El hombre que dedicó su vida a promover el arte venezolano

El hombre que dedicó su vida a promover el arte venezolano

Desde caracas con amor

«Alfredo Boulton: Mirando a Venezuela, 1928-1978», ed. por Idire Alonso (Getty Publications, $275 pp, $60), en relación con la exposición del mismo nombre que se podrá ver hasta el 24 de enero en el Getty Research Institute

por Bondo Wyszpolski

Poco conocido fuera de su país, Alfredo Boulton (1908-1995) fue un conocido fotógrafo, crítico de arte e historiador del arte venezolano que publicó más de 60 libros, entre ellos una «Historia de la Pintura en Venezuela» en tres volúmenes. Esto último es más fundamental que definitivo; fue bien recibido a pesar de algunos inconvenientes. Aun así, escribe Janeth Rodríguez Nóbrega, y “a pesar de su enfoque limitado, Alfredo Boulton siempre permanecerá asociado con la reevaluación de la pintura colonial venezolana”.

“El sueño del Rey Miguel №40” (hacia 1940), de Alfredo Boulton. Impresión en gelatina de plata; Instituto de Investigación Getty; Donación parcial de la Fundación Alberto Vollmer 2021.M.1.11

En 2020, el Instituto de Investigación Getty (GRI) adquirió el archivo fotográfico completo de Boulton, que abarca 75 años y también incluye su correspondencia y otra documentación. Como señala la directora del GRI, Mary E. Miller: “Fue, en muchos sentidos, el intelectual venezolano más importante del siglo XX, cuyo tema era Venezuela.» ¿Pero por qué detenerse ahí? “Alfredo Boulton es la esencia de la Venezuela del siglo XX, un papel que sospecho que aceptaría con gusto”.

Sin embargo, es posible que Boulton no haya alcanzado una reputación internacional por sus fotografías porque sus imágenes parecen menos preocupadas por los valores estéticos que por retratar escenas cotidianas de Venezuela y su gente. Uno de los ensayos del catálogo profundiza en lo que Boulton llamó “belleza criolla”, un término para la fusión armoniosa o mestizaje de pueblos blancos, negros y morenos. Otro de sus primeros temas retrató la belleza clásica del hombre mestizo venezolano.

READ  Colombia y Venezuela lanzan llamado a la COP27 para salvar la Amazonía

Sin embargo, después de su ensayo fotográfico “La Margarita” (1952), Boulton dejó de lado sus actividades fotográficas durante unos 20 años y comenzó a escribir. En 1956 publicó «Los retratos de Bolívar», en el que Boulton exploraba la iconografía existente del «Libertador», Simón Bolívar (¡no confundir con Simone de Beauvoir!), quien llevó a varios países sudamericanos a Independencia de España. Fue, escribe Nóbrega, “el primer estudio en Venezuela que rastrea la abundante iconografía del héroe”. Entre muchas otras obras de arte, Bolívar es el tema de “El general en su laberinto”, de Gabriel García Márquez, y “El Libertador”, película cuya banda sonora fue compuesta y dirigida por Gustavo Dudamel.

Los artistas, pintores y escultores venezolanos no son muy conocidos (ciertamente no como el colombiano Fernando Botero), pero algunos de ellos merecen ser tomados en consideración: Carlos Cruz-Diez, Jesús Rafael Soto, Armando Reverón y Alejandro Otero, en particular, y Boulton también escribió sobre ellos. Posteriormente sus intereses retrocedieron en el tiempo. El primer asentamiento colonial de Venezuela, Nueva Cádiz, en la isla de Cubagua, que data de 1540, fue excavado y explorado con el impulso y el entusiasmo de Boulton.

“Luis Sánchez Olivares, ‘El Diamante Negro’, №2” (1952), de Alfredo Boulton. Impresión en gelatina de plata; Instituto de Investigación Getty; Donación parcial de la Fundación Alberto Vollmer 2021.M.1.66

¿Y antes? Alessandra Caputo Jaffe subraya que «las regiones que hoy componen Venezuela constituyeron en el pasado prehispánico un área de confluencia entre las culturas de los Andes, la Amazonía y el Caribe, actuando como un lugar de dinámicas relaciones interétnicas». De esa época se descubrieron diversas cerámicas, y «Boulton sirvió como mediador diplomático entre los coleccionistas de arte prehispánico y los arqueólogos que analizaban científicamente dichas obras». En el catálogo se reproducen algunas imágenes relacionadas, con una iluminación espectacular.

READ  Venezuela recorta parte del FMI de nuevas reservas de 650.000 millones de dólares

Uno de los curiosos ensayos del libro, de Gabriela Rangel, es esencialmente una defensa de la pintora Aimée Battistini, quien fue expulsada del grupo artístico Los Disidentes, que incluía artistas expatriados que vivían en París. El grupo de vanguardia permaneció unido durante seis meses y la mayoría de ellos, excepto Otero, parecen hoy poco conocidos. Battistini mantuvo correspondencia con Boulton, que actuó como una especie de intermediario y reprendió a los artistas por sus luchas internas. El ensayo parece desviarse del enfoque principal del libro y uno puede imaginar una intención de “Justicia para Aimée” como su verdadero objetivo. Aquí se reproducen dos pinturas de Battistini, en color, y esto es más de lo que se ha proporcionado a nadie.

“Quinta Barutaima, Los Guayabitos, №53” (1947), de Alfredo Boulton. Impresión en gelatina de plata; Instituto de Investigación Getty; Donación parcial de la Fundación Alberto Vollmer 2021.M.1.40

También se presta cierta atención a la decoración vanguardista de Boulton de lo que de otra manera habría sido su casa tradicional en Pampatar, Isla de Margarita, en los años 1952-1954. Esto también recibe algo de atención en la exposición, a través de una escultura, una silla, una pintura o dos y un vídeo que contribuyen a nuestra apreciación general.

Dicho esto, el programa está impecablemente organizado e informativo, que es lo que se esperaría de cualquier cosa organizada por el GRI, pero por lo demás es poco probable que cause mucho revuelo. Si bien anhelamos saber más sobre Alfredo Boulton, prácticamente todo lo que escribió (y estoy hablando de esos más de 60 libros) sigue sin estar disponible o sin traducir del español.

READ  Venezuela: Plan de Respuesta Humanitaria 2022 - 2023 (agosto 2022) - Venezuela (República Bolivariana de)

Alfredo Boulton: Mirando a Venezuela, 1928-1978, está en exhibición hasta el 24 de enero en el Getty Research Institute, en el Getty Center de Los Ángeles. Información en getty.edu. urgencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *