Venezolanos prendieron fuego a maniquíes de Maduro, oponiéndose al ritual de Semana Santa

Venezolanos prendieron fuego a maniquíes de Maduro, oponiéndose al ritual de Semana Santa

Caracas (AFP) – Los venezolanos quemaron maniquíes que representaban al presidente Nicolás Maduro o a los aspirantes presidenciales de la oposición -dependiendo de su política- mientras honraban una tradición del Domingo de Pascua.

Emitido el: Modificado:

2 minutos

Fue Judas Iscariote, el apóstol que según la fe cristiana traicionó a Jesucristo, quien fue quemado en efigie en las calles en este día santo.

Pero con el tiempo, los venezolanos comenzaron a quemar a figuras contemporáneas que odian. Este año la atención de todos estaba puesta en las elecciones presidenciales previstas para el 28 de julio.

En los barrios que apoyan a la oposición, la gente quemó maniquíes que representan a Maduro, el socialista que busca un tercer mandato de seis años y que ha supervisado el colapso de la economía petrolera de Venezuela y se ha vuelto cada vez más autoritario.

Pero en áreas de Caracas que apoyan al presidente, la gente quemó imágenes de la popular líder de la oposición María Corina Machado, quien quiere postularse para presidente pero ha sido bloqueada por tribunales leales a Maduro.

En el barrio obrero de Candelaria fue quemado un maniquí con cuerpo y cabeza de tamaño humano con dos fotografías: una de Maduro y otra de Manuel Rosales, un veterano político que se presentó a último momento como candidato de oposición y se considera aceptable para el gobierno.

Las manos del maniquí sostienen los símbolos de la comisión electoral nacional y del congreso, a los que la oposición acusa de intentar manipular las elecciones.

READ  Durango vuelve al semáforo en rojo por el aumento de casos de Covid

En el cuerpo del maniquí hay un dibujo de un escorpión, el símbolo utilizado por la oposición venezolana para describir a candidatos como Rosales, que sólo dicen de palabra que apoyan la lucha contra Maduro pero en realidad quieren ayudarlo dividiendo a los anti. -voto del gobierno.

Mientras el maniquí, sentado en una silla, es rociado con gasolina y prendido fuego, un manifestante llamado Carlos Julio Rojas explica por qué no le agrada Rosales.

“Hizo un trato mafioso con la dictadura”, dice sobre Rosales. «Aquí hay gente que sufre sin agua corriente ni electricidad y que vive con salarios de miseria».

En Valle, otro barrio obrero de Caracas, el ambiente era diferente: los maniquíes de Judas quemados representaban a Machado e incluso al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Inicialmente fueron juzgados por dos actores, uno vestido de payaso y el otro de diablo.

El payaso dijo que Machado es una dama burguesa de antaño que apoya las sanciones económicas de Estados Unidos destinadas a obligar a Maduro a dejar el cargo.

“Traidora”, la llama el payaso. «La enviaré al infierno.»

Machado, de 56 años, dijo en un video publicado el domingo en X que ella o la mujer que quiere reemplazarla, Corina Yoris, aún podrían terminar en la boleta.

Yoris no pudo acceder al portal de registro en línea durante el reciente período de postulación –y la coalición de Machado alegó interferencia deliberada–, por lo que se registró “provisionalmente” a otro candidato.

Machado dijo que la oposición tiene hasta 10 días antes de las elecciones para cambiar de candidato.

«Las leyes venezolanas son muy claras», dijo.

READ  Detienen a un presunto implicado en el asesinato de Luis Miranda Cardoso, padre del exsecretario de Sedesol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *