República de Barbados, un nuevo comienzo

Al escuchar hablar de Barbados, la mayoría de los extranjeros lo identifican como un destino turístico de interés por sus playas y hoteles. Quizá también por sus singulares celebraciones de carnaval, típicas de la cultura caribeña, o por ser el lugar natal de la popular cantante e ícono pop Rihanna. Sin embargo, ahora mismo es noticia por un hecho significativo en su historia política.

Recientemente Barbados se ha convertido en una República Parlamentaria autónoma, rompiendo con la influencia de Gran Bretaña que data del siglo XVII bajo diferentes figuras. En octubre de 2021 se presentó un Proyecto de Ley de Enmienda de la Constitución que remueve a la reina Isabel como jefa de Estado y soberana. ¿Por qué se suscitó y cuáles son las consecuencias que acarrea este cambio de poder?

Datos de interés acerca de Barbados

La isla de Barbados está ubicada en el oriente del Mar Caribe, siendo una de las Antillas Menores. Su cultura es predominantemente caribeña, con influencias atlántica y africana. La ciudad de Bridgetown es la capital y centro poblado de mayor relevancia de la ahora República.

La actividad económica principal de Barbados en el presente es el turismo. Cuenta con buena infraestructura hotelera, la posibilidad de acceder a casino en linea y juegos presenciales y variedad de locales nocturnos, sobre todo en el barrio Saint Lawrence Gap. Durante el día la oferta de entretenimiento al aire libre incluye: surf en la costa atlántica, senderismo, submarinismo, festivales, días de playa, prácticas de críquet (deporte nacional de Barbados), entre otras actividades.

Algunos sitios de trascendencia geográfica, histórica y cultural de la isla son: Reserva Salvaje de Barbados, Parque Marino Folkestone, Parque Nacional de Farley Hill, Reserva Cheery Tree Hill, Museo Histórico de Barbados, Sinagoga Nidhe Israel, Sinagoga de Bridgetown, Iglesia Sharon Moravian, Jardín botánico Andrómeda, entre otros.

READ  El técnico de Venezuela dimite tras un año sin sueldo

Barbados destaca por la diversidad religiosa de sus habitantes (alrededor de 285 mil) y las fechas importantes que de allí se desprenden. Los festivales más famosos celebrados anualmente son: el carnaval, la fiesta de la cosecha o “Crop Over”, el “Congaline” de finales de abril y el Ghospelfest (festival musical de la comunidad cristiana). La música y el baile son muy importantes en la cultura barbadense, que mezcla en sus fiestas ritmos de calipso, jazz, soul, reggae, ska y soca. El estilo musical propio se conoce como spouge, surgido en la década de 1960 y popularizado por el cantante Jackie Opel.

De colonia británica a República

Previo a la llegada de los colonizadores europeos, el territorio de Barbados estuvo habitado por tribus de taínos, arahuacos y caribes. La isla fue reclamada por la corona española a mediados del siglo XVI, figurando en sus mapas geopolíticos y de navegación. No obstante, en 1625, los colonos británicos desembarcaron en el puerto de Holetown encontrándola prácticamente deshabitada. A partir de entonces fue considerada colonia del Imperio británico, con un gobernador y asamblea locales.

Como colonia, Barbados fue célebre por las plantaciones de caña de azúcar. Las trabajaban personas traficadas desde el continente africano, antepasados de gran parte de los habitantes hoy en día. A lo largo de 200 años se conoció como uno de los principales centros de comercio y distribución de esclavos del Atlántico. Durante el siglo XIX y la primera mitad del XX se sucedieron diferentes rebeliones de estos y sus descendientes, quienes siguieron trabajando en condiciones desfavorables y con muy pocos derechos tras la abolición de la esclavitud.

READ  Estados Unidos emite nuevas sanciones a Venezuela durante las recientes elecciones | Noticias políticas

Finalmente, el 30 de noviembre de 1966 se acordó la independencia del gobierno de Gran Bretaña, pasando a formar parte de la Mancomunidad Británica de Naciones, con un gobernador general autónomo y el reconocimiento de Isabel II como reina. Esta situación político-administrativa se mantuvo hasta 2020, cuando se inició un periodo transitorio hacia la conversión definitiva en República.

Este “nuevo comienzo” fue oficializado en una ceremonia el pasado 30 de noviembre, coincidiendo con el aniversario número 55 de la independencia. En adelante, el poder legislativo y ejecutivo de Barbados queda totalmente desligado de la corona británica, a pesar de que siguen formando parte de la Mancomunidad de Naciones.

¿Cuáles son los cambios más importantes que acarrea esta decisión?

En la oficialización de la destitución de Isabel II como jefa de Estado de Barbados estuvo presente Carlos, príncipe de Gales, y Rihanna, actualmente la artista barbadense más conocida en el ámbito internacional. Durante la ceremonia se nombró presidenta a Sandra Mason, hasta entonces gobernadora. Dicha decisión fue aprobada previamente por el Parlamento.

A pesar de que en 1966 fue acordada la independencia de Barbados, el portador de la corona británica continuó como jefe de Estado en el territorio. Esto significa que los gobernantes, jueces y ministros de la isla debían jurar lealtad a la Reina y sus sucesores. Por otro lado, Su Majestad formaba parte del Parlamento barbadense, junto al Senado y la Casa de la Asamblea. Es decir, la corona tenía influencia decisiva en las legislaciones, además de encabezar el poder ejecutivo.

Este cambio a República representa “un momento especial para personas que durante muchos años sufrieron esclavitud, represión y terribles condiciones bajo el mandato británico”, señala el historiador Henderson Carter en referencia a la época de la colonia (BBC News Mundo, 2021). También resaltó que las relaciones entre ambos países se consideran amistosas, prueba de ello es la presencia del heredero de la corona en el acto de conformación de la República.

READ  El tribunal español permite la extradición de un sospechoso venezolano a Estados Unidos

En tal sentido, Barbados continuará dentro de la Commonwealth en calidad de República Parlamentaria y democrática. El propósito es mantener y fortalecer alianzas estratégicas con naciones que comparten un pasado histórico y una cultura similar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.