Venezuela vota en elecciones regionales bajo la mirada internacional

CARACAS, Venezuela (AP) – Bajo el escrutinio de observadores internacionales, los venezolanos han votado por miles de contiendas locales en elecciones que por primera vez en cuatro años han visto participar a una oposición masiva, una medida que ha dividido al ya fracturado opositor de bloqueo con el presidente. Nicolás Maduro.

Más de 130 observadores internacionales, en su mayoría de la Unión Europea, se desplegaron por la nación sudamericana para tomar nota de las condiciones electorales, como la equidad, el acceso a los medios, las actividades de campaña y la descalificación de candidatos. Su presencia fue parte de una serie de medidas destinadas a generar confianza en el ensombrecido sistema electoral venezolano, pero la participación electoral aún fue baja.

«Me da un poco más de confianza que respeten nuestro derecho al voto y respeten nuestro voto porque queremos que eso cambie», dijo el trabajador del hospital Pedro Martínez, de 56 años, sobre el trabajo de los observadores. Sin embargo, entendió por qué pocas personas se alinearon en el colegio electoral en un barrio del este de Caracas que típicamente vota en contra de Maduro y sus aliados: los líderes de la oposición “luchan entre sí”.

«Esa división en la oposición lleva a que muy poca gente (vote)», dijo Martínez, para quien la economía y los servicios de salud de su país fueron la prioridad en esta elección. «La oposición tiene que trabajar muy duro para ganarse la confianza de la gente».

Más de 21 millones de venezolanos pudieron votar en más de 3.000 concursos, incluidos 23 gobernadores y 335 alcaldes. Más de 70.000 candidatos participaron en las licitaciones.

READ  El régimen de Maduro se hace cargo de uno de los últimos periódicos independientes de Venezuela

Históricamente, la participación electoral ha sido baja para las elecciones estatales y municipales, con una abstención de alrededor del 70%. Las contiendas regionales normalmente no atraen mucha atención más allá de las fronteras del país, pero el domingo fue diferente en los pasos que tomó el régimen de Maduro y sus opositores antes de las elecciones.

La Asamblea Nacional, con mayoría pro-Maduro, nombró en mayo a dos conocidos opositores como miembros de la dirección del Consejo Nacional Electoral, incluido un activista que fue encarcelado acusado de participar en acciones de desestabilización del gobierno. Es la primera vez desde 2005 que la oposición venezolana tiene más de un miembro en el consejo del cuerpo electoral de cinco.

En agosto, representantes del gobierno de Maduro y aliados del líder opositor Juan Guaidó iniciaron un diálogo formal, encabezado por diplomáticos noruegos y organizado por México, para encontrar una salida común al estancamiento político de su país. A fines de ese mes se anunció la decisión de la oposición de participar. Los representantes de Maduro también han tenido conversaciones tras bambalinas con aliados del excandidato presidencial de la oposición Henrique Capriles durante meses.

Maduro accedió a permitir una gran presencia de observadores internacionales, cumpliendo un pedido de la oposición. La UE, motivada por las conversaciones en México, aceptó la invitación de los funcionarios venezolanos. Pero esas conversaciones se suspendieron el mes pasado luego de la extradición a Estados Unidos de un aliado clave de Maduro.

Es la primera vez en 15 años que observadores de la UE están en Venezuela. En elecciones anteriores, la observación extranjera estuvo a cargo esencialmente de organismos electorales multilaterales y regionales cercanos al ejecutivo venezolano. Se espera que publiquen un informe preliminar el martes y una mirada en profundidad al próximo año.

READ  Giuliani, agitado, dice que Venezuela, Clinton y Soros tramaron un `` plan centralizado '' para robarle las elecciones a Biden

Millones de venezolanos viven en la pobreza, enfrentando bajos salarios, altos precios de los alimentos y la peor inflación del mundo. Las crisis política, social y económica del país, vinculadas al desplome de la producción y los precios del petróleo, continuaron agudizándose con la pandemia.

“Yo voto por Venezuela, no voto por ningún partido político”, dijo Luis Palacios, de 72 años, frente a un colegio electoral en la capital Caracas. “No me interesan los políticos, no representan a este país. Creo que Venezuela puede mejorar participando porque, bueno, ya no tenemos otras opciones”.

Independientemente de la participación, las elecciones del domingo podrían marcar el surgimiento de nuevos líderes opositores, consolidar alianzas y trazar las líneas a seguir para los opositores de Maduro, que llegan a estas elecciones diezmados por fisuras internas, muchas veces arraigadas en la propia frustración por no poder llevar al poder a los herederos del difunto presidente Hugo Chávez.

“Lo que vamos a ver es una pelea por el segundo lugar porque el segundo lugar significará simbólicamente a qué oposición (según el gobierno) se debe frenar más, esto tendrá peso”, dijo Félix Seijas, director de la firma de investigación estadística Delphos ante el elecciones. Agregó que los resultados mostrarán quién es finalmente «la segunda fuerza» en el país y qué segmento de la oposición la representa.

Maduro y la primera dama Cilia Flores en mensajes televisados ​​después de la votación instaron a los venezolanos a ir a votar.

Dijo que las elecciones “fortalecerán el diálogo político, fortalecerán la gobernabilidad democrática, fortalecerán la capacidad de enfrentar los problemas, encontrar soluciones”. Pero en las mismas declaraciones a los periodistas, dijo que el diálogo con la oposición no puede reanudarse en este momento.

READ  Exatln Mexico: ¿Dónde se rodó la nueva temporada?

“Fue el gobierno de EE. UU. el que apuñaló por la espalda el diálogo entre el gobierno bolivariano de Venezuela y la oposición extremista guaidosista de Venezuela”, dijo en referencia a Guaidó, a quien EE. UU. reconoce como líder legítimo del país.

“Ellos tienen que responder por ese secuestro y cuando creamos que las condiciones están dadas lo anunciaremos al país”, dijo Maduro en referencia a la detención y extradición de su aliado Alex Saab, a quien considera un secuestro, argumentando que Saab fue un diplomático en una misión humanitaria cuando fue arrestado en Cabo Verde.

Estados Unidos ha impuesto sanciones económicas al gobierno de Venezuela, a Maduro y a algunos de sus aliados, incluido Saab. El cambio de liderazgo en el consejo electoral y la participación del gobierno en el diálogo en México fueron vistas como medidas destinadas a tratar de mejorar las relaciones con la administración Biden.

Guaidó en Twitter caracterizó las elecciones como un intento de Maduro de “relativizar y normalizar la crisis”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.