Las importaciones de petróleo de China desde Rusia en mayo alcanzan un récord, superando al principal proveedor saudí