Venezuela: trabajadores y jubilados marchan en defensa de salarios y derechos de negociación colectiva

Mérida, 14 julio 2022 (venezuelanalysis.com) – Este martes, sindicatos del sector público venezolano se movilizaron para exigir mayores salarios y respeto a los derechos de los trabajadores.

La marcha en el centro de Caracas se centró en una directiva emitida por la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE), el órgano del Ministerio de Hacienda que establece los presupuestos de las instituciones estatales.

La directiva en cuestión anula una serie de derechos de negociación colectiva, incluidos recortes del 50 % en las bonificaciones salariales por experiencia o nivel educativo, y nivela las escalas salariales. La medida ha sido comparada con el Memorándum 2792 de 2018.

La movilización del martes, que reunió a cientos de trabajadores, se produjo tras numerosas protestas similares en todo el país. Los manifestantes entregaron una carta al Ministerio del Trabajo pidiendo el retiro de los cambios de la ONAPRE.

“Estamos entregando un documento firmado por algunas organizaciones sindicales que piden el retiro de esta herramienta que no respeta todos los convenios colectivos de trabajo”, dijo Eduardo Torres, vocero de la llamada Coalición Nacional Sindical. «Estamos indignados por estos recortes salariales».

Luego, los manifestantes marcharon hasta la sede de la Corte Suprema para protestar por la supuesta naturaleza inconstitucional de los recortes salariales y de beneficios.

Jubilados del sector público, enfermeros, docentes y trabajadores universitarios fueron algunos de los sectores con fuerte presencia en el evento. Otro sindicato que participó en la marcha representó a los trabajadores de SUPRA, la empresa de gestión de residuos de Caracas.

“La clase obrera siempre ha estado del lado del presidente Maduro y el SUPRA siempre ha jugado su papel en la limpieza de las calles”, dijo a periodistas la trabajadora Graciela Carreño. «Instamos al presidente a tomar una posición sobre este tema».

READ  La cooperación petrolera Irán-Venezuela debe tomar una nueva forma, dice Raisi

El sindicato SUPRA ha protagonizado una serie de protestas en las últimas semanas y ocupó temporalmente la sede de la empresa municipal en las afueras de Caracas. Los voceros de los trabajadores acusan al consejo de SUPRA de no cumplir con los acuerdos y rechazan una propuesta de reducción salarial.

Eduardo Sánchez, vocero del sindicato SINATRA de la Universidad Central de Venezuela (UCV), dijo a Venezuelanalysis que los planes de la ONAPRE son «una política terrible» que pone a los trabajadores en «pésimas condiciones», obligándolos a buscar un segundo empleo o irse. el sector público en su conjunto.

«No hace falta tener una Constitución muy bonita si no se respeta», explicó. “Estos ajustes simplemente descartan elementos que han sido ratificados en los convenios colectivos. En el caso de los trabajadores universitarios, estamos hablando de recortes del 40-70 por ciento en los salarios reales”.

Sánchez agregó que la reciente eliminación de las nuevas escalas salariales para el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas es un «claro doble rasero» que debería ser motivo para que la Corte Suprema rechace la directiva de la ONAPRE en todos los ámbitos.

Aunque la protesta del martes se centró en los llamados a rechazar los últimos planes de reestructuración salarial, los asistentes también llamaron la atención sobre otros problemas de la clase trabajadora. Estos incluían el alto costo de vida en comparación con los salarios actuales y la creciente criminalización de los sindicalistas.

Algunos sindicatos del sector privado también participaron en el evento, argumentando que algunas empresas también están introduciendo balanzas ONAPRE.

Los controvertidos ajustes se introdujeron junto con un aumento del salario mínimo de casi veinte veces promulgado por el gobierno de Maduro en marzo.

READ  En el mapa de la diplomacia iraní, Occidente es solo "un" lugar

El aumento, que fijó los salarios mínimos del sector público en alrededor de US$ 30 por mes, fue el primero en varios meses mientras las autoridades intentaban controlar la inflación. Con Venezuela experimentando un crecimiento del PIB el año pasado por primera vez en siete años, Maduro ha prometido que la mejora económica continua dará como resultado una recuperación gradual del poder adquisitivo de los trabajadores.

La administración ha recurrido en gran medida a medidas liberales en sus esfuerzos por reiniciar la economía de la nación bajo las sanciones estadounidenses de gran alcance. Las políticas incluían aumento de precios y controles de divisas, exenciones fiscales y una mayor participación del sector privado en empresas estatales.

Sin embargo, iniciativas como la recientemente aprobada Ley de Zonas Económicas Especiales también han suscitado un acalorado debate entre las filas chavistas. Los partidarios argumentan que son medidas necesarias para estimular la recuperación económica, mientras que los críticos argumentan que revierten políticas clave introducidas bajo los gobiernos anteriores de Hugo Chávez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.