Venezuela: Tareck El Aissami acusado de extorsión

Venezuela: Tareck El Aissami acusado de extorsión

Tareck El Aissami, ex ministro de Petróleo de Venezuela, fue arrestado el 9 de abril tras acusaciones de corrupción dentro de PDVSA, el gigante petrolero estatal. El fiscal general Tarek William Saab afirma que el ex ministro operó una «estructura de extorsión mediática» para atacar a las autoridades e influir en las publicaciones de los medios. Según Saab, los periodistas involucrados exigieron entre 30.000 y 100.000 dólares para retirar o bajar el tono de las publicaciones críticas con El Aissami. El objetivo habría sido manipular la opinión pública y difamar a los opositores. Este caso se hace eco de las medidas implementadas por el país para combatir la corrupción.

La reacción de los periodistas acusados

Los periodistas acusados ​​por Saab niegan categóricamente estas acusaciones. Edwald Scharfenberg, editor en jefe de ArmandoInfo y una de las personas citadas por Saab, califica las acusaciones como “una campaña de difamación torpe y maliciosa”. Según Scharfenberg, su trabajo frecuentemente apuntaba a López, El Aissami y PDVSA, revelando numerosas irregularidades.

“Nada podría ser más absurdo y rebuscado. Hemos escrito decenas de artículos sobre las irregularidades de López, El Aissami y PDVSA (…) Denuncio esta torpe y maliciosa maniobra difamatoria.»

Roberto Deniz, también citado en la acusación, habla de un intento de criminalizar su labor investigativa. “Es una criminalización del trabajo que venimos haciendo desde hace años”.

Los periodistas de ArmandoInfo se exiliaron en 2018 luego de una acción legal iniciada por el intermediario del gobierno venezolano Alex Saab. Habían descubierto irregularidades en el programa estatal de distribución de alimentos. Este hecho provocó una reacción violenta por parte de las autoridades.

READ  Venezuela expulsa al jefe de la delegación de la UE tras nuevas sanciones | Noticias de la Unión Europea

El papel de las criptomonedas y la corrupción

También involucrado en casos de terrorismo, El Aissami está implicado en una red de venta de petróleo basada en criptomonedas. Este sistema fue diseñado inicialmente para evadir las sanciones estadounidenses. Sin embargo, esto dio lugar a una malversación estimada de 17.000 millones de dólares. Por este caso fueron detenidas más de 60 personas. El uso de criptomonedas por parte de Venezuela fue un intento de resistir las sanciones internacionales. Pero esta estrategia ha dado lugar a abusos y al nacimiento de redes de extorsión y corrupción. El gobierno de Caracas está luchando para hacer frente a las repercusiones del escándalo.
Las acusaciones de Saab resaltan el clima de inestabilidad política y económica en Venezuela. Los cruces de acusaciones entre los periodistas de ArmandoInfo y las autoridades reflejan un panorama mediático profundamente polarizado. La lucha contra la corrupción, combinada con la transparencia de los medios, sigue siendo un desafío crucial para el futuro del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *