La Corte Suprema de EE. UU. Dictamina contra inmigrantes con estatus temporal

Una Corte Suprema unánime dictaminó el lunes que miles de personas que viven en los Estados Unidos por razones humanitarias no pueden postularse para convertirse en residentes permanentes.

La jueza Elena Kagan escribió al tribunal que la ley federal de inmigración prohíbe a las personas que han ingresado al país ilegalmente y ahora tienen un estado de protección temporal solicitar “tarjetas verdes” para permanecer en el país de forma permanente.

La designación se aplica a personas que provienen de países devastados por guerras o desastres. Los protege de la deportación y les permite trabajar legalmente. Hay 400.000 personas de 12 países con estatus TPS.

El resultado de un caso que involucró a una pareja de El Salvador que había estado en los Estados Unidos desde principios de la década de 1990 se refería a si las personas que ingresaron ilegalmente al país y recibieron protección humanitaria alguna vez fueron “permitidas” en los Estados Unidos bajo la Ley de Inmigración.

Kagan escribió que no lo eran. “El programa TPS otorga a los extranjeros el estatus de no inmigrantes, pero no los admite. Por lo tanto, otorgar el TPS no convierte a un competidor en ilegal … elegible” para una tarjeta verde, escribió.

La Cámara de Representantes ya aprobó una legislación que haría posible que los beneficiarios de TPS se conviertan en residentes permanentes, señaló Kagan. El proyecto de ley tiene perspectivas inciertas en el Senado.

El caso enfrentó a la administración Biden con grupos de inmigrantes que argumentaron que muchas personas que llegaron a los Estados Unidos por razones humanitarias han vivido en el país durante muchos años, han dado a luz a ciudadanos estadounidenses y se han arraigado en los Estados Unidos.

READ  Venezuela y Cuba revisan cooperación bilateral - Prensa Latina

En 2001, Estados Unidos otorgó a los migrantes salvadoreños protección legal para permanecer en Estados Unidos después de una serie de terremotos en su país de origen.

Las personas de otros 11 países están igualmente protegidas. Ellos son: Haití, Honduras, Myanmar, Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán del Sur, Sudán, Siria, Venezuela y Yemen.

La decisión del lunes no afecta a los inmigrantes con TPS que inicialmente ingresaron legalmente a los Estados Unidos y luego, por ejemplo, cruzaron el límite de visas, señaló Kagan. Como estas personas han sido admitidas legalmente en el país y posteriormente recibieron protección humanitaria, pueden buscar convertirse en residentes permanentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *