En Venezuela, el hambre acecha las elecciones presidenciales

En Venezuela, el hambre acecha las elecciones presidenciales

Por Mariela Nava

MARACAIBO, Venezuela (Reuters) – Carolina Leal apoyó al presidente socialista venezolano Nicolás Maduro y, antes que él, a su predecesor Hugo Chávez.

Pero ahora Leal, fundadora de la organización benéfica 'Alimentando un Sueño', pasa sus días alimentando a niños hambrientos y a veces desnutridos en Maracaibo, en el estado venezolano de Zulia, rico en petróleo. Y ahora ya no está tan segura.

“Yo solía defender la revolución”, dijo Leal. «(Pero) me cansé de ver a la gente morir de hambre».

Venezuela votará por su próximo presidente el 28 de julio y la situación desesperada en la que viven muchos estará en el centro de la atención de la gente. A pesar de una reciente recuperación económica muy elogiada por el gobierno de Maduro, muchas familias sufren hambre y dependen de la ayuda para alimentarse.

“Hemos salvado vidas, hemos visto brillar los ojos de muchos niños y eso es lo más gratificante”, dijo Leal, de 47 años, mientras sostiene a Juan Camilo, un bebé de tres meses que la fundación alimenta.

En los últimos 10 años, el producto interno bruto en Venezuela ha disminuido aproximadamente un 73%. Aunque Maduro alivió los controles cambiarios y otras regulaciones para reactivar la economía en 2019, Venezuela sufre el segundo nivel más alto de hambre en América del Sur, después de Bolivia, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Según la ONU, aproximadamente 5,1 millones de personas de un total de 30 millones no comen lo suficiente.

READ  Dudamel sobre Nueva York: "Me quedo con ese animal salvaje y salvaje de Gustavo"

El Ministerio de Información de Venezuela no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios. El gobierno culpa a las sanciones estadounidenses de las dificultades económicas del país.

Cada semana, de lunes a viernes, Leal sirve 200 almuerzos desde su garaje a niños del barrio Altos de Milagro Norte de Maracaibo, repartiendo sopa, pollo y arroz, cereales y más.

Cada semana, la organización benéfica, financiada con donaciones de grupos de apoyo, se ocupa de al menos dos casos de niños desnutridos, afirmó.

Maduro, en el poder desde 2013, espera ganar un tercer mandato en julio, desafiando al candidato opositor Edmundo González, un exdiplomático.

Pero a medida que se acerca la campaña, Leal dice que se centra en una cosa: los niños.

“Vinimos trayendo vida, simplemente dándoles esperanza, una comida que aprecian y que los hace sentir importantes”, dijo Leal.

(Reporte de Mariela Nava; escrito por Oliver Griffin; editado por Rosalba O'Brien)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *