Testigo de corrupción en Venezuela recibe sentencia leve tras indulto de Biden a aliado de Maduro

Testigo de corrupción en Venezuela recibe sentencia leve tras indulto de Biden a aliado de Maduro

MIAMI (AP) — Un empresario venezolano que ayudó a ocultar casi 17 millones de dólares en sobornos de un aliado del presidente Nicolás Maduro fue sentenciado el viernes a seis meses de prisión por un juez federal que expresó su frustración por el hecho de que su cooperación con las autoridades fue cancelada por Presidente Joe El reciente indulto concedido por Biden a uno de los principales objetivos criminales de Estados Unidos.

Orlando Contreras venía trabajando con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos desde 2019 para investigar la corrupción en la nación sudamericana.

Como parte de esa asistencia, dijeron los fiscales, realizó varios viajes peligrosos a Venezuela para reunir pruebas contra el empresario Alex Saab y el exgobernador José Vielma.

Saab y Vielma habían sido objeto de un programa secreto de espionaje. expuesto por la Associated Press en el que la DEA envió informantes encubiertos a Venezuela para registrar de forma encubierta y presentar cargos penales contra el círculo íntimo de Maduro.

Posteriormente, ambos hombres fueron acusados ​​de casos de corrupción separados. Pero mientras Vielma sigue prófugo, Estados Unidos Saab liberado en diciembre como parte de un intercambio por 10 estadounidenses y un contratista de defensa del Pentágono que habían sido encarcelados en Venezuela.

El juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Rodolfo Ruiz, dijo que lo convencieron de otorgarle a Contreras incluso más indulgencia de la recomendada por el gobierno debido a los riesgos que asumió al procesar a Saab, quien alguna vez fue un importante acusado criminal pero ahora alguien que, habiéndose refugiado en Venezuela, es poco probable que pueda volver a enfrentar la justicia en los Estados Unidos.

READ  Participé en el ensayo de la "vacuna china" y no se me cayó el brazo: esta es mi experiencia

“Todos se fueron del pueblo”, dijo Ruiz, “y él es el único que decidió quedarse y enfrentar la justicia”.

Saab, de 52 años, era bienvenido a casa como un héroe en diciembre por Maduro e inmediatamente se lanzó a una diatriba contra Estados Unidos, alegando que había sido torturado mientras esperaba la extradición de Cabo Verde en un intento de que se volviera contra Maduro.

Su liberación fue vista como una importante concesión a Maduro mientras la administración Biden busca mejorar las relaciones con la nación de la OPEP y allanar el camino para elecciones más libres. Este objetivo parece más difícil de alcanzar que nunca, ya que Maduro se niega a levantar la prohibición impuesta a su principal rival, María Corina Machado, de postularse para cargos públicos y opositores arrestados recientemente.

Contreras, que se declaró culpable el año pasado, admitió haber recibido casi 17 millones de dólares entre 2016 y 2019 para facilitar sobornos a cambio de 1.600 millones de dólares en contratos gubernamentales otorgados a Saab y a un socio para importar medicinas y cajas de alimentos en un momento de hambre generalizada en el país. . Aldea. Como parte del presunto plan, los conspiradores inflaron los precios de las necesidades básicas cobradas al gobierno venezolano, utilizando la cantidad extra para pagar sobornos a funcionarios.

Contreras dijo que sirvió como intermediario de Vielma, transfiriendo alrededor de $11 millones a cuentas en el extranjero por orden del entonces gobernador. Se quedó con la cantidad restante, pero ahora se la entrega al gobierno de Estados Unidos. Hasta la fecha, ha entregado 650.000 dólares, dos relojes de lujo y está pagando otros 100.000 dólares, dijeron sus abogados en el tribunal el viernes.

READ  Venezuela y Rusia sostienen discusiones mientras Occidente mantiene la presión

«El gobierno quiere castigar a una de las pocas personas que realmente cooperaron, mientras que el objetivo no sufre ningún castigo y recibe elogios en Venezuela», dijo uno de los abogados de Contreras, Martín Steinberg, abogando por una sentencia aún más leve de arresto domiciliario.

Contreras rompió a llorar al relatar dos extenuantes incidentes de secuestro en Venezuela en los que, según dijo, fue golpeado y abusado sexualmente, heridas que, según dijo, se habrían reabierto si lo hubieran encerrado.

“Vivo cada día con miedo de que me pueda volver a pasar”, le dijo al juez.

Sin embargo, Ruiz dijo que se justifica al menos algo de tiempo en prisión para disuadir a otros de participar en esquemas tan sofisticados de soborno internacional.

Los abogados de Contreras describieron su cooperación como «extraordinaria», que duró más de cuatro años e incluyó llamadas directas de la DEA a objetivos y al menos dos viajes arriesgados a Venezuela para avanzar en las investigaciones criminales de Estados Unidos.

Sin embargo, se desconoce el alcance total de su cooperación, ya que el relato de ambos fiscales y un memorando de sentencia de 76 páginas presentado por los abogados de Contreras permanecen bajo sello.

«Es justo decir que la información que corroboró que proporcionó fue muy útil», dijo el viernes en el tribunal el fiscal federal Alexander Kramer. “Se fue a Venezuela a intentar colaborar por voluntad propia. No fue solicitado por el gobierno.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *