La escasez de antídotos y la ignorancia afectan a las víctimas de mordeduras de serpiente en Venezuela

La escasez de antídotos y la ignorancia afectan a las víctimas de mordeduras de serpiente en Venezuela

Una serpiente de cascabel venenosa (Crotalus simus) es manipulada por el investigador y herpentólogo venezolano Luis Navarrete momentos antes de extraerle el veneno de sus colmillos en las instalaciones del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela en Caracas el 28 de junio de 2023.

AFP/Yuri Cortés

VALENCIA, Venezuela – Cuando una niña fue mordida por una serpiente en Venezuela, su familia le inyectó orina de venado junto con un antídoto, optando en parte por un remedio casero. Posteriormente tuvieron que amputarle la pierna.

Las mordeduras de serpientes en este país tropical son comunes, al igual que conceptos erróneos que llevan a muchas personas a recurrir a tratamientos dudosos, como rociar gasolina sobre la picadura, en lugar de buscar atención médica.

Para contrarrestar la desinformación, la ONG Fundación Vivarium ofrece charlas educativas y gestiona una línea directa para las víctimas de mordeduras de serpiente.

“Muerde pierna izquierda con hinchazón en extremidad inferior izquierda, 6:40 a. m.”, se lee en un mensaje de texto para Alexander Puerta, de 53 años, quien responde preguntas todo el día desde todo el país.

Los expertos exigen datos sobre la víctima y, si están disponibles, fotografías de la serpiente para identificar la especie.

La ONG hace preguntas que descartan falsas alarmas antes de activar su protocolo, en el que actúa de puente con las autoridades sanitarias, consulta a los médicos e identifica hospitales con antídoto.

Publicidad

Desplázate para continuar

Fernando Yanes, otro experto de Vivarium, dice que en 2022 la ONG recibió más de 700 llamadas.

“Nuestro sueño es poder pagar las pruebas, administrar el antídoto y seguir al paciente”, afirma Yanes, destacando que la ONG actualmente opera con poco dinero gracias a las aportaciones de sus miembros.

El antiveneno es caro

La pregunta más común es dónde encontrar el antídoto, producido por un solo laboratorio en Caracas y poco común en los hospitales públicos.

READ  Pokwang, el actor venezolano Fernando Carrillo será protagonista de un nuevo proyecto

Un kit de cinco viales en una farmacia puede costar hasta 500 dólares, y los casos más graves requieren dosis adicionales, una pesada carga financiera en un país con un salario mínimo de 4,50 dólares al mes.

Venezuela tiene alrededor de 200 especies de serpientes, de las cuales alrededor de una quinta parte son altamente venenosas.

No hay datos oficiales, pero estimaciones independientes dicen que cada año unas 10.000 personas son mordidas, de las cuales unas 60 mueren.

“Es un problema de salud pública porque Venezuela está entre los 10 a 15 países con mayor morbilidad y mortalidad por mordeduras de serpientes”, dice el herpetólogo Luis Fernando Navarrete, quien dirige el serpentario del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela.

La Organización Mundial de la Salud estima que 5,4 millones de personas son mordidas por serpientes cada año, causando entre 80.000 y 130.000 muertes, la mayoría de ellas en Asia, África y América Latina.

La escasez de antídotos «es un flagelo global», dice Puerta antes de dar un discurso en una reserva natural en Valencia, en el central estado de Carabobo, destacando que las serpientes son parte integral del equilibrio de los ecosistemas.

“Desafortunadamente, en nuestra cultura una serpiente buena es una serpiente muerta”, agregó Navarrete.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *