Sanciones contra Venezuela

La abogada y académica bielorrusa Alena Douhan, quien se convirtió en Relatora Especial de la ONU sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en 2020, visitó Venezuela del 1 al 12 de febrero. Estuvo allí “para evaluar el impacto de unilateral [US] sanciones sobre el disfrute de los derechos humanos “. En su conferencia de prensa del último día, leyó en voz alta un informe preliminar. El informe completo se presentará al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en septiembre de 2021.

Douhan, en su informe, “recuerda a todas las partes su obligación en virtud de la Carta de las Naciones Unidas de observar los principios y normas del derecho internacional [and] que las preocupaciones humanitarias siempre prevalecerán sobre las políticas “.

Ella “destaca la inadmisibilidad de aplicar sanciones extraterritoriales e insta al gobierno de Estados Unidos a poner fin a la emergencia nacional en Venezuela”. Estados Unidos debe “revisar y levantar las sanciones sectoriales contra el sector público venezolano, revisar y levantar las sanciones secundarias contra los partidos de terceros estados”. Todos los estados deben “revisar y levantar las sanciones específicas de acuerdo con los principios del derecho internacional”.

El ponente pide a “los gobiernos de Reino Unido, Portugal y Estados Unidos y los bancos corresponsales que desbloqueen los activos del Banco Central de Venezuela”.

Douhan explica que las sanciones económicas de Estados Unidos contra el gobierno venezolano comenzaron en 2005 y se intensificaron después de que el presidente Obama declarara un “estado de emergencia nacional” en 2015. En ese momento, las acusaciones de “represión violenta de protestas” justificadas., Persecución de opositores políticos, límite libertad de prensa “.

READ  Estrecho de Ormuz: la arteria petrolera más importante del mundo, Energy News, ET EnergyWorld

Recordemos que el gobierno de Estados Unidos en 2019 impuso “un embargo económico total” que inmovilizó a la petrolera estatal venezolana PDVSA y al banco central venezolano. El gobierno de Estados Unidos ha transferido la propiedad de los activos y propiedades venezolanos en Estados Unidos a un gobierno de fachada liderado por el político opositor Juan Guaidó, a quien Estados Unidos ha designado presidente. Gran Bretaña, Portugal, Canadá y Estados Unidos han congelado miles de millones de dólares propiedad de Venezuela y depositados en sus bancos.

El Relator Especial critica a los países que imponen sanciones a instancias de Estados Unidos, la mayoría de los cuales pertenecen a la Unión Europea y al grupo de naciones de Lima. Estos son miembros de la Organización de Estados Americanos reclutados por el gobierno de Estados Unidos como un bloque de naciones anti-venezolano.

Douhan aclara que la hiperinflación agravó el declive económico de Venezuela y que la caída de los precios del petróleo en 2014 lo aceleró. La venta de petróleo, señala, ha representado durante mucho tiempo casi todos los ingresos del gobierno y, como resultado, ha pagado las escuelas, la atención médica y los programas sociales. Con el tiempo, escribe, los ingresos “se reducirán en un 99%”.

Ahora “Venezuela enfrenta una falta de maquinaria necesaria, repuestos, electricidad, agua, combustible, gas, alimentos y medicinas”. Las remesas que llegan del exterior han disminuido drásticamente, también debido a los impedimentos para las transferencias bancarias. Ahora, señala, solo el 20% de la electricidad normal está disponible, casi 5 millones de venezolanos han emigrado y “2,5 millones de personas” enfrentan una grave inseguridad alimentaria debido a la reducción de las importaciones de alimentos.

READ  Filtrar el procedimiento de salsa de cadena de comida rápida; los clientes están horrorizados: VIDEO

“Los puestos de personal médico en los hospitales públicos están vacantes en un 50-70%”, informa, y ​​agrega que, debido principalmente a las sanciones, “el 90% de la población” vive en condiciones de pobreza extrema.

El informe de Douhan documenta violaciones del derecho internacional. Tanto la congelación de activos como el objetivo estadounidense de destituir al gobierno venezolano “violan los derechos soberanos” de la nación. El “estado de emergencia nacional” de Estados Unidos y el reinado de las sanciones son incompatibles con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, dice. La extensión estadounidense de la jurisdicción extraterrestre a terceros países “no está justificada por el derecho internacional”. Su referencia es a países cuyos ciudadanos y empresas tratan con Venezuela.

Estados Unidos abusa del “derecho al más alto nivel posible de salud”. Indica la “falta de médicos y enfermeras y de medicamentos, equipos médicos, repuestos, actualizaciones de software relevantes, vacunas, pruebas, reactivos y anticonceptivos” en Venezuela, todo previamente provisto por el gobierno.

Extracto: “Informe de la ONU condena las sanciones económicas de Estados Unidos contra Venezuela”

Coundoorsunch.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *