0

El futuro del trabajo

ai-identificacion-facialCómo prosperar a través de la última revolución de TI

Dentro de cinco años, su lugar de trabajo será completamente irreconocible. Esa es una predicción fácil de hacer, dada la rapidez con la que la tecnología, los mercados y la dinámica del empleo siempre cambiantes están remodelando las organizaciones. Pero, ¿cómo serán esas diferencias realmente? y ¿cuál de las nuevas tecnologías de hoy tendrá el mayor impacto en el futuro?

“La tecnología va a cambiar la fuerza de trabajo”, señala David Burns, vicepresidente senior y CIO de fabricación y cadena de suministro de GE. “Como profesionales de TI, tenemos que descubrir cómo aplicar esa tecnología para hacer que las vidas de las personas sean más eficientes y gestionar los cambios demográficos y los de dentro de nuestras industrias”.

Estos son algunos de los mayores cambios que Burns y otros expertos prevén.

Las habilidades serán menos importantes que la capacidad de aprender otras nuevas
Según la investigación de la Universidad de Oxford, la “vida media” de una habilidad laboral se redujo de 30 años a cinco años entre 1984 y 2014, y continúa cayendo desde entonces. En el futuro, los empleados más valiosos en TI (y en otros lugares) no serán aquellos que hayan pasado años adquiriendo habilidades complejas, como el análisis de datos o el desarrollo de software. Serán aquellos que estén dispuestos y ansiosos por volver a capacitarse constantemente a lo largo de sus carreras, para que siempre tengan las habilidades que su organización más necesita.

Kim Smith, estratega de riesgo y director de innovación en IBM, compara a esos empleados con los primeros de la NASA retratados en la película Hidden Figures. En aquel entonces, “computadora” era un título de trabajo, no una pieza de equipo de oficina, y era el trabajo de los personajes centrales de la película. Luego la NASA adquirió una computadora central capaz de reemplazar un edificio lleno de computadoras humanas “por lo que se enseñaron Fortran”, anota Smith.

Para tener éxito en el futuro, su empresa debe apoyar, alentar y habilitar la reorganización de por vida. En IBM, significa dar a las personas acceso a la capacitación, y permitirles rotar dentro y fuera de los trabajos y departamentos, explica. “Pueden estar en un rol por un período de tiempo y luego ir a algo completamente diferente”.

“Creo que las expectativas van a cambiar”, agrega Burns. “Los profesionales de la tecnología deben ser más innovadores. Muchos de los que he visto fueron tomadores de órdenes, y tenemos que alejarnos de ese mundo. Tenemos que ayudar a interrumpir las industrias, en lugar de dejar que nuestras organizaciones se vean afectadas”. Para que eso suceda, dice, “verá expertos funcionales que se harán más expertos en tecnología y expertos de TI, que se harán más expertos en funcionalidad”.

También significará tomar algunas decisiones difíciles cuando se enfrente a empleados que no podrán o, no aprenderán nuevas habilidades o se adaptarán a las necesidades cambiantes. “Puede tener a alguien de primer nivel y técnicamente capaz”, señala Smith. “Pero si están atrincherados, son inflexibles y su EQ [cociente de inteligencia emocional] no está conectado para estar bien con el cambio y el fracaso, ese individuo puede ser tóxico para la organización como un todo”.

La inteligencia artificial y la automatización cambiarán la mayoría de los trabajos
De acuerdo con la investigación de PwC, el 38% de los trabajos en los EE.UU. podrían realizarse por máquinas automatizadas en los próximos 15 años. Los ejecutivos de tecnología informan que la automatización de procesos robóticos (en la que el software se implementa para realizar tareas repetitivas) podría afectar a millones de trabajos en este momento.

“El 45% de las actividades actuales se pueden automatizar utilizando la tecnología que ya tenemos”, indica Smith. “Eso podría afectar al menos a cien millones de trabajadores del conocimiento para el año 2025. Entonces, aquellas organizaciones que son dependientes de procesos repetitivos, ¿dónde van a capturar la eficiencia para mantenerse competitivas? ¿Y cómo reciclarán a su gente para adquirir otras habilidades y capacidades?”

Más allá de la automatización, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (en el que las computadoras que usan algoritmos combinados con grandes conjuntos de datos aprenden a tomar decisiones más rápido y a veces mejor que los humanos) reharemos los lugares de trabajo tal como los conocemos. Puede suceder antes de lo que piensa. “La inteligencia artificial ha estado en el horizonte de todos por un tiempo. Pero en nuestra visión del mundo, 2018 será el primer año en que se vuelva real”, indica Pat Ryan, arquitecto jefe de la consultora de tecnología SPR en Chicago. “Estamos buscando compañías clientes que realmente quieran hacer algo con eso”.

“Los radiólogos no están leyendo todas las imágenes que solían”, anota William Tanenbaum, codirector de la práctica de transacciones tecnológicas en el bufete de abogados de Nueva York, Arent Fox. “La inteligencia artificial puede leer una radiografía mejor que un médico, o al menos leerla durante 77 horas sin descansar, y puede permitir que el médico haga cosas mejores más rápido”.

Él y otros expertos insisten en que el advenimiento de la inteligencia artificial en el lugar de trabajo cambiará los empleos, haciéndolos más agradables, en lugar de eliminarlos. Ryan, por ejemplo, sugiere que el término “inteligencia artificial” debería ser reemplazado por “inteligencia aumentada”, porque eso es lo que hará la inteligencia artificial: aumentar las capacidades de los trabajadores del conocimiento.

“¿Cómo se ve un trabajador de TI exponencial?”, pregunta Jeff Schwartz, director de capital humano de Deloitte Consulting. “¿Qué parte de su trabajo es la resolución de problemas? ¿Cuánto es rutina? ¿Qué comunicación se necesita en su trabajo? ¿Qué supervisión se requiere?” Si el/ella supervisa a varias personas, considere lo que podría implicar esa supervisión, señala. “¿Está programando a un grupo de personas, lo que podría hacerse por algoritmo, o es gente hablando, viendo e interactuando entre sí?” Con la automatización, la función de programación podría ser manejada por un chatbot. Nuestro hipotético empleado de TI aún podría tener una reunión diaria con su equipo, pero ahora podrían pasar ese tiempo resolviendo problemas laborales o discutiendo prioridades.

“Lo miro y digo que hay una oportunidad para impulsar la productividad”, indica Burns. “En general, no creo que a la gente le guste hacer tareas mundanas. Ellos quieren enfocarse en agregar valor, y estas máquinas los ayudan a agregar más valor de lo que podrían por sí mismos”.

Una manera en que la inteligencia artificial puede agregar mucho valor, señala, es ayudando a los humanos a descubrir dónde enfocar su atención. “La cantidad de información disponible en el lugar de trabajo está creciendo más rápido de lo que la gente puede manejar y se sienten abrumados. Algunas tecnologías de inteligencia artificial y aprendizaje automático ayudarán a eliminar el desorden”.

Su futura fuerza de trabajo será muy diferente a la de hoy
Una de las fuerzas obvias que impulsan la adopción de la inteligencia artificial y la automatización es el apretado mercado actual de mano de obra calificada, especialmente cuando se trata de habilidades tecnológicas muy solicitadas, como el análisis de datos. Pero Schwartz cree que las compañías que actualmente luchan por contratar talento, lo están haciendo debido a las ideas arraigadas sobre lo que es y lo que no es el empleo.

“Tal vez haya una escasez de talento y tal vez no”, indica. “Tal vez la crisis del talento es el resultado de buscar experiencia en nuestros patios traseros y en nuestras propias oficinas. Las empresas buscan contratar personas para que trabajen en sus edificios de la misma manera que antes”.

En cambio, añade, los empleadores necesitan ampliar su visión de lo que es su fuerza de trabajo. Deloitte predice que la fuerza de trabajo del futuro estará compuesta por empleados que trabajan codo a codo con contratistas y, con inteligencia artificial y automatización. Cada vez más, los empleadores recurrirán al trabajo colectivo como parte de la mezcla, indica Schwartz.

¿Cómo funcionará eso? “Hay proyectos significativos de I+D en los que usan competencias”, anota Schwartz. Uno de los más famosos fue el Premio Netflix en el 2009. Netflix ofreció un premio de un millón de dólares a cualquier persona que pudiera hacer una mejora del 10% o más a su software que recomendaba películas y programas de TV a los usuarios según sus clasificaciones de contenido ya observado. El equipo ganador, apodado el Caos Pragmático de Bellkor, logró una mejora del 10.6%.

Desde entonces, otras compañías han utilizado competencias similares para resolver problemas técnicos difíciles. En el 2013, por ejemplo, GE utilizó un enfoque similar para encontrar una forma más ligera de sujetar las alas de los aviones. “Por una cantidad razonable de dinero, puede atraer a mucha gente alrededor del mundo para resolver su problema”, indica Schwartz. “Nuestra sensación es que puede usar a la multitud para casi cualquier tipo de trabajo. Puede “pixelar” el trabajo en piezas muy pequeñas y hacer que la multitud trabaje”.

Una ventaja: Crowdsourcing le brinda acceso a una cohorte de trabajadores calificados mucho mayor de la que su empresa podría contratar. “La mayoría de los mejores programadores del mundo no trabajan para usted”, indica Schwartz. “Y hay un número significativo que no quiere trabajar para nadie. Así que creo que esta es una perspectiva realmente interesante”.

La computación cuántica redefinirá la productividad
Cuando se le preguntó qué tecnologías emergentes marcarían la mayor diferencia para el futuro lugar de trabajo, varios expertos señalaron la computación cuántica. Las computadoras tradicionales, basadas en chips de silicio, funcionan en código binario en el que cada valor es cero o uno. La computación cuántica permite un tercer estado que combina cero y uno, lo que significa que las computadoras cuánticas son mucho más poderosas a las que tenemos hoy en día.

El año pasado, investigadores de la Universidad de Michigan enviaron electrones a través de un semiconductor utilizando pulsos de láser ultrarrápidos. Fue un primer paso hacia la creación de computadoras miles de veces más rápidas que las de hoy. “Probablemente estamos a dos o tres años de una adopción significativa, solamente porque el uso de pequeños pulsos de luz es realmente difícil, y el costo no es insignificante”, indica Ragu Gurumurthy, director digital y de innovación de Deloitte.

Pero cuando la computación cuántica llegue a su lugar de trabajo, hará una gran diferencia. “En el nivel más básico, toda la red e Internet pueden ser mucho más seguras con las computadoras cuánticas”, indica Gurumurthy. “La seguridad informática se mejorará exponencialmente”.

En segundo lugar, agrega, “hoy hay muchos problemas para los que no se tiene la suficiente capacidad de cálculo para resolver rápido en términos de modelado”.

Lo que es más importante, la computación cuántica puede reducir drásticamente los requisitos de energía para la informática de nivel empresarial. “Cuando uno piensa en el costo operativo de un centro de datos o centro de conmutación, la energía es un gran componente de ese costo”, indica. “¿Cómo se puede diseñar un centro de datos para reducir ese costo?”

Es una preocupación que va más allá del costo. El año pasado, la Asociación de la Industria de Semiconductores publicó un informe que predecía que, si la computación tradicional continúa su crecimiento actual, para el 2040 ya no podremos generar la potencia suficiente para operar las computadoras del mundo. Debido a que no está limitado por la física que demanda una cantidad mínima de energía para ejecutar una computadora tradicional, la computación cuántica es una posible solución a ese problema.

No puede dejar de estudiar
Como un líder de TI, debe continuar aprendiendo constantemente sobre las tecnologías que más beneficiarán a su organización, o a sus competidores, en el futuro, afirman los expertos. Por ejemplo, considere la realidad aumentada y la realidad virtual, que ya se usan con fines de capacitación y diagnóstico, como tecnologías que quizás necesite vigilar de cerca en los próximos años. “Me sorprendió ver cómo estas dos han evolucionado en los últimos 12 meses”, indica Gurumurthy. “Hace algún tiempo habría dicho que solo serían útiles para los jugadores, pero estas tecnologías tendrán un impacto en el lugar de trabajo en los próximos cinco años”.

“Es importante pasar tiempo mirando en la periferia algunas de las cosas nuevas que se avecinan”, agrega Burns. “Necesita la capacidad de ver más allá del trabajo diario que tiene que hacer. Es mucho mejor gastar el 5% de su tiempo mirando al futuro que el 100% de su tiempo lidiando con lo que está en su bandeja de entrada”.

En un mundo incierto, es importante mantener abiertas tantas opciones como sea posible. “Algunas de estas tecnologías emergentes parecen estar muy lejos”, anota. “Pero estarán aquí antes de que lo sepa”.

Minda Zetlin, CIO.com – CIOPeru.pe

Ordenado por: De interés y curiosidades Tags: 

TOT

 

 

Contenidos recomendados...

Comparta esta publicación

Artículos relacionados

Escriba su comentario

Ud. tiene que estar conectado para publicar comentarios.

Red de publicaciones IDG en Latinoamérica: Computerworld Ecuador - Computerworld Colombia - CIO Perú // Contáctenos
© 2018 Computerworld Venezuela - All rights reserved ---- WordPress - Tema adaptado por GiorgioB