Arabia Saudita da la bienvenida al líder venezolano y se pone al día con otro enemigo de EE. UU.

Arabia Saudita da la bienvenida al líder venezolano y se pone al día con otro enemigo de EE. UU.

Arabia Saudita recibió al presidente venezolano, Nicolás Maduro, en una visita oficial, poniéndose al día con otro enemigo de Estados Unidos mientras el reino rico en petróleo se involucra en una oleada de diplomacia.

Maduro llegó el domingo por la noche a la ciudad de Jeddah, en el Mar Rojo, donde fue recibido por funcionarios saudíes, según la agencia estatal de noticias saudita.

No ha explicado el motivo de la visita ni ha dado más detalles sobre su agenda, pero Arabia Saudí organizará una conferencia internacional sobre la lucha contra el extremismo a finales de esta semana en la capital, Riad. La reunión será copresidida por el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken.

Arabia Saudita ha sido un aliado cercano de Estados Unidos durante décadas, pero las relaciones se han tensado en los últimos años. En los últimos meses, el reino ha restablecido los lazos con la teocracia iraní y con el presidente sirio Bashar Assad, ambos vistos como parias en Occidente.

El mes pasado, los saudíes dieron la bienvenida al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, un aliado cercano de Occidente, a una cumbre de la Liga Árabe. Pero días después, recibieron a un alto funcionario ruso que está bajo sanciones occidentales.

Los sauditas dicen que persiguen sus intereses nacionales en un mundo cada vez más definido por la competencia de las grandes potencias.

Los expertos dicen que la ola diplomática está destinada a reforzar la estabilidad regional y mejorar la imagen del reino mientras busca inversiones internacionales para proyectos de desarrollo masivos.

READ  Cómo Colombia podría tomar partido contra Venezuela

Maduro fue reelegido en 2018 después de que los jueces prohibieran competir a sus principales oponentes, lo que sumió al país en una gran crisis política y económica. La mayoría de los partidos de oposición se han negado a reconocer los resultados de las elecciones y desafiaron el gobierno de Maduro al crear un gobierno interino, un impulso por el cambio que se ha desvanecido en los últimos dos años.

Washington respaldó a la oposición e impuso fuertes sanciones al gobierno autocrático de Maduro, con la esperanza de que eso provocara un cambio.

Pero el gobierno de Maduro aguantó y resistió las sanciones con el apoyo de Rusia, Turquía e Irán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *