Explicado: Qué significa para Venezuela el partido de Maduro que ganó las elecciones legislativas

El domingo, el gobernador autoritario de izquierda venezolano Nicolás Maduro solidificó su control en el poder, con candidatos progubernamentales que afirmaron haber ganado la Asamblea Nacional, el único baluarte que hasta ahora ha permanecido fuera del control de su Partido Socialista.

La autoridad electoral de la nación sudamericana dijo el lunes que los candidatos pro Maduro obtuvieron el 67,6% de los 52 lakh de votos emitidos, con solo el 31% de los 2 millones de votantes participando en las urnas, que la mayoría de los Los partidos de oposición los habían boicoteado, llamándolos amañados.

Afirmando la victoria, el presidente Maduro dijo el lunes: “Hoy Venezuela despierta con un nuevo amanecer de paz, alegría, reencuentro y fortalecimiento de las instituciones democráticas. Ha comenzado una nueva etapa para la reconstrucción del Parlamento y la recuperación de nuestro país. ¡Estoy orgulloso de ser venezolano! “

La mayoría de las naciones occidentales, sin embargo, ya han desacreditado la elección como un fraude de Maduro y continúan reconociendo al líder opositor Juan Guaidó como el líder legítimo del país rico en petróleo.

Entonces, ¿cómo llegaron las cosas a este punto?

Los problemas de Venezuela comenzaron a mediados de la década de 2010 después de que terminó el auge mundial de las materias primas y el país entró en una crisis económica. Entre los países más pobres de América Latina, su economía dependiente del petróleo había crecido significativamente durante el auge, y las inversiones masivas en gasto social durante ese tiempo por parte del presidente Hugo Chávez, predecesor y mentor de Maduro, aseguraron la popularidad de los “chavistas”, como se les llama socialistas.

Tras el colapso económico, la tasa de criminalidad se duplicó y la inflación se multiplicó, situación que se vio agravada por las sanciones impuestas por Occidente.

READ  El conductor de hoy sufre de bronconeumonía, una enfermedad provocada por la gripe ¿Hay planificado un brote?

Oposición a Maduro

En las elecciones legislativas de 2015, los socialistas sufrieron un duro revés cuando partidos opuestos a Maduro ganaron la Asamblea Nacional con una avalancha de votos. Los resultados fueron un shock para su régimen, que usó su poder en el poder judicial del país para vetar decisiones de la Asamblea, y en 2017 lanzó un nuevo organismo omnipotente (pero con sello de goma) llamado Asamblea. Constituyente Nacional.

El momento decisivo del país llegó en 2018, cuando Maduro reclamó una reelección en las elecciones presidenciales marcadas por irregularidades, lo que los llevó al descrédito de varios países. Un Maduro rebelde aún optó por comenzar su segundo mandato el 10 de enero de 2019, que muchos venezolanos y miembros de la comunidad internacional han calificado de ilegítimo.

Con los poderes ejecutivo y judicial firmemente bajo su control, Maduro buscó reducir los poderes de la Asamblea Nacional. El legislador se resistió, con Juan Guaidó, su nuevo presidente designado, cuestionando la legitimidad del gobierno. El 22 de enero Guaidó se declaró presidente interino. Occidente se apresuró a reconocer su afirmación.

En ese momento, muchos expertos creían que Guaidó podría crear problemas al régimen de Maduro, dada su posición como presidente de la Asamblea Nacional, la popularidad entre las masas y el reconocimiento de más de 50 países como líder legítimo de Venezuela.📣 Siga Express explicado en Telegram

La votación “pre-ordenada” 2020

Para consternación de sus benefactores, Guaidó no pudo arrebatarle el poder a Maduro y enfrentó un peligro creciente luego de regresar a casa de una gira que hizo entre enero y febrero de 2020, que incluyó una reunión con el presidente de los Estados. Donald Trump unido.

El ejército del país ha estado junto a Maduro, cuyo régimen no ha mostrado ninguna intención de irse, a pesar de ser en gran medida impopular a nivel nacional. Sigue contando con el apoyo de los enemigos tradicionales de Estados Unidos, Rusia, Cuba, China e Irán.

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, habla en una conferencia de prensa el 7 de diciembre. Guaidó se declaró presidente interino el pasado mes de enero. Occidente se apresuró a reconocer su afirmación. (Foto: AP)

Maduro tampoco dejó piedra sin remover para asegurar la derrota de la oposición el domingo. A principios de este año, su régimen despojó a los principales partidos de oposición de Venezuela de sus líderes y nombró a sus propios representantes en su lugar. A Guaidó también se le prohibió acceder a programas de televisión y radio.

READ  Estados Unidos vuelve a proteger los activos de Citgo de los acreedores de Venezuela

A muchos líderes de la oposición se les ha impedido presentarse a las elecciones y muchos han sido arrestados o se han exiliado. La ONU ha acusado a Venezuela de “graves violaciones de los derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales” y ha denunciado lo que describió como un número “impactante” de presuntas ejecuciones extrajudiciales.

Maduro también ignoró las solicitudes de la Unión Europea de posponer la votación seis meses, lo que podría haber creado las condiciones para una votación justa, como el monitoreo por parte de observadores internacionales. Finalmente, la UE se negó a enviar observadores para la votación del domingo, diciendo que no existían las condiciones para una elección justa.

Por su parte, la mayoría de los partidos de oposición decidieron boicotear las elecciones, alegando que habían sido manipuladas, y el 12 de diciembre organizaron su propio referéndum en línea contra ellos como protesta.

También en Explicado | ¿Cuál es la supuesta corrupción estadounidense para el programa de indulto presidencial?

Porque el voto sigue importando

Aunque el veredicto de las elecciones legislativas no trae sorpresas, sí tendrá consecuencias.

Por un lado, significaría que el Partido Socialista de Maduro podría solidificar su control sobre los tres poderes del gobierno, la fiscalía y la comisión electoral, despejando su camino hacia un régimen autoritario total.

Al mismo tiempo, podría debilitar la imagen de Guaidó, quien en el papel perderá su cargo constitucional como presidente de la Asamblea Nacional el próximo 5 de enero. Esto podría erosionar aún más su autoridad, ya que se basó en este trabajo que Guaidó afirmó ser el presidente legítimo del país en 2019.

READ  Exportaciones de petróleo de Venezuela aumentan en agosto por ventas a India: informe

Sin embargo, se espera que los aliados venezolanos de Guaidó y los partidarios de su reclamo a la presidencia en todo el mundo sigan apoyándolo al ignorar la votación del domingo y tratar la Asamblea Nacional de 2015 como una continuación.

Chile, una de las principales democracias de la región, ya le dio su peso a Guaidó, declarando su apoyo al líder independientemente de los resultados de la votación del domingo. El canciller chileno, Andrés Allamand, dijo la semana pasada: “Seguimos trabajando bajo la premisa de que la autoridad legítima que existe en Venezuela es Guaidó”.

Estados Unidos también debería seguir apoyando a Guaidó, incluso después de que el presidente electo Joe Biden asumiera el cargo el 20 de enero. conquistar a los votantes latinos en el crucial estado de batalla de Florida.

Que significan las elecciones para los venezolanos

A medida que continúe el enfrentamiento de Maduro con Occidente, se espera que persistan las desastrosas condiciones que afligen al pueblo venezolano. Según estimaciones de la ONU, más del 90% del país vivía en la pobreza en abril de 2019. Desde que Maduro asumió el poder después de la muerte de Chávez en 2013, alrededor de 50 lakh de personas, una sexta parte de la población venezolana, han huido. del país, lo que lo convierte en el mayor movimiento de personas jamás registrado en el continente.

El Nacional, con sede en Caracas, descrito como uno de los últimos periódicos independientes en Venezuela, dijo el domingo en un editorial de votación: “¿Realmente queremos cambiar? Como ya se ha dicho, las elecciones de ayer no tienen nada que ver con la democracia. El referéndum popular organizado por una oposición fragmentada que pierde su objetivo es la única alternativa de expresión. Tenemos hasta el 12 de diciembre. Digámosle al régimen lo que realmente queremos “.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *