Adolescentes migrantes venezolanos atacados después de la escuela en Rogers Park

Adolescentes migrantes venezolanos atacados después de la escuela en Rogers Park

Un grupo de estudiantes venezolanos fueron golpeados y pateados por adolescentes locales el miércoles por la tarde cerca de la escuela secundaria Sullivan en Rogers Park, dijo Ricky D’Gucci, un activista que habló con los estudiantes después del altercado.

Alrededor de las 14.45 horas, dos jóvenes de 15 y dos de 17 se encontraban en la acera cuando fueron heridos por un grupo, según un informe policial.

La policía dijo que una persona del grupo golpeó a los niños con un bate. Los niños sufrieron heridas leves y no había nadie detenido, según el informe.

Según D’Gucci, los adolescentes venezolanos caminan unos 30 minutos hasta la escuela cada mañana desde un refugio administrado por la ciudad en un motel Super 8 en el extremo norte. Dijo que la pelea probablemente estaba relacionada con la raza y que los perpetradores eran mayores que los venezolanos.

“La única razón por la que los consiguieron es porque eran latinos”, dijo. «Recibieron una buena paliza».

La ciudad ha acogido a más de 15.000 inmigrantes desde septiembre del año pasado, de los cuales más de 9.000 se alojan ahora en refugios administrados por la ciudad y cientos asisten a las escuelas públicas de Chicago. La inflación severa y la inestabilidad económica y política están empujando a un número récord de venezolanos a la frontera sur de Estados Unidos, abrumando las escuelas públicas y los hospitales en ciudades santuario como Chicago.

La ciudad esperaba recibir nueve autobuses el viernes, según la portavoz de la Oficina de Manejo de Emergencias, Mary May.

READ  Rusia realiza ejercicios militares conjuntos en Irán y Venezuela

Según D’Gucci hubo muchas peleas en Sullivan High. Los chicos le dijeron que dos habían sido suspendidos.

“Son sólo niños. Vinieron a trabajar y fueron a la escuela, y ahora tienen miedo de volver”, dijo.

En un correo electrónico enviado a los padres y tutores el jueves, el director de la escuela secundaria Sullivan, Jeff Cooks, reconoció el incidente y dijo que la escuela está trabajando para reducir este tipo de altercados y manejarlos de acuerdo con las políticas de las Escuelas Públicas de Chicago.

“Sepan que nos estamos tomando esta situación extremadamente en serio para garantizar la seguridad de nuestra comunidad escolar. Hemos solicitado apoyo de seguridad adicional a la Oficina de Seguridad y Vigilancia como parte de nuestros esfuerzos. Si su hijo le ha expresado temores o inquietudes sobre esta situación, háganoslo saber para que podamos asegurarnos de que se satisfagan sus necesidades socioemocionales”, escribió Cooks en el correo electrónico.

Detectives del Área 3 estaban investigando el caso.

Contribuyó Sarah Macaraeg del Chicago Tribune.

[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *