siendo cardenal pero pierde todos los derechos asociados a esta función, especialmente la posibilidad de elegir un nuevo Papa durante un cónclave o de asesorar al actual soberano pontífice.

Papa Francisco y Benedicto XVI
Papa Francisco y Benedicto XVI

El nombre del cardenal ha salido a la luz varias veces en el contexto de una investigación, iniciada hace un año, sobre acuerdos financieros opacos para la compra de una propiedad en el elegante barrio londinense de Chelsea.

El proceso de compra se inició en 2014 cuando Becciu aún se encontraba en la Secretaría de Estado, la administración central de la Santa Sede que decidió la inversión. A principios de este año, Becciu defendió la vigencia de esta compra inmobiliaria en entrevistas.

READ  Los carteles se benefician de la pandemia

Como parte de esta investigación, cinco empleados de la Secretaría de Estado están en la mira de la justicia vaticana. Un empresario italiano fue detenido en junio pasado acusado de extorsión contra la Santa Sede en relación con la compra del edificio de Londres, antes de ser puesto en libertad provisional.

Según las revelaciones de la revista italiana L’Espresso que se publicarán el domingo, el cardenal ha destinado cientos de miles de euros del episcopado italiano y de la Santa Sede a una cooperativa en Cerdeña gestionada por su hermano, que se ocupa de la integración social bajo los auspicios de una diócesis.

La investigación, develada parcialmente el viernes en el diario La Repubblica y que pudo haber acelerado la caída del cardenal, asegura que el prelado también favoreció la actividad de otros dos hermanos durante su carrera. La familia ha reinvertido fondos en activos financieros, incluidos fondos extraterritoriales, según la misma fuente.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Tras los escándalos, Ellen DeGeneres cierra en secreto su colección de arte, valorada en más de $ 10 millones.

Tom Hanks reveló que pagó su propio dinero por una de las escenas más icónicas de “Forrest Gump”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *