Venezuela vota en elecciones regionales bajo la mirada internacional

CARACAS, Venezuela (AP) – Bajo el control de observadores internacionales, los venezolanos han votado por miles de contiendas locales en elecciones que por primera vez en cuatro años han contado con una gran participación de la oposición, una medida que ya ha dividido al bloque. del presidente Nicolás Maduro.

Más de 130 observadores internacionales, en su mayoría de la Unión Europea, se dispersaron por la nación sudamericana el domingo para observar condiciones electorales como la equidad, el acceso a los medios, las actividades de campaña y la descalificación de candidatos. Su presencia fue parte de una serie de medidas destinadas a generar confianza en el sistema electoral venezolano durante mucho tiempo nublado, pero la participación aún fue baja.

El presidente del Consejo Nacional Electoral, Pedro Calzadilla, dijo este lunes que cerca del 42%, o alrededor de 8,15 millones de los más de 21 millones de votantes registrados, participaron en las elecciones.

«Me da un poco más de confianza que respetan nuestro derecho al voto y respetan nuestro voto porque queremos que eso cambie», dijo el trabajador del hospital Pedro Martínez, de 56 años, sobre el trabajo de los observadores. Sin embargo, entendió por qué pocas personas se alinearon en la mesa de votación en un vecindario del este de Caracas que típicamente vota en contra de Maduro y sus aliados: los líderes de la oposición «luchan entre sí».

«Esta división en la oposición lleva a que muy poca gente (vote)», dijo Martínez, para quien la economía y los servicios de salud de su país ocuparon el primer lugar en esta elección. «La oposición tiene que trabajar muy duro para ganarse la confianza de la gente».

READ  El Manchester City hace los números para ver si es factible el fichaje de Messi

Los resultados preliminares mostraron que los candidatos progubernamentales lideran la carrera por la alcaldía de Caracas, la capital, así como en 20 de las 23 contiendas gubernamentales.

Se han disputado más de 3.000 puestos, con más de 70.000 candidatos.

Históricamente, la participación electoral ha sido baja para las elecciones estatales y municipales, con una abstención que ronda el 70%. Las competencias regionales normalmente no atraen mucha atención más allá de las fronteras del país, pero el domingo fue diferente debido a las medidas tomadas por el régimen de Maduro y sus oponentes antes de las elecciones.

La Asamblea Nacional, con mayoría pro Maduro, nombró en mayo a dos conocidos opositores como miembros de la dirección del Consejo Nacional Electoral, entre ellos un activista que fue encarcelado acusado de participar en acciones destinadas a desestabilizar al gobierno. Es la primera vez desde 2005 que la oposición venezolana tiene más de un miembro en la junta directiva del organismo electoral de cinco personas.

En agosto, representantes del gobierno de Maduro y aliados del líder opositor Juan Guaidó iniciaron un diálogo formal, liderado por diplomáticos noruegos y auspiciado por México, para encontrar una salida común al estancamiento político de su país. A finales de ese mes se anunció la decisión de la oposición de participar en las elecciones. Los representantes de Maduro también habían tenido conversaciones tras bambalinas con aliados del ex candidato presidencial opositor Henrique Capriles durante meses.

Maduro acordó permitir una gran presencia de observadores internacionales, cumpliendo con una solicitud de la oposición. La UE, motivada por las conversaciones en México, aceptó la invitación de los funcionarios venezolanos. Pero esas conversaciones se suspendieron el mes pasado luego de la extradición a Estados Unidos de un aliado clave de Maduro.

READ  Sebastián Jurado y sus tragedias; 9-2, gol del portero y Cruzazuleada

Fue la primera vez en 15 años que los observadores de la UE estuvieron en Venezuela. En elecciones anteriores, la observación exterior estuvo a cargo fundamentalmente de organismos electorales multilaterales y regionales cercanos al Ejecutivo venezolano. Se espera que publiquen un informe preliminar el martes y una mirada en profundidad el próximo año.

Millones de venezolanos viven en la pobreza, enfrentan bajos salarios, altos precios de los alimentos y la peor inflación del mundo. Las crisis políticas, sociales y económicas del país, entrelazadas con el colapso de la producción y los precios del petróleo, continuaron agravándose con la pandemia.

«Yo voto por Venezuela, no voto por ningún partido político», dijo Luis Palacios, de 72 años, afuera de un colegio electoral en Caracas. “No me interesan los políticos, no representan a este país. Creo que Venezuela puede mejorar participando porque, bueno, ya no tenemos otras opciones ”.

Las elecciones del domingo podrían marcar el surgimiento de nuevos líderes opositores, consolidar alianzas y trazar líneas para los opositores de Maduro, que llegan a estas elecciones diezmados por brechas internas, a menudo arraigadas en su frustración por no poder destituir a los herederos del fallecido presidente Hugo Chávez.

Maduro celebró los resultados e invitó a ganadores y perdedores a participar en el «diálogo político».

«Trabajaremos con diálogo, con entendimiento … con buena fe», agregó.

Pero horas antes, en un comentario a los periodistas, Maduro dijo que el diálogo formal con la oposición no se puede reanudar por el momento.

«Fue el gobierno de Estados Unidos quien apuñaló por la espalda el diálogo entre el gobierno bolivariano de Venezuela y la oposición extremista guaidosista de Venezuela», dijo, refiriéndose a Guaidó, a quien Estados Unidos reconoce como el líder legítimo del país.

READ  Exatln México 2020: horario y dónde ver 'Survival' en vivo por TV hoy el Domingo de Eliminación

«Ellos tienen que responder por ese secuestro y en el momento que creamos que las condiciones son las adecuadas lo anunciaremos al país», dijo Maduro, refiriéndose a la detención y extradición de su aliado Alex Saab, a quien considera un secuestro, argumentando que Saab era diplomático humanitario cuando fue arrestado en Cabo Verde.

Estados Unidos ha impuesto sanciones económicas al gobierno venezolano, Maduro y algunos de sus aliados, incluido Saab, para privar al gobierno de Maduro de sus principales fuentes de ingresos.

El cambio de liderazgo en el consejo electoral y la participación del gobierno en el diálogo en México fueron vistos como intentos de mejorar las relaciones con la administración Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *