Erdogan de Turkiye toma juramento e inaugura su tercer mandato presidencial

Erdogan de Turkiye toma juramento e inaugura su tercer mandato presidencial

Publicado el 3 de junio de 2023 a las 9:49 am ET

Actualizado el 3 de junio de 2023 a las 2:11 p. m. ET

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se une a los legisladores elegidos para la Gran Asamblea Nacional de Turquía en las elecciones parlamentarias del 14 de mayo y asiste a su primera sesión parlamentaria para prestar juramento, en Ankara, Turquía, el 2 de junio de 2023. (Foto AP/Ali Unal)


ANKARA, TURKIYE – El líder de Turkiye, Recep Tayyip Erdogan, prestó juramento el sábado, marcando el comienzo de su tercer mandato presidencial, que siguió a tres períodos como primer ministro.

Erdogan, de 69 años, ganó un nuevo mandato de cinco años en una segunda vuelta presidencial la semana pasada que podría extender su gobierno de 20 años en el país clave de la OTAN que se extiende a ambos lados de Europa y Asia hasta en un cuarto de siglo. El país de 85 millones controla el segundo ejército más grande de la OTAN, alberga a millones de refugiados y desempeñó un papel crucial en la negociación de un acuerdo que permitió que el grano ucraniano se enviara a través del Mar Negro, evitando una crisis alimentaria mundial.

La república celebrará su centenario en octubre, por lo que presidir un nuevo «siglo turco» se ha convertido en un gran eslogan de campaña de Erdogan. Durante su ceremonia de inauguración en el palacio presidencial el sábado, elogió «el comienzo del siglo turco, un nuevo período de gloria para nuestro país».

«Hago un llamado a las 81 provincias para que se reúnan en fraternidad. Dejemos atrás los agravios de la campaña. Encontremos una manera de compensar los sentimientos heridos. Trabajemos todos juntos para construir el siglo turco», dijo.

También expresó su intención de presentar una nueva constitución, diciendo: «Liberaremos nuestra democracia de la constitución actual producida por el golpe militar (de 1980) y la fortaleceremos con una constitución que promueva la libertad, civil e incluyente».

Docenas de dignatarios extranjeros asistieron a la ceremonia de inauguración, incluido el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y Carl Bildt, un destacado ex primer ministro sueco. Estocolmo espera presionar a Erdogan para que levante las objeciones de su país a que Suecia se una a la alianza militar, lo que requiere la aprobación unánime de todos los aliados.

Turkiye acusa a Suecia de ser demasiado blanda con los militantes kurdos y otros grupos que Turkiye considera terroristas. La OTAN quiere incorporar a Suecia a la alianza cuando los líderes aliados se reúnan en Lituania el 11 y 12 de julio, pero Turkiye y Hungría aún tienen que aprobar la oferta.

READ  Declaración de la secretaria de prensa Jen Psaki sobre la selección de asesores especiales del presidente Biden para la Cumbre de las Américas

Otros líderes presentes incluyeron a Ilham Aliyev de Azerbaiyán, Nicolás Maduro de Venezuela, Nikol Pashinyan de Armenia, Shahbaz Sharif de Pakistán y Abdul Hamid Dbeibah de Libia, así como muchos otros líderes de África, Asia Central y los Balcanes.

La ceremonia de inauguración estuvo precedida por una ceremonia de juramento en el parlamento. Los partidarios esperaron afuera a pesar de la fuerte lluvia, cubriendo el auto de Erdogan con claveles rojos cuando llegó. Desde allí, una procesión de caballería uniformada de azul escoltó al convoy del presidente hasta la ceremonia de toma de posesión.

Todos los ojos están puestos en el anuncio de su nuevo gabinete más tarde el sábado. Su alineación debería indicar si habrá una continuación de las políticas económicas poco ortodoxas o un regreso a políticas más convencionales en medio de una crisis del costo de vida.

Erdogan prestó juramento en medio de una serie de desafíos internos que se avecinan, incluida una economía maltratada, la presión para repatriar a millones de refugiados sirios y la necesidad de reconstruir después del devastador terremoto de febrero que mató a 50.000 personas y arrasó ciudades enteras en el sur del país. .

Turkiye está lidiando con una crisis del costo de vida alimentada por la inflación que alcanzó un asombroso 85% en octubre antes de caer al 44% el mes pasado. La moneda turca ha perdido más del 10% de su valor frente al dólar desde principios de año.

Los críticos atribuyen la agitación a la política de Erdogan de bajar las tasas de interés para promover el crecimiento, lo que va en contra del pensamiento económico convencional de que las tasas deberían subir para combatir la inflación.

Informes de prensa no confirmados dicen que Erdogan tiene la intención de volver a nombrar a Mehmet Simsek, un respetado exministro de finanzas y viceprimer ministro, al frente de la economía. La medida significaría un regreso al país, que es la 19ª economía más grande del mundo según el Banco Mundial, a políticas económicas más ortodoxas.

En el poder como primer ministro y luego como presidente desde 2003, Erdogan ya es el líder más antiguo de Turkiye. Consolidó su gobierno a través de cambios constitucionales que transformaron la presidencia de Turkiye de un rol principalmente ceremonial a una oficina poderosa.

Los críticos dicen que su segunda década en el cargo ha estado marcada por un fuerte revés demócrata, incluida la erosión de instituciones como los medios y el poder judicial y el encarcelamiento de opositores y críticos.

READ  Pagar hacia adelante: los exalumnos de la primera generación invierten nuevamente en FIU con orgullo | Noticias de FIU

Erdogan derrotó al retador de la oposición Kemal Kilicdaroglu en una segunda vuelta celebrada el 28 de mayo después de que no logró obtener una victoria absoluta en una primera ronda de votación el 14 de mayo. Kilicdaroglu había prometido llevar a Turkiye por un camino más democrático y mejorar las relaciones con Occidente. Los observadores internacionales juzgaron las elecciones libres pero no justas.

——

Kiper informó desde Bodrum, Turkiye.

READ  Incumplimiento inminente: informe dice que la economía de Pakistán está al borde

The inauguration ceremony was preceded by a swearing-in ceremony in parliament. Supporters waited outside despite the heavy rain, covering Erdogan's car with red carnations as he arrived. From there, a procession of cavalry in blue uniforms escorted the president's convoy to the inauguration ceremony.

All eyes are on the announcement of his new cabinet later on Saturday. Its lineup should indicate whether there will be a continuation of unorthodox economic policies or a return to more conventional ones amid a cost-of-living crisis.

Erdogan was sworn in amid a host of domestic challenges ahead, including a battered economy, pressure for the repatriation of millions of Syrian refugees and the need to rebuild after a devastating earthquake in February that killed 50,000 and levelled entire cities in the south of the country.

Turkiye is grappling with a cost-of-living crisis fuelled by inflation that peaked at a staggering 85% in October before easing to 44% last month. The Turkish currency has lost more than 10% of its value against the dollar since the start of the year.

Critics blame the turmoil on Erdogan's policy of lowering interest rates to promote growth, which runs contrary to conventional economic thinking that rates should rise to combat inflation.

Unconfirmed media reports say Erdogan plans to reappoint Mehmet Simsek, a respected former finance minister and deputy prime minister, to the helm of the economy. The move would signify a return by the country -- which is the world's 19th largest economy according to the World Bank -- to more orthodox economic policies.

In power as prime minister and then as president since 2003, Erdogan is already Turkiye's longest-serving leader. He has solidified his rule through constitutional changes that transformed Turkiye's presidency from a largely ceremonial role to a powerful office.

Critics say his second decade in office was marred by sharp democratic backsliding including the erosion of institutions such as the media and judiciary and the jailing of opponents and critics.

Erdogan defeated opposition challenger Kemal Kilicdaroglu in a runoff vote held on May 28, after he narrowly failed to secure an outright victory in a first round of voting on May 14. Kilicdaroglu had promised to put Turkiye on a more democratic path and improve relations with the West. International observers deemed the elections to be free but not fair.

------

Kiper reported from Bodrum, Turkiye.

-->

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *