El principal abogado de la petrolera estatal venezolana condenado a 3 años por crimen organizado relacionado con Miami

El principal abogado de la petrolera estatal venezolana condenado a 3 años por crimen organizado relacionado con Miami

Un exasesor general de la petrolera estatal venezolana se disculpó profusamente el lunes en un tribunal federal de Miami por aceptar más de 11 millones de dólares en sobornos por su papel de apoyo en una trama gubernamental que alimentó un esquema de lavado de dinero que se extendió desde su tierra natal en el sur de Florida. a Europa.

Álvaro Ledo Nass, un abogado que también se desempeñó como secretario de la junta de PDVSA, fue sentenciado a tres años de prisión y se le ordenó devolver el dinero del soborno al gobierno de los EE. UU. como parte de su castigo impuesto por el juez del Distrito de los EE. UU. Kathleen Williams. También fue multado con $ 7,500.

El juez calificó la conspiración de soborno extranjero como «un cáncer que actúa como un virus», pero le dio a Nass una sentencia más leve después de que tanto su abogado defensor como los fiscales federales dijeron que el acusado brindó una gran ayuda en un caso de lavado de dinero masivo de $ 1.2 mil millones. Desde 2018, el caso ha llevado a cargos de lavado de dinero contra una docena de acusados, en su mayoría funcionarios venezolanos y empresarios internacionales con vínculos políticos con líderes gubernamentales en Caracas.

A pesar de su asistencia sustancial, el fiscal Kurt Lunkenheimer recomendó que Nass fuera enviado a prisión por ocho años, por debajo del máximo de 10 años. El abogado defensor de Nass, Oscar Rodríguez, describió esa reducción como «conservadora» y abogó por mucho menos, señalando que la evidencia interna de su cliente ayudó a condenar a otros dos acusados ​​y que su vida había sido amenazada. El juez decidió darle a Nass la sentencia más baja porque dijo que sería más consistente con el castigo de otros funcionarios de PDVSA que terminaron con el acuerdo de culpabilidad en el caso.

READ  El futbolista venezolano que rompe a llorar al ver a su abuela en la grada es todo corazón

Nass, quien cooperó voluntariamente con las autoridades estadounidenses mucho antes de ser acusado formalmente en febrero, le dijo al juez que le había fallado al pueblo de su país y de Estados Unidos, así como a su esposa y sus dos hijas, que asistieron a la audiencia el lunes.

«Hice todo lo que estaba a mi alcance para corregir el mal que cometí», dijo Nass, de 42 años, leyendo un comunicado en inglés. Nass, quien se declaró culpable en marzo, permanece en libertad bajo fianza y vive con familiares en Miami. Se entregará a las autoridades penitenciarias el 5 de enero de 2024, lo que le dará tiempo para continuar ayudando a los investigadores federales y completar un programa de ingeniería en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Hasta el momento, una docena de acusados ​​extranjeros y locales han sido acusados ​​en el extenso caso de soborno en el extranjero y cinco se han declarado culpables en un tribunal federal de Miami.

Nass es el último alto funcionario venezolano de PDVSA que admite haber dado acceso a un círculo de expertos políticos acusados ​​de otorgar préstamos masivos a la compañía petrolera nacional a cambio de pagos inflados a través de los lucrativos cambios de divisas del gobierno.

Una declaración fáctica, firmada por Nass, su abogado y los fiscales, dijo que entre 2012 y 2017, el acusado y otros «participaron en varios esquemas de cambio de divisas utilizando acuerdos de préstamo con PDVSA obtenidos ilegalmente a través de sobornos y sobornos».

El principal esquema de lavado de dinero del caso se desarrolló a fines de 2014 con un préstamo ficticio a PDVSA que fue reembolsado a través del sistema de cambio de bolívar a dólar del gobierno, desviando $600 millones de las arcas de la petrolera estatal, según una acusación y otros documentos judiciales. .

READ  Estados Unidos permitirá que dos empresas envíen petróleo venezolano a Europa

Ese dinero se transfirió en el extranjero a cuentas bancarias en Suiza y Malta, a través de la red conspirativa utilizada por un socio con sede en Miami para lavar una parte de los fondos de PDVSA en los Estados Unidos, según los fiscales.

Para 2015, la conspiración se había duplicado a $1.2 mil millones malversados ​​de la compañía petrolera nacional venezolana, según la acusación. Mientras tanto, el asociado se ha convertido en una fuente clave de colaboración para las investigaciones de seguridad interna dentro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU., incluida la grabación de conversaciones en reuniones encubiertas con algunos de los co-conspiradores.

El denunciante de HSI no ha sido acusado en el caso de Miami. El cabecilla acusado es el venezolano Francisco Convit Guruceaga, quien supuestamente colaboró ​​con otros empresarios influyentes para explotar las administraciones ricas en petróleo del difunto presidente Hugo Chávez y el actual presidente Nicolás Maduro.

El abogado defensor de Convit, Adam Kaufmann en Nueva York, se negó a comentar mientras su cliente permanece en Venezuela. Desde 2018, los fiscales federales y las Investigaciones de Seguridad Nacional han incautado cientos de millones de dólares en activos bancarios y de bienes raíces pertenecientes a la docena de acusados ​​nombrados en los principales casos de lavado de dinero y otros relacionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *