“Un narco viejo, pobre, sin jubilación”: Querido Quintero, el narcotraficante más buscado de la DEA y su atrevido intento de evitar la extradición

Rafael Caro-Quintero se ha convertido en el narco más buscado por la Administración de Control de Drogas de EE. UU. (Foto: dea.gov/fugitives)

Querido Quintero es la leyenda. Y como tal, muchas versiones giran en torno a él. Algunos proceden de su propio entorno y tratan de facilitar el suyo. quedarse en México. Un gol cada vez más difícil tras la Agencia Administrativa de Aplicación de la Ley de los Estados Unidos (DEA) lo convierten en el hombre más buscado y que un tribunal colegiado desestime el recurso de revisión interpuesto por el titular de Sinaloa.

El viernes, la noticia de un revés del veterano líder del cartel de Sinaloa marcó las prioridades del gobierno mexicano: dáselo a tu vecino del norte.

Según la DEA, la “Narco de narcos”, es un hombre armado y peligroso, buscado por el secuestro y asesinato del agente Enrique Kiki Camarena, en 1985. Sin embargo, el retrato que ofrece de sí mismo es el de un viejo narco, que no puede trabajar y ni siquiera tiene dinero para pagarle a un abogado en caso de ser detenido por las autoridades.

Caro Quintero pasó 28 años en prisión por el asesinato del agente encubierto de la DEA Enrique Kiki Camarena (Foto: Archivo)
Caro Quintero pasó 28 años en prisión por el asesinato del agente encubierto de la DEA Enrique Kiki Camarena (Foto: Archivo)

“Como he revelado, asegura haber sido secuestrado por la acción de la justicia, lo que le impide trabajar o realizar cualquier actividad para la que pueda adquirir recursos económicos”, precisó en una petición presentada ante el Primer Tribunal Colegiado en materia penal de la Municipio de México, junio pasado.

Inteligencia Militar, la Fiscalía Mexicana y la Agencia de Drogas de los Estados Unidos (DEA) afirman que desde que salió de la cárcel en 2013, Caro Quintero ha reagrupado sus fuerzas y aprovechó la caída de su viejo amigo, Joaquín el “Chapo” Guzman, para disputar la plaza en el norte del país.

READ  Cómo encontrar una canción en Google si no conoces la letra

Para ello concentró su actividad en Triangulo Dorado, una de las áreas productoras de opio más grandes de América y se ha aliado con Beltrán Leyva, enemigos acérrimos de Cartel de Sinaloa. Cada vez más audaz, en su escalada intentaría apoderarse de Ciudad Juárez (Chihuahua), la gran puerta de entrada a Estados Unidos.

Tras su salida de prisión, uno de los principales objetivos de Caro Quintero era quitarle el poder a su expareja, Ismael el "Mayonesa" Zambada (Foto: Archivo)
Tras su salida de la cárcel, uno de los principales objetivos de Caro Quintero era quitarle el poder a su antiguo socio, Ismael el “Mayo” Zambada (Foto: Archivo)

Todo esto lo niega Caro Quintero. “La cita recurrente es insolvente porque afirma tener más de sesenta años, no jubilado ni jubilado“.

Su actitud es la habitual de los grandes jefes. Cuando la policía le preguntó al Chapo qué había hecho cuando fue detenido el 22 de febrero de 2014, respondió que era un simple agricultor. Querido Quintero ahora se expresa en un sentido similar, y por supuesto niego, como siempre, su participación en el asesinato del agente de la DEA Enrique “Kiki” Camarena, el crimen que lo llevó a prisión en 1985 y lo ha perseguido día y noche desde entonces.

La Fiscalía cree que el 7 de febrero de ese año, cuando Camarena salió del consulado de Estados Unidos en Guadalajara, fue secuestrado por la policía y entregado al Ministerio Público. Poste indicador de Guadalajara. En un campamento de la organización, el policía estadounidense fue torturado una y otra vez mientras un médico lo mantenía con vida. Cuando se recuperó su cuerpo, se descubrió que había sido castrado y enterrado vivo.

La barbarie ha golpeado el corazón de la DEA como nunca antes. La agencia ha lanzado una gigantesca operación, dentro y fuera de la ley, para atrapar a los culpables. Nadie se salvó.

READ  Coronavirus. Mire a Covid en México, no en los Estados Unidos, le pregunta a Trump

El primero en caer fue “El Narco de Narcos”. La justicia de México lo condenó a 40 años, pero en 2013, cuando aún le quedaban 12 años, logró que un juzgado de Jalisco lo dejara en libertad por un defecto formal. Cuando se anuló la decisión, ya estaba oculta.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Revés para Querido Quintero, SCJN no atraerá su protección de extradición a EE. UU.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *