Ninguna acción inmediata en la reunión de emergencia de la ONU sobre la disputa Guyana-Venezuela

Ninguna acción inmediata en la reunión de emergencia de la ONU sobre la disputa Guyana-Venezuela

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no tomó ninguna medida inmediata durante una reunión de emergencia a puertas cerradas solicitada por Guyana el viernes pasado después del referéndum de Venezuela para reclamar la vasta región del Esequibo, rica en petróleo y minerales, que constituye gran parte de su vecino.

Pero los diplomáticos dijeron que el consenso entre los 15 miembros del consejo es que se debe respetar el derecho internacional, incluido el requisito de la Carta de las Naciones Unidas de que todos los países miembros respeten la soberanía y la integridad territorial de cada otra nación, y que las partes respeten las reglas del Consejo. Corte Internacional de Justicia. órdenes y su papel como árbitro.

Un posible comunicado de prensa circuló entre los miembros del consejo, y algunos dijeron que necesitaban consultar con las capitales, dijeron diplomáticos, que hablaron bajo condición de anonimato porque las consultas eran privadas.

Al comienzo de la reunión del viernes, los diplomáticos dijeron que la jefa política de la ONU, Rosemary DiCarlo, informó al consejo sobre la disputa.

En una carta al Presidente del Consejo de Seguridad solicitando la reunión de emergencia, el Ministro de Relaciones Exteriores de Guyana, Hugh Hilton Todd, acusó a Venezuela de violar la Carta de las Naciones Unidas al intentar apoderarse de su territorio.

La carta relataba el arbitraje entre la entonces Guayana Británica y Venezuela en 1899 y la demarcación formal de su frontera en un acuerdo de 1905. Durante más de 60 años, decía, Venezuela aceptó la frontera, pero en 1962 disputó el arbitraje de 1899 que había establecido la frontera. Perímetro.

La lucha diplomática por la región de Esequibo ha estallado desde entonces, pero se intensificó en 2015 después de que ExxonMobil anunciara que había encontrado grandes cantidades de petróleo frente a sus costas.

La disputa se intensificó cuando el presidente venezolano, Nicolás Maduro, celebró un referéndum el domingo en el que los venezolanos aprobaron su reclamo de soberanía sobre el Esequibo.

Se preguntó a los votantes venezolanos si están a favor de crear un Estado en el territorio en disputa, otorgar ciudadanía a los residentes actuales y futuros de la zona y rechazar la competencia de la Corte Suprema de las Naciones Unidas para resolver el desacuerdo entre los países sudamericanos. Desde entonces, Maduro ha ordenado a las empresas estatales venezolanas que comiencen de inmediato la exploración en la región en disputa.

La superficie de 159.500 kilómetros cuadrados (61.600 millas cuadradas) representa dos tercios de Guyana. Pero Venezuela, que tiene las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, siempre ha considerado a Esequibo como propio porque la región estuvo dentro de sus fronteras durante el período colonial español.

En una entrevista con The Associated Press el miércoles, el presidente de Guyana, Irfaan Ali, acusó a Venezuela de desafiar el fallo del 1 de diciembre de la Corte Internacional de Justicia de los Países Bajos.

Ordenó a Venezuela que no tomara ninguna medida hasta que el tribunal se pronuncie sobre los reclamos en competencia de los países, un proceso que se espera que lleve años.

El gobierno de Venezuela condenó la declaración de Ali, acusando a Guyana de actuar irresponsablemente y afirmando que había dado luz verde al Comando Sur del ejército estadounidense para ingresar a Esequibo.

READ  La Academia Venezolana de Medicina se preocupa por el uso de la vacuna cubana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *