Médicos venezolanos culpan a Maduro por éxodo de trabajadores de la salud

Médicos venezolanos culpan a Maduro por éxodo de trabajadores de la salud

La situación de los trabajadores de la salud en Venezuela es precaria y repercute directamente en la asistencia que estos profesionales brindan a la población. Según la Federación Médica Venezolana (FMV), al menos 42.000 trabajadores de la salud se han ido del país en los últimos años debido a la crisis económica, los magros salarios y la falta de respuesta a sus demandas socioeconómicas.

“El primer problema es el salario, que en la práctica no existe. El salario mínimo establecido es de poco menos de $5 mensuales y las pensiones y jubilaciones son cero”, dijo Pablo Zambrano, secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud de Venezuela. Diálogo el 15 de abril. “Esto hace que los trabajadores de la salud migren a otros países para realizar otro tipo de trabajo, o para ingresar al sector informal en Venezuela”.

El presidente de la FMV, Dr. Douglas León Natera, dijo que los bajos salarios y la persecución del régimen a los trabajadores siguen provocando renuncias masivas y migración de médicos de todas las especialidades. También advirtió que los hospitales del país fallan constantemente en brindar servicios básicos como agua, electricidad y suministros médicos, lo que dificulta cada vez más brindar una atención médica adecuada a los pacientes.

Zambrano ratificó la situación descrita por la FMV y subrayó que los derechos humanos de los trabajadores de la salud se ven gravemente afectados.

Jaime Lorenzo, médico y director de la organización Médicos Unidos por Venezuela (Médicos Unidos de Venezuela), dijo que el 70% de las enfermeras y bioanalistas se han ido del país o trabajan en otros campos no sanitarios, según la ONG HUM Venezuela, que reporta emergencias humanitarias en el país.

READ  Venezuela y Uruguay albergarán refinerías iraníes

Lorenzo dijo que este problema se extiende a los médicos y profesionales médicos, y agregó que entre el 25 y el 30 por ciento del personal médico trabaja en centros privados, donde tienen que gastar de su bolsillo para ejercer, lo que es prohibitivamente caro para muchos médicos, especialmente los más jóvenes. unos.

Si bien hay excepciones, la falta de insumos es otro problema que afecta gravemente a los hospitales del país, especialmente de Caracas, que no reciben los fondos para comprar insumos y tienen que conformarse con las compras centralizadas del régimen, dijo Zambrano.

“Hay ingresos que vienen en dólares como el petróleo, la minería de diamantes, el aluminio, el hierro”, dijo Zambrano. “El régimen entonces no puede decir que no puede invertir 1 millón de dólares para reparar tomografías, mamografías, resonancias magnéticas, infraestructura, ambulancias, comprar focos, es decir, lo necesario para el funcionamiento de un hospital”.

Según Zambrano, el hostigamiento al que son sometidos los trabajadores de los hospitales por parte de las autoridades también es un gran problema, ya que se les exige cumplir con sus obligaciones laborales, aunque muchos de ellos no pueden pagar el transporte al trabajo.

“En los centros de salud sucede con frecuencia que funcionarios del régimen de Maduro recurren a los trabajadores de estos centros, por ejemplo acusándolos de ser terroristas simplemente por haber pedido salarios dignos, al punto de llevar estas denuncias a la fiscalía”. agregó Zambrano.

La desprotección y los abusos que sufren los profesionales sanitarios afectan directamente a la atención de los pacientes.

“Cuando llega un paciente, ¿quién da la cara? Muchos centros de salud no tienen ascensores y tienen que subir los pacientes por las escaleras en camillas”, dijo Zambrano. “Todos los centros de salud de Venezuela han tenido que reducir su capacidad de atención y hospitalización, llegando hasta el 20% de los pacientes que atendían en su punto máximo”.

READ  Biden analiza la calibración de sanciones contra Venezuela con el líder opositor Guaidó

La situación vacunal en Venezuela también es adversa e incluso ha provocado el resurgimiento de enfermedades previamente erradicadas.

“Estamos muy lejos de alcanzar el estándar internacional para poder decir que la población está adecuadamente vacunada”, dijo el Dr. Huníades Urbina, vicepresidente de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela. Unión Radio 93.7FM. El médico advirtió que enfermedades como la difteria han reaparecido, debido a las bajas tasas de inmunización que precedieron a la pandemia. También ha habido bajas coberturas de vacunación contra la poliomielitis y, según la Organización Panamericana de la Salud, Venezuela se encuentra en una zona de alto riesgo para la recurrencia de esta enfermedad al igual que el sarampión.

Los profesionales médicos han pedido repetidamente al régimen que implemente un plan de recuperación del hospital, dijo el Dr. Natera, pero no han recibido respuesta, solo un profundo silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *