Estados Unidos promete trabajar con socios para mantener la presión sobre Maduro de Venezuela

Por Matt Spetalnick

WASHINGTON (Reuters) – El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, prometió el martes que Washington trabajará con socios en la región para mantener la presión sobre el gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro para un retorno pacífico a la democracia.

En declaraciones pregrabadas en una conferencia sobre América Latina, Blinken también dijo que la administración Biden continuará criticando la “represión de los derechos humanos” en Cuba.

Las duras palabras de Blinken se produjeron apenas un día después de que un alto funcionario de la Casa Blanca dejara en claro en una entrevista con Reuters que la administración no tenía prisa por aliviar las sanciones contra el gobierno socialista de Maduro o hacer grandes gestos hacia el país: ‘La Habana gobernada por los comunistas.

Los comentarios de ese funcionario parecieron desalentar las especulaciones de que el presidente Joe Biden podría comenzar a aflojar los tornillos de Venezuela en respuesta al acuerdo de Maduro para permitir que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) comience a operar allí y libere al arresto domiciliario de seis ex ejecutivos de Citgo de EE. UU. un aparente gesto de buena voluntad.

Blinken tampoco dio señales de que Washington viera una apertura diplomática en los movimientos de Maduro. La administración está revisando las sanciones paralizantes impuestas a la nación de la OPEP por el predecesor de Biden, Donald Trump, así como la retirada de Trump de la distensión de la era de Obama con Cuba.

“El brutal régimen de Maduro ha reprimido sistemáticamente los derechos de sus ciudadanos”, dijo Blinken en la conferencia, patrocinada por la Americas Society y el Council of the Americas. “Sus abusos, corrupción y mala gestión han alimentado la crisis humanitaria.

READ  Inter se retira por Lionel Messi

“Continuaremos trabajando con nuestros socios en toda la región tanto para aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano como para ejercer presión sobre el régimen para que el país pueda regresar pacíficamente a la democracia”, dijo.

Hablando anteriormente, Gregory Meeks, presidente demócrata del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, insistió en que había una “ventana de oportunidad” para la participación de Estados Unidos creada por las propuestas de Maduro.

Blinken también instó a los países a presionar a Haití para que celebre elecciones libres a finales de este año y para que Nicaragua realice reformas electorales para garantizar un voto libre en noviembre.

El funcionario de la Casa Blanca dijo a Reuters que Maduro estaba “enviando señales” a la administración, pero que no aliviaría las sanciones sin pasos concretos hacia elecciones democráticas.

Los ayudantes de Biden dejaron en claro que continúan reconociendo al líder opositor Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela.

Docenas de países respaldaron el reclamo de Guaidó luego de la reelección de Maduro en 2018 en una votación que los gobiernos occidentales llamaron una farsa. Pero Maduro mantuvo el apoyo del ejército, Rusia, China y Cuba.

(Reporte de Matt Spetalnick y Lisa Lambert; Editado por Mark Heinrich)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *