Sen. Rubio y Rep. Malliotakis: La elección de los derechos humanos de Biden: ¿hacer la vista gorda ante la corrupción de las Naciones Unidas o pedir una reforma?

El presidente Joe Biden ha dejado muy claras sus intenciones de volver a la fallida política exterior del pasado. Esto incluye la intención de la administración Biden de que Estados Unidos “vuelva a comprometerse de manera inmediata y enérgica” con el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHRC) sin recibir ningún compromiso con la reforma institucional muy necesaria.

La Asamblea General de las Naciones Unidas creó el CDH en 2006 para fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos a nivel mundial y para abordar las crisis de derechos humanos más apremiantes. Desde entonces, la esencia misma del CDH se ha corrompido, y algunos de los peores violadores de los derechos humanos del mundo han actuado como miembros, incluidos China, Rusia, Venezuela y Cuba.

Nuestras dos familias conocen de primera mano el costo humano asociado con los regímenes represivos. Nuestras familias han visto su amada patria ocupada por comunistas brutales y sus experiencias han moldeado nuestras vidas y nos han dado un aprecio especial por las libertades y los valores que tenemos como estadounidenses. También nos dio el entendimiento de que Estados Unidos debe defender los derechos humanos en todo el mundo.

HUGH DUGAN: BIDEN Y LAS NACIONES UNIDAS – ASÍ PUEDE UTILIZAR LA SELECCIÓN DEL SECRETARIO GENERAL PARA INSPIRAR EL CAMBIO

Más de 60 años después, los derechos fundamentales del pueblo cubano siguen siendo inexistentes. Lástima que Cuba sea miembro actual de ACNUR, donde se le da una plataforma para hablar sobre derechos humanos. Esta es una bofetada absoluta al pueblo cubano.

De manera similar, la membresía actual de Venezuela en el Consejo es preocupante. El dictador venezolano Nicolás Maduro pronunció un discurso en la apertura del 46 ° período ordinario de sesiones del Consejo este año.

READ  Inbursa cierra sucursales y pierde 500.000 clientes

HAGA CLIC AQUÍ PARA RECIBIR EL BOLETÍN DE OPINIONES

Esto es un insulto a los millones de venezolanos que están sufriendo, incluidos los aproximadamente cinco millones de refugiados y migrantes que se han visto obligados a huir debido a la catástrofe humanitaria provocada por el corrupto régimen de narcóticos de Maduro.

En solo unos años, Maduro ha transformado a Venezuela de uno de los países más ricos de Sudamérica en una catástrofe económica, donde los venezolanos no pueden acceder a las necesidades básicas. El régimen ilegítimo mató y torturó a disidentes, periodistas independientes, estudiantes universitarios y civiles. Este es el mismo régimen que ha cometido crímenes de lesa humanidad por parte de la Misión de Investigación Independiente de las Naciones Unidas en Venezuela.

Más de Opinion

Los miembros actuales del consejo también incluyen a Rusia, donde Vladimir Putin y sus compinches atacan a los disidentes, invaden países vecinos y están trabajando para eliminar los medios independientes del país.

Y lo más sorprendente de todo podría ser un miembro sentado que está cometiendo genocidio activamente. Uno de los miembros más antiguos del CDH, China, bajo el control del Partido Comunista Chino (PCCh), está llevando a cabo una brutal campaña de crímenes contra la humanidad y genocidio contra los musulmanes uigures. Sus delitos incluyen abortos forzados y esterilización, trabajos forzados y la detención de más de un millón de uigures y otros musulmanes en campamentos.

El Consejo tampoco ha hecho ningún esfuerzo por disfrazar su desprecio por el estado judío de Israel. La obsesión y la hostilidad hacia Israel ha llevado a un tema permanente en la agenda, el número 7, centrado en condenar a Israel. Ningún otro país está sujeto a tal acoso perpetuo. Israel es la única democracia en el Medio Oriente que respeta los derechos humanos y el estado de derecho. Sin embargo, más de la mitad de las resoluciones del ACNUR apuntan a Israel.

Los pueblos oprimidos del mundo están mirando con la esperanza de que Estados Unidos esté con ellos y contra sus opresores.

El Consejo de Derechos Humanos es una institución rota. Cualquier país que viole de manera flagrante los derechos fundamentales de sus ciudadanos no debería tener un papel en un organismo internacional encargado de poner fin a las violaciones de derechos humanos. Es una burla de los derechos humanos en todas partes, y Estados Unidos no debería participar a menos que se cumplan reformas reales.

La presencia de Estados Unidos en el consejo, junto con estas naciones, solo legitima los abusos moralistas que han plagado a este organismo durante años. Por el bien de quienes sufren bajo regímenes represivos, el presidente Biden debe tomar la decisión correcta y defender los derechos humanos.

La administración Biden no debería seguir los pasos de la administración Obama y los supuestos expertos que han favorecido un “compromiso” sin sentido sobre el impacto.

Biden proclamó con orgullo que “Estados Unidos ha vuelto”, pero Estados Unidos no debería “volver” a las organizaciones internacionales que socavan nuestros intereses y derechos humanos a nivel mundial.

HAGA CLIC AQUÍ PARA OBTENER LA APLICACIÓN FOX NEWS

La conclusión es la siguiente: regresar al CDHNU requeriría una reforma radical de este organismo corrupto para llevar a cabo su misión fundadora. Los pueblos oprimidos del mundo están mirando con la esperanza de que Estados Unidos esté con ellos y contra sus opresores.

Haga lo correcto, señor presidente.

HAGA CLIC AQUÍ PARA LEER MÁS DE SEN. MARCO RUBIO

HAGA CLIC AQUÍ PARA LEER MÁS DE REP. NICOLE MALLIOTAKIS

La representante republicana Nicole Malliotakis representa al undécimo distrito del Congreso de Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *