México se salta la cumbre para protestar por las exclusiones

La Casa Blanca excluyó a Cuba, Venezuela y Nicaragua de la Cumbre de las Américas organizada por Estados Unidos esta semana, lo que llevó al presidente mexicano a amenazar con faltar al evento porque todos los países del hemisferio occidental no habían sido invitados.

El boicot al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y quizás a otros líderes podría socavar la importancia de la Cumbre de Los Ángeles, donde Estados Unidos pretende abordar los problemas económicos y migratorios regionales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, demócrata, espera reparar las relaciones con América Latina dañadas por su predecesor republicano, Donald Trump, reafirmar la influencia de Estados Unidos y contrarrestar a China.

Vea las últimas noticias en el Canal 7 o transmita gratis 7 más >>

La decisión de excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua siguió a semanas de intensas deliberaciones y se debió a preocupaciones sobre los derechos humanos y la falta de democracia en las tres naciones, dijo el lunes un alto funcionario de la administración de Biden.

Los asistentes de Biden han sido conscientes de la presión de los republicanos y algunos de los colegas demócratas del presidente para que no parezcan amables con los tres principales antagonistas de izquierda de Estados Unidos en América Latina.

La numerosa comunidad cubanoamericana de Miami, que ha favorecido las duras políticas de Trump hacia Cuba y Venezuela, es vista como un gran bloque electoral en Florida en las elecciones de noviembre que decidirán el control del Congreso de Estados Unidos.

López Obrador dijo a los periodistas en una conferencia de prensa regular el lunes que el canciller Marcelo Ebrard asistiría a la cumbre en su lugar, como había indicado anteriormente.

READ  Catriona Gray y Pia Wurtzbach entre las favoritas de apuestas de Miss Universo 2021

El presidente mexicano dijo que se reunirá con Biden en Washington el próximo mes, según confirmó la Casa Blanca.

La ausencia de López Obrador plantea dudas sobre la importancia de las discusiones de la cumbre centradas en frenar la migración a la frontera sur de EE. UU., una prioridad para Biden, y podría ser una vergüenza diplomática para EE. UU.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, un populista de derecha y admirador de Trump que dirige el país más poblado de América Latina, asistirá después de coquetear inicialmente para mantenerse alejado. Él y Biden han tenido relaciones frías, pero se reunirán para discutir una amplia gama de temas, incluida la inseguridad alimentaria, el cambio climático y la recuperación de la pandemia.

En las últimas semanas ya se había informado sobre la exclusión de Venezuela y Nicaragua, que conducen por la izquierda. El presidente Miguel Díaz-Canel de la Cuba gobernada por los comunistas dijo el mes pasado que no iría aunque lo invitaran. Cuba participó en las dos últimas cumbres.

En una declaración crítica el lunes, Cuba calificó la decisión de «discriminatoria e inaceptable» y dijo que Estados Unidos subestimó el apoyo de la región a la isla.

Estados Unidos invitó a varios activistas de la sociedad civil cubana a asistir a la cumbre, pero muchos afirmaron en las redes sociales que la seguridad del Estado cubano les había impedido viajar a Los Ángeles para asistir.

Habiendo descartado al presidente venezolano Nicolás Maduro, la administración está considerando un papel para el líder de la oposición Juan Guaidó, a quien consideran el presidente legítimo de Venezuela, después de haber condenado la reelección de Maduro en 2018 como una farsa.

READ  Sofá Castro tiene COVID-19 y habló sobre sus síntomas al revelar VIDEO

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, un exguerrillero marxista que ganó por cuarto mandato consecutivo en noviembre después de encarcelar a sus rivales, también fue excluido de la cumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.