Estados Unidos reflexiona sobre libertad condicional al estilo ucraniano para migrantes venezolanos

La administración Biden está desarrollando planes para que los venezolanos con patrocinadores financieros otorguen libertad condicional para ingresar a los Estados Unidos, de manera similar a como se admitió a los ucranianos después de la invasión de Rusia, dijeron funcionarios estadounidenses el martes.

Cuatro funcionarios han ofrecido ampliamente el plan para hacer frente a un gran aumento de venezolanos que llegan a la frontera de Estados Unidos con México. Hablaron bajo condición de anonimato porque no se les permitió discutir el asunto públicamente.

Los venezolanos que crucen la frontera ilegalmente por tierra serían repatriados de inmediato a México, dijeron dos funcionarios. Actualmente, México solo acepta migrantes deportados bajo la autoridad del Título 42, una regla de la era de la pandemia que niega a los migrantes el derecho a buscar asilo y está diseñada para prevenir la propagación de COVID-19, si provienen de Guatemala, El Salvador u Honduras, como así como México.

Los venezolanos que califiquen para la libertad condicional ingresarían a Estados Unidos en los aeropuertos, dijeron dos funcionarios, reflejando un programa presentado en abril que permite a los ucranianos con patrocinadores financieros permanecer hasta dos años.

Los funcionarios enfatizaron fuertemente que las discusiones fueron fluidas y que los planes podrían cambiar. Los planes fueron informados la madrugada del martes desde CNN Y Los New York Times.

Si bien quedan cuestiones importantes, como cuántos serían elegibles para la libertad condicional y dónde abordarían los aviones los venezolanos, las discusiones muestran preocupación por lo que ha surgido como un gran desafío para las autoridades en los Estados Unidos, México y América Central y la evidencia de un acuerdo hemisférico alcanzado en junio en Los Ángeles para que los países anfitriones aborden los problemas juntos.

READ  Muere Lee Kun-hee, presidente de Samsung y el hombre más rico de Corea del Sur

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios al final del martes. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México dijo que dará a conocer los detalles cuando finalicen las conversaciones. “Estamos discutiendo un nuevo enfoque que incluya la migración de México y los países del norte de Centroamérica, así como de Haití, Cuba, Venezuela y Nicaragua, de manera ordenada y con acceso a opciones laborales”, dijo el ministerio en una nota.

Los venezolanos han superado recientemente a los guatemaltecos y hondureños para convertirse en la segunda nacionalidad más grande detenida en la frontera de los Estados Unidos después de los mexicanos. En agosto, los venezolanos fueron detenidos 25.349 veces, un 43% más que las 17.652 de julio y cuatro veces las 6.301 reuniones de agosto de 2021, lo que indica un cambio demográfico notablemente repentino.

Se estima que 6,8 millones de venezolanos han huido de su país desde que la economía colapsó en 2014, principalmente a países de América Latina y el Caribe. Pero la relativa fortaleza de la economía estadounidense desde la pandemia de COVID-19 ha provocado que los migrantes venezolanos miren hacia el norte. Además, las tensas relaciones con el gobierno venezolano hacen que sea extremadamente difícil enviarlos a casa bajo la autoridad del Título 42, lo que anima a otros a venir.

México, bajo la presión de la administración de Biden, introdujo restricciones de viajes aéreos para limitar la migración venezolana a los Estados Unidos en enero, pero desde entonces muchos se han mudado a una peligrosa ruta terrestre que pasa por el infame Tapón del Darién de Panamá.

READ  Lecciones de las sanciones contra Rusia para China

El plan en el que se está trabajando tendría como objetivo disuadir a los venezolanos de los peligrosos viajes por tierra y servir como libertad condicional para los ucranianos. La administración se ha comprometido a recibir hasta 100.000 personas que huyen de la invasión rusa y ya autorizó a decenas de miles, incluidas casi 17.000 en agosto. «Unidos por Ucrania», como se llama el programa de libertad condicional, terminó efectivamente con una práctica efímera de personas que viajaban a México como turistas y se presentaban en los cruces fronterizos de Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.