Gato salta sobre el imán en medio de la oración y experimenta el espíritu del Ramadán en un video viral

Gato salta sobre el imán en medio de la oración y experimenta el espíritu del Ramadán en un video viral

Un gato se sube al hombro de un imán durante la oración especial de Ramadán Taraweeh en una mezquita en Bordj Bou Arreridj, Argelia | Captura de pantalla: Facebook

Foto: Twitter

REFLEJOS

  • Taraweeh es una oración nocturna especial que se lleva a cabo durante el mes de Ramadán.
  • Durante uno de esos recital en una mezquita argelina, un gato se subió al hombro de un imán.
  • Un video viral captura el conmovedor momento en que el felino fue recibido por el sacerdote como uno de los suyos.
Un epítome saludable del espíritu del Ramadán fue capturado por la cámara cuando un imán, que dirigía el Taraweeh en una mezquita argelina, se unió a un gato para rezar.
Un video viral, publicado por la página oficial de Facebook de Sheikh Walid Mehsas, muestra el momento en que el felino salta sobre el sacerdote en medio de la oración, el recital nocturno especial observado durante el mes sagrado del Ramadán.

«Gloria a Dios. Incluso los animales temen las palabras de Dios. Mire a un gato pasar por encima del Imam. Y él está leyendo el Corán en la oración de Taraweeh», decía una leyenda traducida.

En el video, el compromiso inquebrantable del clérigo con la oración la mantiene en marcha a pesar de lo que podría haber sido una interrupción potencial.

En lugar de reaccionar, se le puede ver acariciando al gato, quien luego se sube a su hombro e intenta besarle la cara. El Imam continúa con su recitación, manteniendo la compostura incluso cuando el gato deambula por la mezquita.

READ  El grupo de K-Pop se encuentra con Joe Biden y habla sobre los crímenes de odio contra los asiáticos

El video viral de la mezquita de Alegrian ha capturado los corazones de innumerables personas en Internet, acumulando miles de acciones.

«Es tan divertido e increíble. Me encanta cómo mantuvo su enfoque pero también le dio la bienvenida al gato», decía un comentario.

“Como si el gato quisiera agradecerte por recitar el Noble Corán con una voz que agrada a sus oídos, Dios te bendiga, nuestro jeque”, compartió su opinión sobre otro.

Este conmovedor incidente sirve como un verdadero testimonio de la esencia del Ramadán, un mes sagrado que defiende las virtudes de la autodisciplina, la benevolencia y el crecimiento espiritual. A pesar de la interrupción percibida causada por el gato, el Imam se mantuvo firme en su oración, encarnando el significado de mantener una conducta equilibrada y ecuánime frente a circunstancias imprevistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *