Ejecutivos de Citgo condenados a prisión en Venezuela por cargos de corrupción

Seis ejecutivos de Citgo detenidos en Venezuela desde 2017 han sido condenados a más de ocho años de prisión después de que un juez los declarara culpables de cargos de corrupción el día de Acción de Gracias.

María Elena Cárdenas, esposa de Gustavo Cárdenas, uno de los presos ejecutivos de la refinería de Houston, acababa de terminar la cena de Acción de Gracias con la familia en su casa de Katy cuando un abogado defensor la llamó con la desalentadora noticia. No podía soportar decirle a su hijo Sergio que tiene necesidades especiales.

“Estoy en shock”, dijo Cárdenas el jueves por la noche. “Este es el regalo del gobierno venezolano para el Día de Acción de Gracias. Agradezco que mi esposo siga vivo, pero con esta decisión lo condenan no solo a él sino a toda nuestra familia. Esto es una pesadilla. “

Citgo, que trasladó su sede a Houston hace unos 15 años, es la filial estadounidense de la petrolera estatal venezolana, PDVSA. Hace tres años, Gustavo Cárdenas y otros cinco ejecutivos de Citgo fueron atraídos a Venezuela para una reunión de negocios y arrestados por el gobierno del presidente Nicolás Maduro por cargos de corrupción y malversación. La mayoría de los llamados Citgo Six son ciudadanos estadounidenses que viven en Texas y Louisiana.

Sus arrestos se produjeron en medio de una purga del liderazgo de PDVSA por parte del gobierno de Maduro cuando la economía de Venezuela colapsó y las relaciones entre Caracas y Washington se derrumbaron.

Citgo, uno de los activos más valiosos de PDVSA, ha desempeñado un papel de liderazgo en la lucha de poder entre Maduro, el líder opositor Juan Guaidó y la administración Trump. Citgo está controlado por una junta designada por Guaidó, que es reconocida por Estados Unidos y otros 60 países como el líder legítimo de Venezuela.

READ  Aylin Mujica revela que fue secuestrada (VIDEO)

Gustavo Cárdenas y otros cuatro ejecutivos fueron condenados a penas de prisión de ocho años y 10 meses, mientras que el sexto recibió una sentencia de 13 años. El abogado defensor Jesús Loreto dijo a The Associated Press que cinco hombres con penas menores podrían ser puestos en libertad condicional en un par de años.

Citgo dijo en un comunicado el jueves por la noche que espera que el gobierno venezolano escuche la solicitud del gobierno de Estados Unidos y libere a sus empleados. Los funcionarios venezolanos no pudieron ser contactados de inmediato para hacer comentarios.

“Si bien no tenemos conocimiento directo de estas condenas reportadas, nos angustia leer este resultado”, dijo Citgo en un correo electrónico. “Seguimos orando por ellos y sus familias y esperamos una resolución que conduzca a su pronta liberación”.

Loreto calificó el resultado del juicio como una “mala noticia” y dijo que el veredicto se basó en poca o ninguna evidencia presentada por los fiscales.

“No tienen evidencia para responsabilizar a estos tipos por cualquier delito”, dijo Loreto a The Associated Press. “Deberían ser liberados”.

La abogada María Alejandra Poleo, quien ayudó a representar a tres de los hombres, dijo a la AP: “Por supuesto, la defensa apelará la decisión en los tribunales”.

Cárdenas y otros cinco ejecutivos de Citgo fueron convocados a la sede de PDVSA para lo que les dijeron en una reunión de presupuesto el 21 de noviembre de 2017. Un jet corporativo los llevó a Caracas y les dijeron que regresarían a casa para el Día de Acción de Gracias.

READ  El olímpico venezolano entrega comida para mantener a la familia

En cambio, los oficiales de inteligencia militar entraron en la sala del consejo y los llevaron a la cárcel.

Su juicio comenzó hace cuatro meses y las discusiones finales tuvieron lugar el jueves. El juez, que debería haber dado a conocer su decisión en dos semanas, anunció de inmediato su veredicto.

Los hombres acusados ​​junto a Cárdenas son Tomeu Vadell, Jorge Toledo y los hermanos José Luis y Alirio Zambrano, todos ciudadanos estadounidenses. José Pereira, residente permanente, recibió la sentencia más larga.

Además del soborno, los hombres también fueron acusados ​​de malversación de fondos como resultado de una propuesta que nunca se hizo cumplir para refinanciar alrededor de $ 4 mil millones de bonos de Citgo al ofrecer una participación del 50 por ciento en la compañía como garantía. Maduro los estaba acusando de “traición” en ese momento.

Todos se declararon inocentes. A los medios de comunicación y grupos de derechos humanos se les negó el acceso a las audiencias, que se llevaron a cabo en un pasillo vacío de un tribunal en el centro de Caracas.

La fiscalía principal de Venezuela dijo a The Associated Press antes del veredicto del jueves que los investigadores encontraron “pruebas serias” que corroboran delitos financieros que podrían ser potencialmente dañinos para la empresa estatal.

“El caso Citgo se desarrolló con normalidad durante todas las etapas establecidas del proceso penal venezolano”, dijo el comunicado a AP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *