Los científicos proponen lanzar un «paraguas» del tamaño de Argentina a nueve millones de millas de la Tierra para bloquear nuestro planeta de los rayos del sol, y prometen que reduciría el calentamiento en 2,7 F en dos años.

Los científicos proponen lanzar un «paraguas» del tamaño de Argentina a nueve millones de millas de la Tierra para bloquear nuestro planeta de los rayos del sol, y prometen que reduciría el calentamiento en 2,7 F en dos años.

Los climatólogos están desarrollando una sombrilla del tamaño de Argentina que bloquearía los rayos del sol para mitigar los efectos del calentamiento global en la Tierra.

Esta loca idea proviene de investigadores israelíes que creen que la sombra de un millón de millas cuadradas podría reducir la temperatura de la Tierra en 2,7 grados Fahrenheit en dos años.

El equipo del Technion-Instituto de Tecnología de Israel está buscando hasta 20 millones de dólares para un prototipo de 100 pies cuadrados, que, según dice, podría estar terminado en 2027.

La “vela” estaría a más de nueve millones de kilómetros de la Tierra y se desplazaría por el espacio abriendo y cerrando la capa de sombra.

A medida que los investigadores avanzan en la propuesta, los críticos dicen que el costo de la “megaestructura” sería increíble: se espera que el diseño israelí ascienda a billones.

La “vela” estaría a más de nueve millones de kilómetros de la Tierra y se desplazaría por el espacio abriendo y cerrando la capa de sombra.

El paraguas estaría hecho de velas solares livianas unidas a una máquina alimentada por energía solar.  El equipo no compartió detalles sobre los materiales que se utilizarán para la innovación.

El paraguas estaría hecho de velas solares livianas unidas a una máquina alimentada por energía solar. El equipo no compartió detalles sobre los materiales que se utilizarán para la innovación.

El físico de Harvard Avi Loeb comentó sobre el proyecto: «Erigir una de estas 'megaestructuras' en el espacio sería muy costoso y requeriría una importante colaboración internacional mediante una reasignación de fondos de los presupuestos militares a fines pacíficos».

Disminuir o bloquear el sol para enfriar la Tierra es un proyecto de muchos científicos.

READ  Nos complace informarle que Apple ya no requiere verificación para los descuentos educativos.

En 2021, una iniciativa de 3 millones de dólares respaldada por Bill Gates reveló que su objetivo era rociar millones de toneladas de tiza en la estratosfera.

Y el año pasado, la Casa Blanca anunció que estaba abierta a cualquier plan para impedir que la luz solar llegue a la superficie de la Tierra en un esfuerzo por detener el calentamiento global.

Aunque ninguno de estos proyectos ha alcanzado aún su plena madurez, el equipo israelí espera tener un prototipo dentro de los próximos tres años.

Yoram Rozen, quien dirige el plan, dijo Los New York Times: “Nosotros en el Technion no vamos a salvar el planeta.

El equipo dijo que diseñaría un cohete especial para llevar su paraguas al espacio.  El dispositivo permanecería plegado dentro de la nave y se abriría una vez que alcanzara la posición objetivo.

El equipo dijo que diseñaría un cohete especial para llevar su paraguas al espacio. El dispositivo permanecería plegado dentro de la nave y se abriría una vez que alcanzara la posición objetivo.

L1 es una posición en el espacio donde las fuerzas gravitacionales de un sistema de dos cuerpos como el Sol y la Tierra producen regiones de mayor atracción y repulsión.  Esta posición, según el equipo, proporcionará una sombra constante sobre una parte gigante de nuestro planeta.

L1 es una posición en el espacio donde las fuerzas gravitacionales de un sistema de dos cuerpos como el Sol y la Tierra producen regiones de mayor atracción y repulsión. Esta posición, según el equipo, proporcionará una sombra constante sobre una parte gigante de nuestro planeta.

«Pero vamos a demostrar que es posible».

El proyecto, llamado Cool Earth, requeriría 2,5 millones de cortinas, pero debido a su tamaño, el equipo dijo que tendrían que lanzar una serie de cortinas más pequeñas.

El paraguas estaría hecho de velas solares livianas unidas a una máquina alimentada por energía solar.

El equipo no compartió detalles sobre los materiales que se utilizarán para la innovación.

La enorme sombra parece flexible, lo que permite al equipo plegarla dentro de una nave que la llevará al primer punto de Lagrange (L1).

READ  Samsung Galaxy S24 Ultra solo usará chips Snapdragon, afirma una filtración

L1 es una posición en el espacio donde las fuerzas gravitacionales de un sistema de dos cuerpos como el Sol y la Tierra producen regiones de mayor atracción y repulsión.

Esta posición, según el equipo, proporcionará una sombra constante sobre una parte gigante de nuestro planeta.

'[The demonstrator satellite] Realizará un movimiento variable hacia el sol y hacia la tierra, controlando la vela de sombra”, compartió el equipo en su sitio web.

“De esta forma, el satélite podrá mantener su posición en el espacio durante un periodo de tiempo importante y sin depender de complejos sistemas de propulsión”.

'[The demonstrator satellite] realizará un movimiento variable hacia el sol y hacia la tierra, controlando la vela de sombra

'[The demonstrator satellite] Realizará un movimiento variable hacia el sol y hacia la tierra, controlando la vela de sombra”, compartió el equipo en su sitio web.

Aunque la sombrilla podría reducir el calentamiento mientras se persiguen otras estrategias para combatir el cambio climático, algunos expertos dicen que la tarea es una pérdida de tiempo.

Susanne Baur, estudiante de doctorado en el Centro Europeo de Investigación y Formación Avanzada en Computación Científica en Francia, dijo al New York Times que el enorme proyecto sería «astronómicamente caro y no podría implementarse a tiempo».

Además de los costes, las tormentas solares o los asteroides podrían dañar el escudo, «provocando un calentamiento repentino y rápido con consecuencias desastrosas».

Baur continuó explicando que los miles de millones de dólares necesarios para la sombrilla podrían gastarse mejor en reducir las emisiones en la Tierra y eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera.

Morgan Goodwin, director ejecutivo de la Planetary Sunshade Foundation, una organización sin fines de lucro, dijo que la sombra es una posibilidad en el futuro debido a la caída de los costos de los viajes espaciales.

READ  Samsung Galaxy Note 10 y Galaxy Fold se actualizan a Android 12 con One UI 4

“Creemos que a medida que los científicos del clima comprendan mejor la idea de los paraguas, se convertirá en una parte bastante obvia de la discusión”, dijo Goodwin, quien también es director senior de la sección Ángeles del Sierra Club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *