¡Los lazos Santa Lucía-Venezuela van por buen camino!  – Noticias de Santa Lucía por voz.

¡Los lazos Santa Lucía-Venezuela van por buen camino! – Noticias de Santa Lucía por voz.

Crónicas de un cronista caribeño crónico de Earl Bousquet

SANTA Lucía La oportuna visita de Estado del Primer Ministro Philip J. Pierre a la República Bolivariana de Venezuela el fin de semana pasado y su muy vista entrevista con la popular agencia internacional de noticias de América Latina y el Caribe, Telesur, no podrían haber llegado en mejor momento, ya que los dos Las naciones observan más de cuatro décadas de vínculos bilaterales que comenzaron tan pronto como Santa Lucía se independizó en 1979.

La visita de Estado también es histórica desde la perspectiva de que el Primer Ministro Pierre es el primero de los siete primeros ministros de la isla en hacerlo en el siglo XXI.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, realizó una visita fugaz a Santa Lucía bajo la administración anterior encabezada por Allen Chastanet, durante la cual también visitó bustos del libertador venezolano Simón Bolívar y su comandante naval y confidente de confianza en Santa Lucía, Jean-Baptiste Bideau.

Bideau es originario de Desruisseaux, Micoud y los restos de su casa original aún existen en el pueblo de la costa este; y su nombre todavía es muy venerado en Venezuela, donde en 2017 sus restos fueron enterrados en el equivalente a un cementerio de héroes nacionales.

Bideau y Bolívar dedicaron sus vidas a las batallas por la independencia de Venezuela y su historia está llena de anécdotas sobre lo cercanos que fueron. Bideau una vez salvó la vida de Bolívar y sirvió brevemente como gobernador del oriente de Venezuela, antes de morir en batalla en 1817, durante la feroz combates de Casa Fuerte en el estado de Barcelona, ​​tras ser superados por las fuerzas invasoras españolas.

Bolívar llevaría a Venezuela a la independencia dos años después, en 1821, y desde entonces se conmemora allí a Bideo.

Más de dos siglos después de las muertes de Bideau y Bolívar, los lazos entre Santa Lucía y Venezuela siguen en buen pie, siendo la única interrupción la adhesión de la administración anterior a la línea anti-Venezuela de la administración Trump en sus dos últimos años en el cargo.

READ  Penalti de Rondón expulsa a México de la Copa América

Los lazos entre Santa Lucía y Venezuela prácticamente se congelaron después de que Chastanet visitara a Trump en Mar-a-Lago en marzo de 2019, acompañado de otros líderes caribeños desde las Bahamas, Haití, República Dominicana y Jamaica.

Bajo el dictado de Trump, Santa Lucía, las Bahamas y Jamaica se destacaron como las tres naciones de la Comunidad Anglófona del Caribe (CARICOM) más dispuestas a olvidar todo lo que Venezuela había hecho para ayudar a la región.

Se cegaron ante el fructífero Mecanismo de Libre Comercio Petro-Caribe que generó ahorros en costos de energía para la mayoría de las naciones de la CARICOM involucradas en el primer verdadero Mecanismo de Libre Comercio del Caribe de su tipo, ideado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Hicieron la vista gorda ante el programa de atención oftalmológica Operación Milagro que también trató a decenas de miles de ciudadanos de CARICOM, entre los millones tratados en el Caribe y América Latina a través de ese proyecto, financiado por Venezuela y administrado por médicos cubanos y venezolanos en La Habana.

Y el entonces presidente haitiano, Juvenel Moise, desvió la mirada del hecho de que más de 8.000 millones de dólares en combustible de PetroCaribe suministrados a Haití parecían haberse esfumado.

La reunión de Mar-a-Lago llevó a Chastanet y al Primer Ministro de Jamaica, Andrew Holness, a regresar a casa e implementar las sanciones dictadas en privado por Trump, incluido el cierre virtual de las embajadas locales de Venezuela mediante la aplicación de nuevas medidas que han limitado gravemente su capacidad de funcionamiento.

Caracas no tuvo más remedio que retirar a su entonces embajador en Santa Lucía, ya que la embajada aquí se fue cerrando progresivamente, las populares lecciones de español del Centro de Cooperación Venezolana cesaron y los lazos con la República Bolivariana prácticamente se cortaron.

READ  Maduro dice que Venezuela pronto recibirá la vacuna rusa Sputnik Light de dosis única

Los planes de Trump para Venezuela sobrevivirían a su tiempo en la Casa Blanca y después de que el presidente elegido personalmente por Venezuela, Juan Guaidó, fracasara estrepitosamente en cumplir con las expectativas de sus titiriteros.

Asimismo, el mandato de cinco años de Chastanet (2016 a 2021) no fue suficiente para satisfacerlo, el “Trump tropical” de Santa Lucía también sufrió la misma humillante suerte de ser rechazado en las urnas en 2021, apenas nueve meses después de la nominación de Trump en noviembre de 2020. . Me niego.

Desde que Venezuela se convirtió en una de las dos primeras naciones en abrir una embajada en Santa Lucía después de su independencia en 1979, los beneficios del bilateralismo positivo se han materializado a lo largo de 44 años de continuidad positiva.

Casi cuatro décadas y media de vínculos han llevado a la construcción de puentes después de los huracanes, a la provisión de decenas de miles de computadoras para estudiantes y profesores para actualizarlos al aprendizaje informático del siglo XXI, a la ayuda excepcional y continua a la Escuela de Música de Santa Lucía. , la construcción de una tribuna en el polideportivo de Vigie y la organización del primer y único taller para fabricantes de guitarras «quatro».

Venezuela también ha proporcionado inyecciones directas de asistencia de capital por valor de millones de dólares para programas sociales como NICE (Iniciativa Nacional para la Creación de Empleo) y STEP (Programa de Empleo a Corto Plazo), financiación también rechazada por la administración anterior.

Santa Lucía no pudo unirse apresuradamente al muy positivo acuerdo de ahorro de costos energéticos de PetroCaribe durante la administración del Dr. Kenny D. Anthony, ya que la legislación local podría haber creado una posible complicación geopolítica para una iniciativa de desarrollo económico y social que valiera la pena.

Por su habitual precaución, el Primer Ministro Anthony no se unió a PetroCaribe, pero cuando el acuerdo fue finalmente destrozado por Washington bajo el presidente Joe Biden, Santa Lucía era (y sigue siendo) el único productor no petrolero de la CARICOM. Estado miembro no endeudado con Venezuela por el suministro de energía proporcionado durante los presidentes Chávez y Maduro.

Afortunadamente, sin embargo, las elecciones del 26 de julio de 2021 devolvieron al poder al Partido Laborista de Santa Lucía (SLP) bajo el liderazgo del Primer Ministro Philip J. Pierre, cuya primera ley de relaciones internacionales de su administración fue restaurar las relaciones normales con Venezuela, lo que resultó en en el regreso a Santa Lucía del actual embajador Lieff Escalona, ​​a quien se le atribuye (la mayor parte) del progreso de Santa Lucía-Venezuela, en los últimos diez años.

La visita de Estado del Primer Ministro Pierre a Venezuela el fin de semana pasado concluyó con nuevos acuerdos que beneficiarán la agricultura y la construcción de carreteras y el restablecimiento de los servicios aéreos entre Santa Lucía y Venezuela.

El ex primer ministro (y actual primer ministro) Stephenson King, la ministra de Asuntos Exteriores, Alva Baptiste, y el embajador en el ALBA, Peter Lansiquot, acompañaron al primer ministro Pierre en la misión de recuperación.

Durante los tres años restantes de la actual administración, se puede esperar que los vínculos bilaterales entre Castries y Caracas puedan volver a niveles más altos, en interés mutuo, en línea con la adhesión común de los dos gobiernos a los principios de no intervención y diálogo constructivo. . y cooperación mutua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *