Migración directa a Estados Unidos desde Venezuela se hunde bajo nueva política

CIUDAD DE MÉXICO — Los pasos fronterizos de VenezuelaNuestra huida a Estados Unidos desde su país sudamericano se estrelló en la primera semana de una política estadounidense de expulsarlos a México sin la oportunidad de solicitar asilo, dijeron el viernes funcionarios estadounidenses y mexicanos.

Los funcionarios de la administración de Biden dijeron que alrededor de 150 venezolanos cruzaban la frontera desde México todos los días, frente a los alrededor de 1200 antes de que se anunciara la política el 12 de octubre.

Arturo Rocha, un alto funcionario del Departamento de Relaciones Exteriores de México, dijo por separado que los venezolanos que ingresan a los Estados Unidos se redujeron en un 90%, aproximadamente en línea con las cifras del gobierno de los Estados Unidos. Dijo que el número de venezolanos que cruzan el peligroso Tapón del Darién entre Colombia y Panamá en la ruta más popular hacia Estados Unidos se redujo en un 80 por ciento.

El gobierno panameño informó el viernes que 435 migrantes venezolanos han regresado a casa desde Panamá desde que Estados Unidos anunció las nuevas reglas. Dijo que otros 200 venezolanos debían regresar el sábado en vuelos chárter organizados por el consulado venezolano.

Funcionarios de la administración de Biden dijeron que los venezolanos generalmente eran expulsados ​​en público Salud estándar conocido como Título 42, que suspende los derechos de asilo bajo el derecho estadounidense e internacional por razones de prevención de la propagación de COVID-19. La Casa Blanca amplió la política para expulsar venezolanos a México a pesar de los esfuerzos realizados a principios de este año para poner fin al Título 42, que se mantuvo vigente por orden judicial.

READ  Scott Atlas, asesor especial de Donald Trump sobre coronavirus, ha dimitido

Según las nuevas reglas, EE. UU. dice que aceptará hasta 24.000 inmigrantes venezolanos en los aeropuertos de EE. UU. si presentan su solicitud en línea por primera vez con un patrocinador financiero. Se les permitiría estar en libertad condicional por motivos humanitarios en un esfuerzo similar a cómo decenas de miles de ucranianos han ingresado a los Estados Unidos desde la invasión de Rusia.

Rocha escribió en una columna en un periódico que Estados Unidos ha recibido aproximadamente 7.500 solicitudes de libertad condicional de venezolanos. Los funcionarios estadounidenses se negaron a confirmar ese número en una conferencia telefónica con los periodistas, pero dijeron que había un interés significativo y que los vuelos comenzarían pronto.

Aunque solo tenía una semana, la represión contra los venezolanos tuvo un impacto inmediato en lo que se había convertido en un serio desafío para la administración de Biden. Los venezolanos fueron la segunda nacionalidad más grande en cruzar ilegalmente la frontera desde México en agosto, con otro fuerte aumento en septiembre a más de 33,000.

Muchos venezolanos que se dirigían a los Estados Unidos cuando se anunciaron las nuevas reglas ahora están en México y no están seguros de qué hacer a continuación.

Funcionarios mexicanos discutieron los primeros resultados del ejercicio conjunto con Guatemala sobre control migratorio.

Incluso mientras se llevaba a cabo ese evento oficial, los migrantes continuaron cruzando el río Suchiate entre los dos países en balsas de tubo, pero se entregaron más rápidamente a los agentes mexicanos.

Hasta ahora, México ha otorgado a venezolanos y otros migrantes pases de tránsito de corto plazo que les permitieron llegar a una ciudad más al interior de México, San Pedro Tapanatepec, donde podían esperar por visas más formales.

READ  Juez venezolano sancionado por EE.UU. designado presidente del máximo tribunal

Miles de migrantes se habían congregado en San Pedro Tapanatepec a la espera de esos documentos, que antes muchos usaban para continuar hacia la frontera con Estados Unidos.

Pero el viernes, Héctor Martínez Castuera, director de coordinación del Instituto Nacional de Migración de México, dijo que ya no se emitirían visas en San Pedro Tapanatepec. En cambio, las autoridades mexicanas han establecido un refugio para migrantes para gestionar a todos los que esperan allí.

“Hemos instalado un albergue allí, un albergue grande para manejar a los migrantes, pero por el momento no estamos distribuyendo nada. inmigración formas”, dijo.

Martínez Castuera dijo que los migrantes podrían tratar de obtener documentos para quedarse en México o regresar a Venezuela. Dijo que México podría ayudar a algunos a regresar, como quieren «muchos venezolanos», pero que el asunto era complicado.

—-

Spagat informó desde San Diego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.