La Reserva Federal de Nueva York defiende recortar los bancos puertorriqueños tras la represión relacionada con Venezuela

La Reserva Federal de Nueva York defiende recortar los bancos puertorriqueños tras la represión relacionada con Venezuela

Por Luc Cohen

NUEVA YORK (Reuters) – El Banco de la Reserva Federal de Nueva York defendió el miércoles su plan para cortar el acceso de un prestamista puertorriqueño al sistema bancario central de Estados Unidos tras una ofensiva federal contra los bancos vinculados a Venezuela.

En julio, el Banco San Juan Internacional (BSJI) demandó a la Reserva Federal de Nueva York para frenar el inminente cierre de su «cuenta principal», que permite a los bancos acceder al sistema de pagos electrónicos de la Reserva Federal, debido a preocupaciones sobre su cumplimiento de las sanciones antimonedas estadounidenses. y regulaciones. reglas de reciclaje.

BSJI dijo que mejoró el cumplimiento durante una suspensión anterior de 22 meses de su cuenta principal entre 2019 y 2020. Esto siguió a una investigación federal sobre los acuerdos crediticios que tenía con la petrolera estatal Petróleos de Venezuela, que está sujeta a sanciones de Estados Unidos.

El banco dijo que la suspensión «diezmó» sus relaciones con los clientes.

En documentos judiciales del miércoles, la Reserva Federal de Nueva York dijo que BSJI procesó transacciones que tenían «múltiples señales de advertencia de lavado de dinero u otra actividad ilegal».

En junio, se decía que BSJI prestaba servicios a sólo 13 clientes, la mayoría de ellos con sede en Curazao e incluidos familiares cercanos del propietario del banco Marcelino Bellosta.

La Reserva Federal de Nueva York también dijo que BSJI aún podría buscar acceso al sistema financiero estadounidense a través de un banco corresponsal externo.

Un abogado de BSJI declinó hacer comentarios.

READ  El triple saltador Yulimar Rojas sigue en camino de dar el salto dorado para Venezuela - NBC Chicago

BSJI dijo que Bellosta, de nacionalidad venezolana, ha vivido en Estados Unidos y Europa durante gran parte de los últimos 25 años.

En 2020 el banco pagó 1 millón de dólares para resolver la investigación de PDVSA, alegando que los contratos de crédito eran legítimos, y las autoridades federales devolvieron 53 millones de dólares en fondos incautados.

Históricamente, el sector bancario de Puerto Rico ha tenido estrechos vínculos con Venezuela, miembro de la OPEP.

En 2019, la Reserva Federal de Nueva York dijo que dejaría de aprobar cuentas importantes para algunos bancos puertorriqueños debido a las sanciones estadounidenses destinadas a derrocar al presidente socialista venezolano, Nicolás Maduro, informó Reuters en ese momento.

(Reporte de Luc Cohen en Nueva York; editado por Jonathan Oatis)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *